Mala negociación en Itaipú significaría perder energía y recursos económicos


Pedro Ferreira

Pedro Ferreira, ingeniero.Una mala negociación entre Paraguay y Brasil de cara al 2023 –año en el que se cumplen 50 años de la entrada en vigor del Anexo C del Tratado de Itaipú– generará desventajas en varios aspectos, según señala el ingeniero Pedro Ferreira, ex titular de la ANDE. NOTA:  NO LE VEMOS AL GALLO PALOMA CON LOS QUILATES PARA SAXAR UN BUEN RESUKTADO EN LA NEGOCIACIÓN DEL ANEXI EN ITAIPU. ADEMÁS NO ES DEL PAERUDI COLORADO.

“Si se negocia mal podemos perder demasiado. Esto implica perder la oportunidad de tener una marca país a nivel mundial, desperdiciar la disponibilidad de energía renovable abundante para los jóvenes, no acceder al mercado eléctrico brasileño y ser excluidos de mejores beneficios económicos para el Paraguay”, comenta el experto.

“Si queremos completar un mal cuadro, veríamos una nueva generación de corruptos enriquecerse mientras nos venden la idea de que no había mejor opción”, apunta.

Por otra parte, se muestra optimista en el sentido de que el panorama actual ofrece un escenario perfecto. “Para mí lo más importante sería que gracias a esta revisión (del Tratado de Itaipú) logremos, tanto paraguayos como brasileños, prolongar para la siguiente generación el beneficio invalorable de alta disponibilidad de energía renovable”, apunta Ferreira.

Sostiene la tesis de que si la tarifa baja demasiado, “mucho de eso no se logrará”, ya que cree que existirá una década como máximo de disponibilidad energética y luego, habría una “suba por encima de los niveles actuales para poder tener nuevas fuentes de producción de energía”.

Si no se aprovecha la revisión del 2023, afirma que se perdería la oportunidad de “ser un ejemplo para el mundo, no solo de producción, sino también de uso de energía renovable”.

BENEFICIOS. El ex titular de la ANDE agrega que Paraguay obtendría una “marca país” si logra usar la energía renovable, no solo para venderla, ya que eso sería “invalorable”.

“Una buena propuesta para ambos países es interpretar correctamente el Anexo A y el Anexo C del Tratado de Itaipú. Ello conlleva incluir dentro de los gastos de explotación (y en la tarifa) las depreciaciones. Como las depreciaciones son reservas que no se convierten en flujo de egresos en forma inmediata, eso posibilita la creación de un fondo para que se amplíe la generación eléctrica renovable, fondeando obras como Corpus (proyecto hidroeléctrico entre Paraguay y Argentina) o generación solar que posibilitarán que los jóvenes disfruten de disponibilidad energética renovable”, manifiesta el ingeniero.

Ferreira considera que para tener en cuenta esta propuesta, no se requiere negociar en el ámbito diplomático, ya que surgirían temas ajenos al asunto principal. Recuerda que la mera mención de una fecha de revisión del Tratado “no implica llegar a un acuerdo, ni que el acuerdo lo ratifiquen ambos países”. También rememoró que tres años atrás, Yacyretá tuvo varias reversales que nunca se ratificaron.

Citó que hay tres ámbitos de negociación, como “el diplomático, que no llegaría a tiempo; el binacional para prever la aplicación del Anexo A, de fijación de normas de contabilidad, y del Anexo C, que no prevé una baja en la tarifa; y el tercero, de la ANDE y las políticas de creación de uso alternativo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: