Rechazo al juicio político enciende furia de vándalos


La residencia de la ANR que alberga a jóvenes estudiantes, Colorado Róga, fue atacada y quemada por los vándalos.FOTO:NÉSTOR SOTO  La residencia de la ANR que alberga a jóvenes estudiantes, Colorado Róga, fue atacada y quemada por los vándalos.FOTO:NÉSTOR SOTO

Lo que podría llamarse la crónica del incidente anunciado, finalmente se dio ayer tras el rechazo del pedido del juicio político a la dupla presidencial del Ejecu­tivo. Los manifestantes reac­cionaron realizando graves incidentes durante el enfren­tamiento con la Policía Nacio­nal en las inmediaciones del Congreso Nacional, que luego se extendió por el microcentro de Asunción y culminó con el ataque e incendio de la sede del Partido Colorado.

El incendio se inició en la sede de la Asociación Nacio­nal Republicana (ANR) en las intersecciones de las calles 25 de Mayo y Tacuary luego de que manifestantes rom­pieran y arrojaran objetos en contra del local partida­rio, conocido como Colorado Róga, que sirve de albergue para los estudiantes y jóve­nes trabajadores de esca­sos recursos que vienen del interior del país. De acuerdo a informaciones, al momento del ataque estaban 10 muje­res y 10 varones dentro de la residencia, entre ellos había persona con discapacidad que fueron rápidamente eva­cuados.

Varios incidentes se registraron nuevamente entre policías y vándalos.FOTO:NÉSTOR SOTO  Varios incidentes se registraron nuevamente entre policías y vándalos.FOTO:NÉSTOR SOTO

LLANTO Y SÚPLICA

Una de las estudiantes que llegan desde el interior del país para trabajar y estu­diar, Carmen Martínez, relató cómo actuaron algu­nos manifestantes. Incluso asegura que al pedirles que no quemen el lugar se opu­sieron. Unos 20 jóvenes se encontraban en la sede par­tidaria. “Lloramos y supli­camos para que no quemen el lugar, para que no quemen nuestras cosas; ellos decían que no les importaba nada y que igual iban a quemar”, relató al canal GEN.

Además, mencionó que no contentos con causar los des­trozos en las primeras ins­talaciones, subieron hasta el tercer piso para causar mayo­res destrozos. Los estudian­tes se encuentran en el 5º y 6º pisos, según mencionó la joven, pero quienes iniciaban los incendios solo buscaban seguir destruyendo.

Antes de que comience el incendio en la sede partida­ria, varias personas lograron captar en video a un civil dis­parando aparentemente un arma de fuego hacia los mani­festantes. Tras el incendio, agentes de la Policía Nacio­nal lograron dispersar a los vándalos, pero los incidentes continuaron en el microcen­tro de la capital.

Este es uno de los vehículos que los salvajes incendiaron en las inmediaciones
del Congreso.FOTO:EDUARDO VELÁZQUEZ  Este es uno de los vehículos que los salvajes incendiaron en las inmediaciones del Congreso.FOTO:EDUARDO VELÁZQUEZ

También se registraron des­trozos principalmente en la sede de la Comandancia Nacional, en donde las ven­tanas de la oficina de Rela­ciones Públicas fueron en su mayoría quebradas durante los hechos de violencia. Al igual que la sede del Minis­terio Público, ubicada sobre las calles Eduardo V. Haedo y Chile.

El despliegue de seguri­dad continuó con un gran número de efectivos policia­les en comparación con la pri­mera manifestación que se desarrolló en Asunción, oca­sión en que se vieron sobrepa­sados y acudieron a realizar un llamado de paz mediante el uso de pañuelos blancos. Nuevamente los agentes acudieron al uso de los balines de goma para dispersar a los manifestantes que lanzaron petardos contra el vallado perimetral.

PIDEN CABEZA DEL COMANDANTE

El titular de la ANR, Pedro Alliana, dijo que muchas veces le pidieron el resguardo de la sede partidaria, porque sabían que podrían venir estas agresiones, que ya se vie­ron día atrás, pero el coman­dante Francisco Resquín hizo caso omiso a ese pedido, por lo que él como titular de la ANR hizo un descargo durante una entrevista por canal GEN y dijo que personalmente pide su destitución.

“Lamentamos el mal manejo del comandante de la Policía, en estas cues­tiones de las manifestacio­nes que se vinieron dando. Más todavía al atropello de la Junta de Gobierno. Yo personalmente como pre­sidente del Partido Colo­rado, sí pido su destitución, aún no tuve la oportunidad, más allá de las conversacio­nes de un grupo de What­sapp, donde algunos incluso expresaron la renuncia del ministro del Interior y del comandante. Pero yo, como presidente, puedo decir que no puede seguir como comandante, una persona que hizo caso omiso las veces que hemos pedido el resguardo”, comentó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: