Corte condena a ABC por criticar fallo judicial que blanqueó a expresidente


 

Por una crítica al dictamen que blanqueó al expresidente Luis González Macchi en el caso del desvío de US$ 16 millones, la Corte ratificó las condenas a nuestro diario. Ordena pagar indemnización a un camarista. Nota: Se pusieron las cosas en su lugar. Ya no se puede manipular en provecho del editor. Stroessner estuvo en la inauguración y les ayudó durante 20 años. Le mordieron la mano a quien le dio de comer y le llamaron Tiranosaurio, total el pueblo olvida la época de vulgares chupamedias. ABC Color afirmó que Luis González Macchi y su hermana Judith desviaron 16 millones de dólares para provecho personal. Nunca publicaron la verdad, El regreso con intereses de los 16 millones de dólares que fueron a las arcas de los bancos Oriental y de desarrollo. Nos consta que el magistrado Castiglioni es una persona honrada. No se puede jugar ni mancillar el honor de las personas faltando a la verdad.

16 de octubre de 2019 – 01:00

La sala constitucional de la Corte Suprema de Justicia, integrada por los ministros Miryam Peña, Antonio Fretes y el camarista Giuseppe Fossati, rechazó una acción de inconstitucionalidad promovida por el abogado César Coll Rodríguez contra los fallos de primera y segunda instancia que condenaron al diario ABC Color a indemnizar al camarista del fuero civil Carmelo Castiglioni.

Con el argumento de que no tienen potestad para resolver el caso, la Corte dejó incólumes el Acuerdo y Sentencia N° 117 del 27 de octubre del 2011 (firmado por los camaristas Raúl Gómez Frutos, Basilicio García y Marcos Riera Hunter), y la Sentencia Definitiva 190 del 29 de marzo del 2010.

Estos fallos condenaron a nuestro diario a pagar G. 234 millones de indemnización al magistrado Carmelo Castiglioni, porque supuestamente se lesionaron su honor y reputación, a través de una publicación que hacía referencia a la desvinculación del expresidente de la República Luis Ángel González Macchi del desvío de los 16 millones de dólares de los bancos Unión y Oriental.

Para la justicia, las expresiones “Camarista rompe récord de rapidez y eficiencia para absolver a Lucho”, “Sugestiva celeridad para absolver a Lucho” y “Camarista analizó 87 tomos de expediente en dos meses”, lesionaron el honor y la reputación de Castiglioni.

En la acción, Coll Rodríguez argumentó que ambos fallos eran arbitrarios y parcialistas, además de ser contrarios a la libertad de prensa, de expresión y del derecho de la ciudadanía a informarse.

Los ministros alegaron para rechazar la acción que esta “no puede ser utilizada como un medio para imponer un criterio de razonamiento distinto al sostenido por los juzgadores ordinarios (…)”.

Con esta actitud omisa, los ministros renuncian a su competencia de resolver la constitucionalidad, desconociendo la función principal que tiene dicha sala de velar por la vigencia de la supremacía de la Constitución sobre cualquier otra ley y, en este caso, del interés público y la libertad de expresión sobre cualquier derecho individual.

La ministra Peña afirmó que el artículo 28 de la Constitución señala que la ciudadanía tiene que recibir una información veraz. Hizo incluso referencia al ejercicio abusivo de la libertad de prensa, que también está garantizada por la Carta Magna.

A su turno, el ministro Fretes refirió que la Sala Civil de la Corte ya dictó la sentencia de 2017, en la cual se analizó el caso y se confirmó el fallo de segunda instancia contra el cual recurrió Castiglioni, por que se redujo el monto de la indemnización establecida en primera instancia, que fue de G. 234 millones.

El camarista Fossatti refirió que se adhería al voto de la doctora Peña y explicó luego que el caso ya fue estudiado por la Sala Civil.

El veredicto que dictó la Sala Constitucional atenta contra la garantía de la libre crítica a las sentencias judiciales. Lo que se pretende con esta decisión es amordazar a la prensa y evitar los cuestionamientos a las resoluciones del Poder Judicial, especialmente aquellas que sirven para blanquear a los jerarcas de los poderes político y económico.

Primer instancia

La sentencia había sido dictada en primera instancia por la entonces jueza Mirtha Ozuna de Cazal, quien argumentó que la publicación “dañó el honor y la reputación del magistrado, al usar las expresiones “sospechosamente” y “hubo mucha injerencia política”.

En cuanto a la expresión “Hubo mucha injerencia política”, según el camarista Gómez Frutos, fue vertida con total desprecio a conocer la verdad”. Los argumentos absurdos fueron avalados por la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

Atentado contra libertad de prensa

La sentencia de la Corte Suprema de Justicia por la cual se confirma la indemnización al camarista Carmelo Castiglioni es un atentado contra la libertad de prensa garantizada por la Constitución. Nota: La CN también expresa que la información periodística debe ser veraz cosa que no ocurrió con González Macchi. ABC Color violó la CN y debe pagar por ello. Y la mejor forma está en el bolsillo. Vaya libertad de prensa que se invoca.

El magistrado ya fue favorecido por una jueza en primera instancia y por sus colegas de la Cámara de Apelaciones del fuero Civil, quienes dijeron que se dañó la imagen de Castiglioni al usar algunos términos como “sospechosa celeridad”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: