Contagios comunitarios aumentan por frágiles controles en fronteras


Precario.  En la frontera seca  Precario. En la frontera seca, todo el cerco militar se vuelve insuficiente.  Camioneros que ingresan al país –ya van dos que dieron positivo al Covid– y no cumplen cuarentena. Fronteras permeables, tanto en Pedro Juan Caballero como en Ciudad del Este, donde el cruce irregular o clandestino de personas y de mercaderías sigue campante. SÚBITO. Camionero chileno infectó a tres en Central y en Alto Paraná se dieron 12 casos locales en la última semana. NOTA: LOS COIMEROS SON CAPACES DE MATAR A LA MADRE POR PLATA. LA COIMA ES ENDÉMICA EN NUESTRO PAÍS.

Los frágiles controles fronterizos, pese al cierre de los principales puestos de ingreso al país, favorecen a que se disparen los casos locales, fuera de los albergues.

Los contagios comunitarios, aquellos que se dan por contactos y los sin nexo, pasaron de 25 casos del 1 al 20 de mayo a 46 ayer.

Esto significa que en una semana se produjeron 21 contagios locales a nivel país. De los cuales, 12 se dieron en Alto Paraná (Ciudad del Este, Minga Guasu y Hernandarias); seis en Central (Capiatá, San Lorenzo y Mariano Roque Alonso) y tres en Asunción, según datos desagregados que difunde el Ministerio de Salud Pública (MSP).

El Dr. Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud, reveló a NPY (Noticias Paraguay) que hasta el momento dos camioneros resultaron positivo: un compatriota que vino de São Paulo (Brasil) y un chileno, proveniente de Santiago de Chile. Este último se encuentra desde el pasado lunes en estado crítico bajo cuidados intensivos en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram).

Ayer se confirmaron que tres personas que resultaron positivos en Central tuvieron contacto con el señalado camionero, quien habría incumplido el protocolo específico de guardar cuarentena antes de ingresar al país y aprovechó fragilidades en el puesto de frontera.

“Esto va a explotar en cualquier momento”, alertó la Dra. Graciela Russomando, coordinadora del Laboratorio del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa).

Dijo que las personas contagiadas tienen “altísima carga viral”.

Sequera anunció que trasladarán toda la “tropa” de la dirección a su cargo para reforzar los controles fronterizos, debido a las grietas identificadas. “Ahora, con esto de los camiones, la semana que viene preferimos ir a puntos de entrada relacionados con Brasil: Ciudad del Este, Pedro Juan Caballero, Salto del Guairá. Ahí vamos a poner todas las fichas de vigilancia”, manifestó.

En la víspera, de 16 casos positivos -de un total de 665 muestras- 11 fueron contagios locales: nueve contactos y dos sin nexo. El resto viene del exterior, con lo que trepó la cifra de confirmados a 900.

FRONTERA PELIGROSA

El Dr. Carlos Torras, coordinador de Albergues del Alto Paraná, reveló a ÚH que el contrabando de mercaderías como el cruce irregular de personas siguen vigentes: un promedio de 30 personas al día son detenidas tras cruzar el río y son derivadas a algunos de los albergues para guardar cuarentena.

¿Se puede controlar a los paseros? “No digo que sea imposible, pero sí bastante difícil. La Marina está agarrando a 30 personas por día aproximadamente. Son los paseros que están haciendo contrabando; se les imputa y luego pasan a los albergues”, refirió Torras.

Lo bueno –dice– es que en Foz de Yguazú se tienen las mismas características de Paraguay con escasa cantidad de contagiados y de muertes. Pero -señala Torras- hay mucha gente que viene de São Paulo y cruza así la frontera sin control.

“De esos paseros, si es que tienen contacto con gente o si aparte de hacer el paso de mercaderías, hacen paso de personas; son las mismas que no quisieron esperar en el Puente de la Amistad. Entonces, esperan algunas de las barcazas para cruzar el río. Esas son las personas peligrosas porque no van a los albergues”, advirtió.

Según los cálculos y el árbol epidemiológico que se hizo es que el paciente 1 trabajaba en contrabando y otro era un comerciante que recibió un camión brasileño.

“De ahí que se presume que los contagios vienen de los paseros y de los camioneros”, apuntó Torras.

Alto Paraná, en efecto, ayer registró 8 casos positivos, todos contagios locales: seis por contacto y dos sin nexo, según reportó Wilson Ferreira, corresponsal de ÚH.

Por lo demás, la invisible frontera entre Pedro Juan Caballero y Ponta Porã no deja de poner a prueba a los efectivos de las Fuerzas Armadas, destacados en ese punto.

A diario, especialmente en horas de la noche y la madrugada, las personas cruzan de forma clandestina de un lado de la frontera a otra. Es más, muchos tienen negocios del otro lado de la frontera, por lo que forzosamente se ven empujados a cruzar. Una peluquera brasileña, residente en Pedro Juan, trabaja en el lado brasileño. Se contagió allí y ahora guarda “cuarentena domiciliaria” con otros cuatro miembros de su familia.

Las cifras

900 casos de Covid-19 sumaron ayer con 16 positivos reportados, de los cuales 11 fueron por contagios comunitarios.

132 infectados por el nuevo coronavirus se reportaron en Alto Paraná, donde ayer se registraron 8 casos locales.

21 contagios comunitarios se produjeron, de forma brusca, durante la última semana a nivel país.

La gente pasa al lado brasileño en bote, realiza contrabando y se maneja en clandestinidad. Ahí existe riesgo de contagio. Dr. Carlos Torras, coordinador de Albergues de Alto Paraná.

Burló vigilancia de Bs. As. al barrio Pelopincho
Una joven ingresó de forma irregular al país el lunes último, desde la frontera con Clorinda. El caso se supo luego de que un funcionario de la Dirección de Aseo Urbano de la Municipalidad de Asunción comentara como un hecho anecdótico a sus compañeros cómo trajo a su familiar de la frontera. “La persona que vino de Argentina, tengo entendido, provino de Buenos Aires y fue a parar al barrio Pelopincho”, relató la Dra. Irma Peña, jefa de Servicios Asistenciales del Policlínico, quien tiene a su cargo el protocolo de contingencia Covid-19 en la Comuna capitalina. “Ingresó el lunes de noche y al otro día a la mañana, máximo a las 8.00, la llevaron al albergue porque los mismos vecinos hicieron la denuncia. Sabían que ella estaba en Buenos Aires”, aseguró.
Ambos fueron trasladados a un albergue de la Secretaría Nacional de Deportes, así como otros seis funcionarios de Aseo Urbano, a la espera de los resultados del test de Covid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: