Firma de Cacavelos se adjudicó cerca de G. 50 mil millones en licitaciones


Guillermo Duarte Cacavelos.  Guillermo Duarte Cacavelos. Mediáticamente se lo conoce como un influyente abogado, lo que no se sabía es que en la última década se favoreció con jugosas licitaciones públicas a través de empresa que acapara contratos en la Ande y la Copaco. Una de sus mayores adjudicaciones, equivalente a G. 12.392 millones, fue de la mano de su suegro, Dionisio Heisele, cuando este era presidente de la Ande. NOTA: HEISELE YA FUE PROCESADO. PERO NO GUARDA PRISIÓN. ESTE ABOGADO CON BOCA DE PACÚ NO LEE LEYES NI POR ASOMO PERO TIENE LA INTUICIÓN  DE SABER EL PRECIO DE CADA CUAL PARA GANAR. DE MANTENERSE EL PODER JUDICIAL HABIDO  DE LOS VERDES NO HABRÁ JUSICIA.

Cuando en el 2010 se inició como socio de la Compañía de Mate­riales de la Construcción SA, el abogado-empresario y polí­tico Guillermo Duarte Caca­velos ya sabía que el negocio era grande, capaz impulsado por su suegro Carlos Dionisio Heisele Sosa, ex presidente de la Administración Nacional de Electricidad (Ande). En la última década, se adjudicó G. 49.890 millones en licitacio­nes del Estado. Además, está peleando por una adjudicación vía consorcio por G. 118.656 millones que fue anulada por sobreprecios y varias irregu­laridades denunciadas.

Al estilo del clan Ferreira, la empresa en la que es accionista el abogado puja en varias lici­taciones a través de un par de consorcios facturando millo­nes. Uno es el consorcio Ypané III y el otro es Sol Paraguayo.

Esta última licitación, en la que está CMC SA incluida en el consorcio Ypané III, ya estaba a punto de ejecutarse la adjudicación para todas las empresas. Sin embargo, saltó una publicación perio­dística de una denuncia pre­sentada por el Sindicato de Trabajadores de la Ande, que indicaba la sobrefacturación de los precios de los postes de hormigón armado.

En dicha licitación se infla­ron doblemente los precios por unidad de los menciona­dos postes. Para dar un ejem­plo, un poste que cuesta en el rubro 650 mil guaraníes, las empresas iban a vender por 1.700.000 guaraníes.

EN FAMILIA. Contrato que había firmado el ex presidente de la Ande, Carlos Heisele, con el consorcio que integra empresa de su yerno Guillermo Duarte.  EN FAMILIA. Contrato que había firmado el ex presidente de la Ande, Carlos Heisele, con el consorcio que integra empresa de su yerno Guillermo Duarte.

FACTURACIONES EN LA ANDE

Al poco tiempo de hacerse socio de la empresa CMC SA, ya se alzó con un millonario contrato de G. 9.477 millones con la Ande para la provisión de postes de hormigón armado en el 2011.

Llega junio del 2012, asume como presidente de la Ande Carlos Heisele, suegro de Duarte Cacavelos. Ese año, la empresa en la que este último es socio ganó, a través del Con­sorcio Sol Paraguayo, la mayor adjudicación de G. 12.392 millones para provisión de postes de hormigón armado. El contrato se firmó en setiem­bre de ese año y como repre­sentante del consorcio aparece Ángel María Recalde.

En el 2016, también figura una adjudicación de G. 12.615 millones a favor del consorcio Sol Paraguayo a la que perte­nece la firma de Duarte Caca­velos, para la provisión de postes de hormigón armado para el ente eléctrico.

Este 2020, como parte del consorcio Ypané III, nuevamente se iban a alzar con un contrato que asciende a G. 118.656 millones de provisión de postes de hor­migón armado también para la Ande, a un plazo de tres años.

EN COPACO

En la Copaco, la Compañía de Materiales de Construcción SA ganó contrato de G. 3.066 millones. Evidentemente fue­ron menores los negocios que se fueron dando con la Compañía Paraguaya de Comunicaciones (Copaco), también con la provi­sión de postes de cemento.

En el 2012, la Contraloría General de la República ha encontrado una serie de irregularidades que afectan a la mencionada compañía tras la protesta presentada por otros proveedores del Estado, según nota número 81 del 9 de febrero del 2012, firmada por el ex contralor Rubén Velázquez.

Entre las irregularidades encontradas por la Contra­loría en cuanto a la mencio­nada empresa, se encuentran el incumplimiento de los crite­rios financieros y el incumpli­miento de los requerimientos de la capacidad de produc­ción. Es decir, se sospechaba de la capacidad financiera de la mencionada compañía.

En el 2014, también se observa una sanción por parte de la Contraloría General de la República por incumpli­miento según se observa en el acta número 88033 de fecha 10 de octubre del 2014.

El incumplimiento obedece a que dicha firma no ha demos­trado ser propietaria del inmueble en que se encuen­tra asentada. Según dicha acta, la empresa se encon­traba en infracción por decla­ración jurada informativa (Hechauka), conteniendo en su detalle datos inexactos detectados por la administra­ción tributaria.

Según el historial de adjudica­ciones que registra Contrata­ciones Públicas, la empresa de Duarte Cacavelos (CMC SA) de manera independiente y unida a consorcio entre el 2011 y el 2019 se favoreció con G. 49.890 millones en licitacio­nes de Ande y Copaco.

SEPA MÁS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: