¿EXISTE UN SISTEMA DE PRODUCCIÓN SIN EXPLOTACIÓN?


Rogelio A. Careaga, Ph D.  Universidad de Stanford.

Hace unos días leí en ABC un comentario crítico de un lector sobre lo nefasto e injusto del capitalismo.  El comentarista no aclaró si se refería al capitalismo de épocas anteriores, al capitalismo actual en países desarrollados o en países en vías de desarrollo. Resulta difícil, por tanto, responder a la crítica del lector por carecer de precisión. Ya que la injusticia que se atribuye al capitalismo es, más bien, resultado de modos anteriores de producción y no del capitalismo per se.  En algunos países subsisten, en mayor o menor medida, modos de producción pre-capitalista que coexisten con el capitalismo. Al proceso de avance del sistema capitalista y desplazamiento de modos de producción precapitalistas se lo conoce como desarrollo económico. No pretendo hacer una apología ni una crítica del capitalismo, ya que innumerables autores se han ocupado de eso.

Entre los que han expuesto magistralmente las virtudes del capitalismo sobresalen Friedrich Hayek y Milton Friedman. Entre sus más famosos críticos sobresalen Carlos Marx y Lenin, quienes  señalaron las contradicciones inherentes del capitalismo y su eventual desplazamiento por el socialismo. No obstante, me parece interesante preguntar si algún sistema del pasado fue más justo

Una revista somera de sistemas de producción del pasado revela que en Grecia, cuna de la democracia, existió la forma más denigrante de explotación del hombre por el hombre, la esclavitud. En Roma, también existió la esclavitud. Viene a la mente la famosa rebelión de esclavos liderada por Spartacus. 

En la época feudal, los señores feudales explotaban a quienes vivían y trabajaban en sus tierras. El poder del señor no se limitaba al campo económico sino que abarcaba la vida social. En este sentido cabe recordar el derecho sobre las doncellas conocido como “ius primae noctis”. En dichas épocas, los dueños de tierras, de capital fijo y circulante explotaban a los trabajadores y se apoderaban de la mayor parte de lo producido.

Posteriormente, con el desarrollo industrial y la concentración de capital en manos privadas, se inicia otra forma de explotación, la del proletariado que trabaja en las fábricas y cuya única posesión es su fuerza de trabajo, a diferencia de los artesanos de épocas anteriores, dueños de sus instrumentos de trabajo.

Cabe recordar que la esclavitud persitió a traves del tiempo en varios lugares. En los estados del sur de los Estados Unidos, como también en el Brasil. En los Estados Unidos coexistió con el capitalismo industrial de los estados del Norte. Tanto en este país como en el Brasil, el sistema fue abolido recién en la segunda mitad del siglo XIX.  Es decir que la explotación del trabajador ha existido previamente al capitalismo. Sólo la forma ha variado. 

En otra entrega tocaré el tema de la evolución del capitalismo y de posibles alternativas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: