DESIGUAL RELACIÓN COMERCIAL DEL PARAGUAY CON CHINA


Por Rogelio A. Careaga, Ph.D. Universidad de Stanford

Las compañías chinas venden sus productos y servicios en nuestro mercado sin trabas. Asimismo, pueden instalar sus operaciones en nuestro territorio. Sin embargo, China impone como condición para vender en su mercado que el Paraguay rompa relaciones diplomáticas con Taiwán, antiguo socio comercial y proveedor de asistencia económica. Lo que el Paraguay podría vender a China son productos primarios, sin elaborar. China, en cambio, va a copar nuestro pequeño mercado con productos manufacturados que compiten en precio con los de producción nacional. Si el gobierno permite el libre ingreso de esos productos, sin imponer aranceles u otras barreras no arancelarias, estaría sofocando la posibilidad desarrollar pequeñas y medianas empresas y de diversificar nuestra economía. Resulta sumamente difícil competir con China debido a la ventaja de escala en la producción y del subsidio que las empresas chinas reciben de su gobierno. En realidad, el Paraguay puede prescindir del mercado chino ya que Taiwán puede absorber toda la producción de soja y carne de nuestro país.

No le conviene al Paraguay convertirse en colonia de un país comunista que no respeta los derechos humanos y no ajusta su conducta a las normas del Derecho Internacional, y menos aún a las de la Organización Mundial del Comercio. China es un país eminentemente mercantilista, que protege sus industrias con aranceles y barreras no arancelarias de todo tipo. China, desde hace décadas, mantiene enormes y permanentes superávits en su balanza comercial con la gran mayoría de países con los que comercia. Con frecuencia se le acusa de manipular el tipo de cambio para favorecer la exportación de sus productos. El modelo económico chino es el del crecimiento sobre la base de las exportaciones. En inglés dicho modelo es denominado Export Led Growth.

En realidad, China debe su vertiginoso desarrollo económico a las concesiones y ventajas que por décadas le ha otorgado Estados Unidos para inducirlo a que se convierta paulatinamente en país capitalista y democrático. Estados Unidos le ha abierto las puertas a su mercado de par en par, sin exigir reciprocidad. Igual que al Japón, a Taiwán y a Corea del Sur, le ha dado la oportunidad de vender al país con mayor capacidad adquisitiva del mundo. Asimismo, China debe su gran progreso económico al capital americano y europeo, a la instalación en ese país de empresas norteamericanas y europeas y a la transferencia de tecnología. En efecto, China exige a las empresas extranjeras que quieren instalarse en el país, no solo la transferencia de tecnología, sino que se asocien con compañías chinas. En dicha asociación, la empresa china debe ser el socio mayoritario. Estados Unidos no le impone las mismas exigencias a las empresas chinas. Hasta hoy día, las empresas chinas pueden vender acciones en el mercado bursátil de Estados Unidos sin cumplir los requisitos y reglas que las mismas empresas norteamericanas deben cumplir.   

Pero el gobierno del presidente Trump ha decidido poner fin a tan desigual relación. El endurecimiento de su política hacia China, además de los motivos económicos mencionados, se debe al hecho de que el actual gobierno comunista, en vez de avanzar hacia un régimen democrático, ha hecho marcha atrás y coronado a su presidente, Xi Jinping, como presidente vitalicio. Xi Jinping, al igual que Mao, promueve el culto a la persona del líder y se inclina con nostalgia hacia la forma de gobierno de Mao. Debido al retroceso político y a los innumerables abusos comerciales perpetrados por China Comunista, tanto los Estados Unidos, como muchos otros países occidentales, hartos de tolerar dichos abusos, han empezado a apretarle las tuercas. Como resultado la economía de China está yendo para abajo en forma acelerada. Varias compañías extranjeras han salido de China y se han instalado en otros países asiáticos, entre ellos, Vietnam.

2 Responses to DESIGUAL RELACIÓN COMERCIAL DEL PARAGUAY CON CHINA

  1. Odon Frutos dice:

    Señor Director

    Lo acotado por el Dr Careaga se sustenta en factores visibles del comportamiento de sesgo imperial de la China Continental. La expansión de sus fronteras comerciales incluye al presente una cantidad importante de países en Africa y en indoamérica, donde empresas subsidiadas por el unicato de su líder vitalicio toman posesión, literalmente, de extensas zonas producción de todo tipo de bienes. Sus productos resultan accesibles en todo el mundo gracias al muy bajo costo de mano de obra en dicho país y los subsidios que el Estado otorga a los exportadores.

    En nuestro país y un desde un pasado cercano, se ensamblan equipos de diversa naturaleza con partes importadas de China continental.

    En nuestro vecino del Sur opera la base china CLTC (Satellite Launch and Tracking Control General-Patagonia Argentina) establecida, teóricamente., para monitorear el lanzamiento de satélites en esta region. Se anticipa que, de resultar electo el candidato Alberto Fernandez y al no contar con la confianza de mercados occidentales buscará alinearse con el gran país asiatico que financiará, en teoría., parte del déficit fiscal arrastrado por décadas, a costa de concesiones leoninas para explotar minería en general y litio en particular.en el NOA-

    Un poco arriba, la Venezuela de Maduro se ha visto favorecida con la venta a futuro de parte de su produccion petrolera.

    Establecer relaciones condicionadas con Pekin tendría las características de un cheap shot, un tiro bajo la linea de flotacion a las relaciones con Taipei desde donde hace décadas hemos recibido (y los gobiernos han dilapidado..) asistencia financiera, donaciones de montos importantes y becas para estudiantes paraguayos

    Como el dinero hace que el mono baile, no me sorprendería que lobistas nativos, dentro y fuera del gobierno, intenten llevar adelante esta azione sporca, clavando un puñal en la espalda de un amigo.

    Atentamente

  2. Rogelio A. Careaga dice:

    Sr. Odón Frutos, gracias por aportar más datos concretos sobre la ambición imperialista de China y su penetración económica en el Africa y en los países de nuestro contienente. Mediante sus inversiones, préstamos y comercio busca influir en la política de los países que penetra, y lograr posturas favorables a China en el escenario internacional. Estamos presenciando una nueva etapa de colonización de países independientes por medios económicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: