LAS PROXIMAS ELECCIONES EN EE.UU. Y ALGUNAS CONSIDERACIONES


Escribe Rogelio Careaga, PHD por la universidad de Stanford

Las razones expuestas por Andrés Openheimer en su artículo publicado en ABC del día martes, 20 de octubre del corriente año, titulado Razones para Sacar a Trump de la Casa Blanca, se sustentan en los hechos, en la realidad que el pueblo americano viene observando desde antes de la elección de Trump.

Mucho antes  de lanzar su candidatura trató de atraer la atención de los medios de comunicación y de ganarse la simpatía de los racistas y neonazis. En efecto, su campaña comienza con la rídicula afirmación de Obama era un presidente ilegítimo porque no había nacido en los Estados Unidos. Fue su primera gran mentira. A pesar del dinero que gastó para hacer creer que tenía razón, no pudo hacerlo.

Trump es un enfermo mental, y esto no lo digo yo, es el diagnóstico de sus sobrina que es psicóloga profesional. Tanto en entrevistas en televisión como en su reciente libro, Too Much and Never Enough: How my Family Created the World’s Most Dangerous Man, la doctora Mary L.Trump pone en alerta a sus televidentes y lectores sobre el peligro que representa la reelección de Trump. 

Pero no es necesario ser psicólogo profesional para darse cuenta de que padece de narcisismo in extremis. Es incapaz de reconocer que ha cometido error alguno, por insignificante que sea. Lo único que le importa es dominar a quienes lo rodean y asegurarse de su lealtad incondicional.

Le gusta que se le alabe y cante loas a todo lo que hace. No tolera discrepancia con su opinión. Ha despedido a varios ministros. personas de gran reputación nacional, entre ellos al de defensa, al de relaciones exteriores, al de seguridad nacional, al director del FBI, a sus consejeros de seguridad nacional y a todos aquellos que no se prestaban a seguirle la corriente cuando su decisión iba a ocasionar daño al país.

Ha echado a su ministro de justicia, un senador sureño de nombre Sessions, quien fué uno de los primeros que le apoyó al inició de su campaña para la presidencia. Lo despidió porque se recusó de participar como jefe  de la investigación sobre la interferencia de Rusia en la campaña política para ayudar a Trump. Sessions había prometido cuando compareció ante el Senado para ser confirmado como ministro de justicia que se recusaría. Lo reemplazó con un ministro de justicia que actúa no cómo tal sino como instrumento dócil de Trump. 

Trump es capaz de scrificar a multitudes si eso es necesario para ser reelecto. Es lo que está haciendo ahora. Recorre varios estados donde realiza sus mitínes donde se aglomeran miles de personas que le siguen ciegamente, sin tomar ninguna precaución para evitar contagiarse y propagar el Corona virus. 

Aunque a nivel nacional trata de comportarse como si fuese rey, su conducta con respecto a Rusia llama poderosamente la atención. Tanto es así que gran parte de la población lo consideran servil a Putin. Hay quienes sospechan que fué Putin quién lo salvó de ir a la quiebra. Y se acaba de descubrir que  debe personalmente 450 millones de dólares, aunque no se sabe a quién o a quienes. Lo que se sospecha es que el Deutsche Bank ha servido de conducto de dinero proveniente de los llamados oligarcas rusos que responden a los deseos de Putin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: