Juan Planás peleó contra un monstruo de la Justicia y ganó


Ramón González Daher.

Ramón González Daher. El empresario Juan Eugenio Planás Gómez es la única víctima de Ramón González Daher que hasta el momento pudo ganar al dirigente deportivo en un juicio oral. Planás asegura que su proceso “estuvo cargado” de vicios desde el vamos. Denunció que en todo momento fueron amenazados sus defensores, que renunciaban. Los abogados defensores de Planás recibían amenazas de cancelarles sus matrículas.  El Tribunal de Apelaciones ratifica el embargo y la inhibición de Ramón y su hijo Fernando. NOTA: QUE PODRIDA ESTABA NUESTRA JUSTICIA, LA MISMA QUE BLANQUEÓ EL PAGO DE HELICOPTEROS DE FILIZZOLA Y DESIREE QUE NUNCA VOLARON- AHORA APENAS SE ESTÁ LIMPIANDO. PERO ES TANTA LA ROÑA QUE FALTA 88 PARA 100-

Desde que inició su causa en el año 2010 su proceso estuvo “cargado de vicios”, que incluso en más de una ocasión lo dejó sin abogados defensores por las amenazas que recibían. A lo largo de su proceso se llevaron a cabo varias recusaciones, amedrentamientos, presiones y hasta intentos de desacreditar evidencias.

“Yo estaba preocupado porque iba por pelear contra un monstruo que maneja el sistema judicial”, expresó Planás acerca de su disputa en un juicio con Ramón, hermano de Óscar González Daher, ex senador colorado y ex presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), considerado en su momento como uno de los políticos con mayores influencias en el sistema judicial, que manejaba una red de fiscales y jueces.

RGD entregó importantes sumas de dinero en concepto de préstamos a Planás, quien había contactado por medio de un socio comercial en la firma Emprendimientos y Bussines SA.

Después de este primer préstamo se realizaron otros, siempre con la misma operación. Pero, debido a un problema financiero en la firma, decidieron llamar a una convocatoria de acreedores, del que Ramón formó parte.

“Cuando se da cuenta que va a tener que esperar para cobrar, me amenaza y me denuncia por estafa en la Fiscalía de Luque y yo me enteré solamente porque tenía un conocido trabajando ahí, nadie me notificó nunca”, precisó.

Lea más: “En 20 años, RGD promovió al menos una denuncia por estafa cada 13 días”

La causa era atendida primeramente por la fiscala Carolina Bernal, pero fue recusada por ser cercana a OGD. Luego confirmaron a la agente Claudia Penayo, a quien también recusaron en varias ocasiones por su amistad con Óscar, pero era confirmada nuevamente en la causa.

“Peor fue el remedio que la enfermedad”, recordó Planás sobre la designación de Penayo, quien lo imputó pese a que había una convocatoria de acreedores.

El encausado también dijo que acercó varias pruebas, como copias de cheques y extractos bancarios a la fiscala para que adjunte a la carpeta fiscal, pero la fiscala no hizo caso.

“Jamás averiguó nada, porque su lógica era solamente imputarme y llevarme ya a juicio oral y apretarme ya de ese lado, tipo ‘sabes quién es González Daher, el dueño del Poder Judicial y a mí nadie me va joder” indicó Planás.

Antes de los seis meses de investigación, la fiscala acusó a Planás y el día de la audiencia preliminar el encausado se dio cuenta de que “en la carpeta fiscal no había ninguna prueba que le lleve, nada. No existían mis pruebas. Además, para la audiencia ya tuve que cambiar de abogado por la presión que recibía. Me sentía que estaba solo en el desierto. A todos mis abogados le amenazaban con cancelarles la matrícula y me dejaban”, dijo.

“Antes de iniciar la audiencia, el juez era Pedro Mayor Martínez. Mi abogado pide la palabra y dice que la querella está presentada fuera de plazo, lo que el juez verifica, y a la persona que firmó el acuse de recibido nadie la conocía. Por eso se suspende la audiencia y pasa para otro día. El juez no se animó a tanto, como rechazarla, porque en ese momento estaba concursando para camarista y el CM y el JEM debían estudiar eso, es decir, Óscar González Daher. Para la próxima fecha ya estaba otro juez y Martínez ya era camarista”, relató Planás.

“Me sentía que estaba solo en el desierto. A todos mis abogados les amenazaban con cancelarles la matrícula y me dejaban”

Las cifras

Ya suma 507 querellas
El Ministerio Público atendió al menos 507 denuncias por estafa realizadas por el dirigente deportivo Ramón González Daher desde el 2001 hasta junio del 2020, contra personas que recurrían a él solicitando préstamos y terminaron ante la Justicia.

Una cada 13 días
Durante los últimos 20 años, el ex presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) promovió al menos una denuncia por estafa cada 13 días, por lo que los afectados aseguran que RGD usaba un esquema de apriete en complicidad con jueces y fiscales.

Posee 54 inmuebles
Ramón González Daher cuenta con 54 inmuebles a su nombre, mientras que su hijo, Fernando González Karjallo, posee 87 bienes inmobiliarios. González Karjallo también cuenta con diez vehículos de alta gama, entre camiones y camionetas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: