EL PAGO MÍNIMO MENSUAL DE LAS TARJETAS DE CRÉDITO: CADENA QUE APRISIONA A SUS USUARIOS.


Por Rogelio A. Careaga, Ph.D. por la Universidad de stanford 

La usura que a través de las tarjetas enriquece a unos pocos, convierte en esclavos a profesionales que no tienen ingresos regulares y  a la gente que vive de sus sueldos y jornales. Estas víctimas de los bancos y financieras usureras no pueden salir de las deudas contraídas con las tarjetas.

Primero porque los intereses son elevadísimos, segundo porque si se atrasan en sus pagos les aplican severas multas. Además, deben pagar honorarios para poseer las tarjetas. Pero el ardid de las financieras y bancos para mantener esclavizadas a las incautas víctimas, es el bajo pago mínimo mensual.

  Si no no se cancela totalmente lo adeudado en fecha de vencimiento, los elevadísimos intereses se siguen acumulando sobre el saldo. Después de pagar el monto mínimo, el portador puede volver a contraer nueva deuda hasta el tope de la línea de crédito que permite su tarjeta, y como casi siempre lo hace, nunca puede salir de su deuda.

Si deja de pagar, su nombre y datos pasan a figurar en Inforcom. A partir de ahí le resulta difícil, si no imposible, obtener crédito. Y para colmo de males le resulta difícil conseguir trabajo. Una de la razones por la que los bancos y financieras quieren que se elimine el tope de interés que pueden cobrar es que cuanto más alto son los intereses, más riesgo pueden asumir y dar tarjetas a quienes normalmente no serían sujetos de crédito.

Así distribuyen el riesgo entre buenos y puntuales pagadores y los no tan buenos. En efecto, al poder cobrar intereses más elevados que lo estipulado por la ley a quienes por su solvencia e ingresos son merecedores de crédito, los bancos y financieras les transfieren parte del riesgo.

Esa transferencia y distribución del riesgo, les permite emitir tarjetas a personas menos pudientes. Pues, las altas tasas de interés  compensan las pérdidas que puedan resultar. Es importante que la gente sepa que los bancos y financieras también les cobran honorarios a los comercios que aceptan tarjetas de crédito para sus ventas.

Los comerciantes pagan un porcentaje del valor de cada venta. Por tanto,  cuanto mayor son las compras con tarjetas, mayor son las utilidades de los bancos y financieras. 

Una de la pocas cosas positivas que ha salido del Congreso fue el establecimiento del tope de interés que legalmente pueden cobrar Los bancos y financieras por el uso de las tarjetas. Por tanto sería un despropósito que los congresistas sucumban a la presión de los usureros y eliminen ese tope.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: