Padre de víctima teme que “Justicia prostituida” beneficie a Papo Morales


Dolor. Robert Marín contempla la foto en vida de su hijo que llevaba su mismo nombre   Robert Marín contempla la foto en vida de su hijo que llevaba su mismo nombre, por cuyo caso exige justicia. Robert Marín afirma que no descansará hasta que condenen al que mató a su hijo. Pide firmeza a los intervinientes y una condena ejemplar para el principal sospechoso del luctuoso hecho. NOTA: MARIN ACUSA COMO UN HECHO. PERO SOLO LA JUSTICIA DIRÁ. POR ESO ES TRISTE COMPROBAR QUE YA NO SE CONFÍA EN ELLA. ES EVIDENTE QUE A LA MAYORÍA DE LOS ACTORES SOLO LES INTERESA ARMARSE EN BREVE TIEMPO SIN IMPORTARLES EL DOLOR QUE SIEMPRE CAUSAN.NO PODEMOS AFIRMAR QUIEN ES EL AUTOR DE HOMICIDIO. PERO TAMPOCO NOS CONVENCE NUESTRA JUSTICIA. ESTO PRODUCE EN LA GENTE COMÚN UN CAOS ESPIRITUAL DE SENTIRSE DESAMPARADOS. ES LA GRAN REALIDAD PENOSA DE LOS QUE VIVEN EN EL PARAGUAY. SI NO PONEMOS EMPEÑO EN EL MEJORAMIENTO DE NUESTRA JUSTICIA NO SALDREMOS DEL POZO.

El próximo 19 de diciembre Robert Fabián Marín hubiera cumplido 24 años y para ello ya estaba preparando un festejo acorde con los tiempos que estamos viviendo, pero el encuentro para celebrar su cumpleaños, que tanto le gustaba, no podrá darse ya que el joven fue asesinado a sangre fría el pasado 23 de noviembre.

Sus familiares realizan varias movilizaciones pidiendo justicia y castigo para el principal sospechoso del crimen, Gregorio Papo Morales Macchi.

“Estamos todavía consternados y con mucho dolor. Tratando de sobrellevar. Seguramente cuando se haga justicia vamos a estar un poco más tranquilos, pero eso ya no nos va a devolver la vida de mi querido hijo”, expresó Robert Marín, padre del joven fallecido, que recibió a ÚH en su casa y expresó el dolor de un padre y su temor que el caso quede impune.

Robert Marín se refiere a las supuestas influencias que tiene Morales en la Justicia y teme que esto pueda llevar a que no se tenga un castigo ejemplar en el caso.

“(Papo) está gozando de privilegios; queremos que se haga justicia”, expresó el hombre, que afirma que no tendrá paz hasta que el que mató al joven tenga la pena máxima.

Marín se refirió al lugar de reclusión de Morales, que aún no pasó a la cárcel de Tacumbú, como la había ordenado el juez de la causa, y sigue recluido en la sede policial de Investigación de Delitos.

“Me dijeron que va a estar diez días más ahí por problemas de salud. Para tirar del gatillo y luego huir en su camioneta, estaba bien”, indicó para luego agregar. “Es evidente que tiene contactos y poder económico. Como la Justicia está prostituida y se maneja a platazo limpio, puede ser beneficiado”, sentenció.

AMIGUERO. Fabián, como conocían entre sus allegados al joven fallecido, fue criado por su padre junto a sus abuelos, ante la ausencia de su madre.

Era conocido por sus vecinos por su lealtad con los amigos, que para honrar su memoria están organizando varias manifestaciones para pedir justicia en el caso.

Para sus seres queridos, una de las cosas que más causó dolor fue la versión dada por los abogados de Morales, que el crimen se habría cometido por un trasfondo ligado a la comercialización de drogas.

“Ya me sacaron mi hijo y ahora quieren embarrar su buen nombre. No voy a permitir y voy a pedir justicia incansablemente“, concluyó.

Para este jueves, los amigos de Fabián preparan una caravana por la Costanera y pegatina de afiches por el microcentro de Asunción. El encuentro está pautado para las 19:00.

En Investigación de Delitos
Gregorio Papo Morales debería estar recluido en la Penitenciaría de Tacumbú, luego de que el juez Raúl Florentín decretara que cumpla con la prisión preventiva tras su imputación por homicidio doloso.
De acuerdo con las versiones que manejan los intervinientes, Papo sigue en la sede policial porque se encuentra aquejado de problemas de salud.
El hombre, un día después de ser detenido por la Policía, fue internado en un centro asistencial por un cuadro de deshidratación y problemas derivados de la diabetes y otras enfermedades que padece desde hace tiempo, según informaron sus abogados.
Por su parte, su pareja, Cynthia Burgos, que también está vinculada al caso, ya fue derivada al centro penitenciario Casa del Buen Pastor.
La pareja fue detenida en un motel de Itá Enramada, el pasado martes 24 de noviembre, un día después del crimen de Robert Fabián Marín, por el que están procesados.
Cámaras de circuito cerrado captaron el momento en que Morales, supuestamente, salía del automóvil donde Marín recibió los disparos que acabaron con su vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: