“Supermédica” ingresa a Salud en el mismo horario que le toca salir de Yacyretá


La Dra. Claudia Matto de Suehsner y Nicanor Duarte Frutos, titular de la EBY.

La Dra. Claudia Matto de Suehsner y Nicanor Duarte Frutos, titular de la EBY. Un acomodo especial, que tampoco cierra, ya que la hora de ingreso de la Dra. Claudia Matto de Suehsner en el Materno Infantil de Salud coincide con su horario de salida en la Entidad Binacional Yacyretá, donde se ubicó con la administración de Nicanor Duarte Frutos.Fuente: La Nación. NOTA: ASÍ MANEJA OSCAR  NICANOR LA PLATA DEL PUEBLO. PERO ÉL SE SOSTIENE EN EL CARGO PORQUE DICE QUE LO TIENE COMPRADO AL QUE TE QUEDI SRGUN NUESTRA FUENTE DE INFORMACIÓN

Luego de que se desman­telara el minihospital que tenía la Cámara de Diputados donde figura­ban varios profesionales de la Salud con jugosos salarios, los funcionarios pasaron a formar parte del Ministerio de Salud Pública como personal per­manente en el año 2019, este es el caso de Claudia Matto de Suehsner, quien hace consul­torio en el Materno Infantil de Fernando de la Mora.

La médica cirujana tiene un horario laboral de 15:00 hasta las 21.00 los lunes y martes; sin embargo, Matto también es funcionaria en la Entidad Binacional Yacyretá, donde debe cumplir horario de 7:00 a 15:00, de lunes a vier­nes; es decir, que inmediata­mente termina su labor en la hidroeléctrica y se “teletrans­porta” al Materno Infantil.

“La doctora está con noso­tros con traslado definitivo de la Cámara de Diputados desde el año 2019, cumple la función de médica profesio­nal sanitaria”, explicó Emma Martini, encargada de Recur­sos Humanos del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS). Manifestó que la profesional debe cum­plir 24 horas a la semana en Fernando de la Mora y cobra G. 7,5 millones mensuales.

Por otro lado, el encargado de Recursos Humanos de Yacyretá, Tomás González, manifestó a este medio que la doctora debe cumplir un hora­rio de 7:00 a 15:00, de lunes a viernes, en las oficinas de la binacional ubicada en la calle De la Residenta de Asunción. Es decir, que la “superdoctora” debe recorrer 10 kilómetros en un solo segundo para llegar al Materno Infantil a tiempo.

La única explicación posi­ble para esto es que Claudia Matto tenga superpoderes para ir kilómetros en segun­dos o que incumpla en alguna de las dos instituciones. “Ella está en el área de coordina­ción justamente en la parte de salud”, dijo González. Cabe destacar también que cada viernes la médica tiene que completar las 12 horas res­tantes en el Materno de Fer­nando de la Mora, desde las 19:00 hasta las 7:00 del día sábado, para así alcanzar su cuota de 24 horas semanales.

Una labor de por sí ya bastante difícil de llevar a cabo, teniendo en cuenta que son casi 20 horas de corrido entre el viernes y el sábado, con un intervalo de cuatro horas entre la EBY y el Hospital. De acuerdo con la nómina de funcionarios de la binacional, Matto ingresó el 28 de agosto del 2019, 22 días des­pués de integrar la cartera de Salud, según confirmó Martini.

De acuerdo con la liquidación de haberes del mes de enero en Yacyretá, Matto percibió G. 31.316.624, que se suma­ron a los G. 7,5 millones del MSPyBS; por lo tanto, recibió un total de G. 38.816.624. Ade­más de su salario base de G. 16.246.650, la doctora cobró en la EBY G. 2.948.767 por dedicación funcional, con­cepto que se otorga a aquellos empleados que están disponi­bles para trabajar fuera de sus horarios habituales.

Este caso es solo una muestra de las múltiples situaciones irregulares que suceden en la hidroeléctrica a cargo de Nica­nor Duarte Frutos, donde se reparten privilegiados cargos a allegados y amigos del titular, además de irrisorias bonifica­ciones y subsidios con justifi­caciones absurdas.

Senado notifica pedido de auditoría a la Ande

El Senado solicita a la Contraloría que audite también a la Ande.

La Cámara Alta encomendó realizar una auditoría a la Ande de modo de obtener documentación referente a la gestión de las binacionales, Itaipú y Yacyretá.

A través de la Resolución Nº 1978, la Cámara de Senado­res encomendó a la Contra­loría General de la República (CGR) a que realice una audi­toría a la Administración Nacional de Electricidad (Ande), esto en el marco de transparentar la gestión rea­lizada tanto en la Itaipú Bina­cional como en la Entidad Binacional Yacyretá (EBY).

En la resolución, el Senado insta a la Contraloría a llevar a cabo todas las acciones nece­sarias de modo a garantizar la transparencia y tener control sobre estas documentaciones, atendiendo la proximidad de la fecha de revisión del Anexo C del Tratado de Itaipú.

Otro de los motivos en los que se basan los legislado­res para realizar este pedido son las “necesidades urgen­tes de dar respuesta a la crisis sanitaria”. Es decir, el obje­tivo es obtener recursos de las hidroeléctricas para seguir enfrentando a la pandemia.

Los documentos que la Ande deberá proveer al órgano con­tralor son todos los relaciona­dos a la administración de las binacionales, “como repre­sentantes del Estado para­guayo”. Según explicaron, la información requerida será de suma importancia.

“El requerimiento a la Ande es a los efectos de que se remita toda la documentación que obra en dicha institución, referente a ambas binaciona­les, y que nos fuera a coadyu­var a poder realizar las audi­torías que se abrieron tanto a Yacyretá como Itaipú”, explicó el contralor, Camilo Benítez.

Cabe destacar que el Senado dio a la Contraloría un plazo de 60 días para culminar con la auditoría, pero desde la CGR creen que este tiempo será insuficiente para fini­quitar la evaluación de la ges­tión en las binacionales. Ade­más, existen dudas sobre la documentación que tiene la Ande sobre las binacionales por lo que el intento de cono­cer cómo se gastó la plata en Itaipú y Yacyretá, a través de la empresa estatal de electrici­dad, puede terminar en la nada.

“Estamos tratando de cumplir con el plazo que nos dio el Congreso, pero es muy corto. En honor a la verdad no sé si vamos a llegar a terminar en ese plazo”, comentó. Recor­demos que la Contraloría intentó iniciar un proceso de auditoría a ambas binaciona­les de modo de transparentar la utilización que se le da a los fondos socioambientales de ambas entidades.

Itaipú se negó rotunda­mente a abrir las puertas a la Contraloría, mientras que Yacyretá comenzó a proveer documentación a medias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: