DIVIDE ET IMPERA: LA POLÍTICA EXTERIOR DE RUSIA.


Por Rogelio A. Careaga, Ph.D. por la Universidad de Stanford.

Divide et impera ha sido la estrategia utilizada desde antaño por las potencias europeas para debilitar las alianzas entre países y la unidad de los ciudadanos de una nación. Dicha práctica sigue vigente en la actualidad. En efecto, crear división es el modus operandi de Rusia para debilitar y dividir a la Unión Europea (UE) y a los países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). 

Después de la disolución de la Unión Soviética, algunos países europeos se incorporaron a dicha organización. Para Rusia, la expansión de la OTAN es una amenaza a su seguridad. Pero para los nuevos países miembros su incorporación representa una seguridad contra la ambición expansionista de Rusia. Pues, el artículo 5to. de seguridad colectiva del Tratado establece que el ataque a cualquier país miembro es considerado como ataque a todos ellos. Por ejemplo, es razonable suponer que si Ucrania hubiese sido miembro de la OTAN, Rusia no se hubiese aventurado a violar su integridad territorial, a anexar la península de Crimea y a lanzar ataques contra la parte este del territorio de dicho país.

Como Estados Unidos, debido a su poder económico y militar, es el país clave de la OTAN. El triunfo de Trump en las elecciones del año 2016, fue favorable a los designios de Putin, que parece haber cultivado una extraña relación con Donald Trump, antes de que éste llegará a ser presidente. Trump había creado un clima de tensión entre Estados Unidos y los principales países miembros de la OTAN y llegó a cuestionar si los grandes países estarían dispuestos a ir a la guerra en defensa de un pequeño país miembro. Al sembrar discordia y cuestionar un artículo clave del Tratado, Trump actuaba como instrumento al servicio de la política exterior de Rusia.

En cuanto a la Unión Europea, esta organización ha quedado debilitada con el retiro del Reino Unido. No sabemos si hubo o no hubo injerencia de Rusia en la campaña a favor del Brexit, aunque no sería sorprendente que haya habido algún tipo de apoyo a quienes impulsaban dicha separación.  Resulta llamativo, por ejemplo, que el líder británico del Brexit-Party, Nigel Farage, haya viajado a los Estados Unidos a para apoyar a Trump en su campaña para  ser reelecto. Es importante resaltar que Putin dio apoyo a Trump tanto en la campaña del 2016 como en la del 2020. Es igualmente llamativo que, según una publicación en un prestigioso diario de Estados Unidos, el  FBI lo tenía a Farage en su mira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: