El PODER EJECUTIVO DE LA NACION Y SUS FUNCIONES


Por J.J.Benítez Rickmann

Día a día seguimos con mucha atención por la prensa y la radio las actividades que desarrolla el Poder Ejecutivo de la Nación

Leemos y escuchamos las declaraciones de funcionarios que por falta de oficio político y experiencia o por intereses creados emiten declaraciones que confunden a la audiencia y por ende al pueblo paraguayo.

Para el normal funcionamiento de la maquinaria estatal se requiere una armónica actividad de todas sus partes y sus órganos.

Cada uno de ellos debe actuar de acuerdo a sus funciones, sin ser interferidos por aquellos que cumplen funciones análogas y paralelas .Las funciones parciales deben contribuir a la armónica actividad del todo.

Las instituciones que conforman el Estado, tienen asignadas cada una un rol especial, circunscriptas dentro de un determinado limite en cuya esfera deben manejarse sin rebasarlos irrumpiendo la órbita de acción de otras .

La interferencias de funciones, resulta letal para la vida institucional del País. Ej.El Ministro del Interior, no puede ser gendarme, ni la esposa de un parlamentario no puede postear actos y acciones de gobierno que no le competen.

Colocándonos en el plano concreto de la realidad nacional, observamos con preocupación la interferencia en acciones de Gobierno de personeros de otros partidos que interfieren las decisiones que le corresponden al órgano del Poder Ejecutivo, el cual sufre menoscabo.

Hay que tener en cuenta que la osadía de la oposición aumenta en la medida de nuestra flojedad institucional.

Ciertos Ministros en la actualidad son designados por ciertos grupos de ciertos sectores de partidos políticos .Ellos no responden a la política del partido de Gobierno, ni siquiera responden a la política del Presidente ,ni a sus movimientos políticos responden , solo a sus intereses personales, rebasando su órbita de atribuciones en desmedro del pobre contribuyente que les paga sus salarios .

El Gobierno debe actuar con la firmeza necesaria .Por experiencia política sabemos que cualquier determinación suya que signifique debilidad o indecisión traerá como lógica consecuencia la anarquía, clima propicio para ser aprovechado por interesados en menoscabar su autoridad y como lógica consecuencia desmeritar el accionar del Partido Colorado.

Con la flojedad institucional se da nacimiento a la acracia que es el gobierno de la turba y de las multitudes

Vemos que con el aparecimiento de Ministros y altos funcionarios de dudosa ideología son subestimados los representantes de nuestras bases partidarias que constituyen la vértebra principal de nuestro partido.

Desconfiemos de los que se presentan siempre como hombres providenciales ya que ellos solo son producto de circunstancias políticas y de pactos de gallos y media noche.

El institucionalismo en nuestro País como posibilidad está consubstanciado con el coloradismo autentico.

Al verdadero partido colorado le interesa la plena vigencia de las garantías que siempre deben existir para toda persona humana.

Esa deberá ser la política partidaria del coloradismo en función de gobierno, porque su verdadera labor se halla dirigida hacia fines que signifiquen una perfecta identidad entre los intereses partidarios y los intereses sagrados de todos los que habitamos nuestra Nación .-

Hasta aquí por HOY

One Response to El PODER EJECUTIVO DE LA NACION Y SUS FUNCIONES

  1. Odón Frutos dice:

    Señor Director

    Por su intermedio me permito unos comentarios sobre el excelente artículo presentado por el Correligionario J.J. Benitez Rickmann. En referencia al párrafo que califica a las declaraciones de los politicos de turno como faltos de contenido, considero que este fenomeno no obedece a falta de oficio sino al buen uso que hacen en cuanto están pregonando el tipo de mensajes que podría satisfacer a la gran mayoría de nuestros conciudadanos. Solo uno de cada cuatro connacionales finaliza estudios secundarios y la mitad de éstos carece de capacidad de comprensión de lectura. Los pregones de los referentes de la vieja forma de hacer política se ajusta a los estrechos márgenes de interpretación de la gran mayoría de nuestros conciudadanos.

    Si fuéramos a la raiz, como aconseja Julio Cesar., comprobaremos la vigencia del aforismo adjudicado a Karl Max…»»la democracia lleva su muerte en el útero» ya que ésta puede prosperar solo en los pueblos cultos. Por las cifras citadas en el párrafo anterior el nuestro no lo es y en concordancia con esta hipótesis nuestros «políticos» siguen el consejo de Maquiavelo en cuanto a que «»la primera función del príncipe es continuar siéndolo». En esta democracia de opereta donde se vota y no se elige (sistema de listas cerradas, partidocracia) estos privilegiados nominan tantos funcionarios como se les permita.(clientelismo ) porque los «incorporados» representan votos a favor del nominante (patrón, si consideramos el status que el «cliente» portaba en Roma)

    El procedimiento abona la elefantiasis estatal con aproximadamente 350.000 «funcionarios» (municipales, departamentales, gobierno central y entes autarquicos) que fagocitan alrededor del 90 % del PGN.

    Este deplorable panorama socio-económico que por un lado margina la inversión en servicios de interés general (salud, educación,seguridad, transporte, vivienda,´estímulos a la producción …etc..) conduce inevitablemente al déficit de las cuentas publicas.

    Solo se conocen tres métodos para cubrir el malhadado déficit: Emitir sin contraparte en reservas, elevar impuestos o ampliar la deuda. Esta última opción fue la seleccionada por la administracin actual al punto de que se contraen deudas para pagar deudas. Es lo que en términos vulgares se conoce como bicicleta. Algunos indicadores informales dan cuenta de que la Deuda Publica Total equivale a mas del 20% del PIB.´

    Si no se pone fin a la contratación de funcionarios adicionales a los que pueblan el plantel presente, se transparentan las cuentas publicas y no se reforma la Ley de Contrataciones , el déficit fiscal crecerá al punto de que tome lugar un proceso de estancamiento y hasta de retroceso del PBI

    Mientras que muchos funcionarios públicos consideren que su cargo determina los límites de lo que consideran coto de caza privado destinado a morigerar (nunca saciar) su codicia, pobre será el futuro que nuestros descendientes hereden

    Al presentar disculpas a nuestros comentarios que realmente saben, como nuestros aquéllos que portan PHD en Economía de Harvard y Stanford., hago propicia la oportunidad de hacer llegar al Sr Director y al correligionario Benitez Rickmann las manifestaciones de mi mayor consideracion.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: