"Urna electrónica destruye la garantía constitucional del secreto en el voto"


La titular de Transparencia Internacional  La titular de Transparencia Internacional, Delia Ferreira, no apoya el  voto electrónico.. La experta argentina habla sobre los peligros de la implementación del voto electrónico y desaconseja su utilización. Destacó la importancia de transparentar el dinero que circula en las campañas electorales.

La presidenta de Transparencia Internacional, la abogada argentina Delia Ferreira Rubio, visitó el país durante esta semana para participar de un evento de la organización Desarrollo en Democracia (Dende) y habló con ÚH sobre sus impresiones acerca de la implementación del voto electrónico, el desbloqueo de listas y el control al financiamiento político. –Paraguay aprobó implementar el desbloqueo de listas y utilizar urnas electrónicas.

¿Cuál es su punto de vista sobre estos temas?

–Bueno, creo que son obviamente cosas distintas. El desbloqueo de lista apunta a facilitarle al elector una opción más amplia cuando vota, no solo tomar la lista decidida por el partido, que a veces lo hace a dedo o con internas, sino tomar la lista y hacer más personal el voto. El voto preferencia es un sistema que se usa en varias partes del mundo y no requiere esencialmente la utilización del voto electrónico, que es otra cosa. Yo personalmente tengo una posición tomada respecto a eso.

–¿Podría detallarnos su posición al respecto?

–Algunos de nuestros capítulos de Transparencia Internacional sobre países donde se ha intentado implementar el voto electrónico, como Argentina, Chile, República Dominicana, han demostrado los riesgos de este sistema. Estos riesgos tienen que ver con la naturaleza misma del mecanismo del voto electrónico, que introduce un software y una computadora entre el elector y la decisión.

Hay otras etapas del sistema electoral como la elaboración de los padrones, el registro de candidatura o el escrutinio, que pueden utilizar tecnología para mejorar estos procesos y hacerlo más ágil, pero lo que se desaconseja es la introducción de la máquina entre el elector y su decisión cómo votante.

–¿Por qué se desaconseja esta práctica?

–Porque hay riesgos sobre falta de seguridad. Eso se ha probado en todos los países donde se ha utilizado, que se pueden alterar los resultados con una simple modificación de un programa, lo cual es muy difícil de auditar por cualquier ciudadano, y así se puede introducir alguna regla en la incorporación de los votos para alterar el cómputo y la voluntad del elector.

–¿Cómo es la tendencia en el mundo en este aspecto?

– Son muy pocos los países en el mundo los que aplican este sistema, Estados Unidos lo aplica solo parcialmente, y muchos de los estados que tenían voto electrónico están volviendo a la boleta única en papel. Lo aplica parcialmente Bélgica, con problemas y retrocediendo; y en Irlanda, se aprobó la ley, se compraron, y nunca se utilizaron porque se demostró que se podía descubrir a quién votó cada ciudadano, con lo cual se destruye una garantía central para la calidad democrática de las elecciones, que es el secreto del voto.

–Esto rompe lo esencial del sentido democrático del sufragio.

–El secreto del voto no es algo contradictorio a la integridad de la elección, al contrario, hace a su esencia.

Para qué necesitamos el secreto del voto?

Para garantizar la libertad del elector, para que no tenga miedo de votar por A, B o C porque se va a descubrir su voto y puede ser objeto de alguna represalia, para garantizar que vota por lo que quiera votar con absoluta independencia de criterio, y eso se pone en riesgo con el voto electrónico, de manera tal que yo claramente desaconsejo la utilización del voto electrónico.

–¿Cómo fue la experiencia en Argentina?

–En Argentina, el Gobierno actual presentó un proyecto hace dos años y medio, y trabajamos muy fuerte desde la sociedad civil para demostrar que el sistema que se iba a implementar podía ser violado y hackeado, se podía descubrir qué votaba cada persona. Se hicieron pruebas delante de los propios senadores, descubriéndoles qué habían votado en una elección simulada en ese momento, hackeando el sistema con un triturador de cocina y una radio común y corriente.

–¿Qué otra experiencia le resulta relevante?

–En Alemania, por ejemplo, fue declarado inconstitucional el uso del voto electrónico, porque su constitución establece claramente que el sistema electoral debe ser tal que cualquier ciudadano, sin importar su preparación técnica, profesión o grado de educación, pueda entender cómo se emite el voto y cómo se obtiene el resultado.

Y cuando usted introduce un software y una computadora, obviamente eso es muy difícil de descubrir aún para un técnico. Cuando se utilizan estos sistemas es necesario un mecanismo muy aceitado de auditoría en cualquier etapa del proceso, lo que suma al caso de la emisión del voto es que, aún con la auditoría, que puede descubrir muchos defectos, el voto electrónico no puede garantizar al mismo tiempo la integridad del resultado y el secreto del voto.

–¿Cómo ve lo del desbloqueo de listas o voto preferencial?

–En Perú, cuando Vargas Llosa se presentó, relató en un libro que la sensación era que su partido era una bolsa de gatos, es decir, se peleaban entre todos, porque con el sistema de voto preferencial se genera una competencia interna, porque cada uno quiere ser movido a los primeros lugares, y esa competencia puede después generar ingobernabilidad, depende de la unidad del partido.

Otro punto criticado es que aumenta los costos de las campañas, porque cada candidato hace su campaña. No hay sistema electoral perfecto, lo importante es que se miren bien las consecuencias.

–Paraguay también aprobó que se auditen las internas de los partidos políticos. ¿Cómo ve la importancia de la transparencia en el financiamiento político?

–Es esencial, y lo que es mundial es la preocupación por la relación dinero política, y eso se hace más intenso en los momentos de campaña. Esto es importante porque permite saber quién está detrás del candidato y cuán confiable y coherente es ese candidato, como por ejemplo candidatos en EEUU que tenían un discurso antitabaco pero eran financiados por tabacaleras.

El financiamiento de campaña en algunos casos ha sido la puerta abierta a la corrupción, porque es una especie de compra anticipada de decisiones políticas.

–¿Cuál debe ser la capacidad del organismo en controlar lo que realmente se gasta en campaña?

–La tendencia actual es que el organismo de control debe auditar y no solo contarle al público lo que dice el partido, ver si lo que dice es verdad y no solo si las matemáticas cuadran… por eso es importante que la sociedad civil y el periodismo de investigación haga seguimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: