Remiten informe sobre actuación fiscal y la del juez en caso Imedic


Mirko Valinotti, juez y Osmar Legal, fiscal.  Mirko Valinotti, juez y Osmar Legal, fiscal.El juez de Delitos Eco­nómicos Humberto Otazú remitió un informe al Jurado de Enjui­ciamiento de Magistrados (JEM), que en la sesión pasada solicitó copias del expediente judicial caratu­lado “Justo Ferreira sobre contrabando”, donde se analizará la actuación del magistrado Mirko Vali­notti, quien interinó a su colega Otazú y concedió el arresto domiciliario a Justo Ferreira, accionista de la firma Imedic SA y a su hija Patricia, presidenta de la referida empresa. Ambos están procesados penal­mente por contrabando, asociación criminal y pro­ducción de documentos no auténticos. NOTA: EL CLAN DE JUSTO FERREIRA DEBE SER FRENADO. EL PUEBLO SALE MUY GOLPEADO CON EMPRESARIOS QUE PISAN A LA LEY. NUESTROS FISCALES Y JUECES NO PATEAN DEL LADO BUENO. ESTE CLAN DEBE SER DESTRUIDO EN SUS TRAPISONDAS.

Días atrás, el JEM pidió copias al agente fiscal Osmar Legal de la carpeta de investigación en la que están imputados Ferreira y su hija. Igualmente, el representante fiscal ten­drá que remitir el informe correspondiente sobre todas las actuaciones que realizó en el presente caso.

Una vez que la asesoría jurí­dica del Jurado de Enjui­ciamiento de Magistrados tenga la carpeta fiscal y el expediente judicial, se ana­lizará y, en caso de existir irregularidad del juez como del fiscal, ambos se expo­nen a un enjuiciamiento y la suspensión en sus fun­ciones.

En el presente proceso penal llama la atención la actuación del fiscal Legal debido a que imputó a Justo Ferreira y a su hija Patricia, pero no solicitó la orden de detención de los imputados, por lo que estos comenza­ron a presentar varias chi­canas para evitar some­terse al proceso penal.

En tanto, se duda de la actuación del magistrado Valinotti en vista de que este estaba interinando a su colega Humberto Otazú y fijó la audiencia de impo­sición de medidas con abso­luta celeridad y, a su vez, con el privilegio de reali­zar la diligencia judicial vía telemática, ahorrando que el clan Ferreira pise los pasillos del Poder Judicial. También otro hecho irre­gular es que Valinotti no tuvo en cuenta las chica­nas que presentó Ferreira para evitar someterse a la Justicia.

El accionista de la firma Imedic SA, Justo Ferreira, y su hija Patricia están impu­tados por contrabando, pro­ducción de documentos no auténticos y asociación cri­minal tras la fallida compra de insumos médicos para el Ministerio de Salud Pública en el marco de la pandemia por el covid-19.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: