En busca de planilleros en Diputados


  Los diputados apro­baron ayer en sesión ordinaria la audito­ría externa con el objetivo de obtener un diagnóstico financiero y administrativo de recursos humanos en la Cámara Baja, teniendo en cuenta que actualmente el organismo parlamentario cuenta con un total de 1.980 funcionarios. Algunos esta­rían comisionados a otras ins­tituciones, mientras que otros no asisten a sus puestos labo­rales. Las sospechas apuntan más que nada a Miguel Cue­vas, titular de Diputados. Nota: La cámara de diputados (1989 – 1993) tenía solamente 70 funcionarios y sancionaron 4 códigos, entre ellos el electoral. Ya ha muerte más de un tercio de sus componentes y el periodismo nada dijo. Este congreso (1989 – 1993) no tuvo una sola denuncia contra sus miembros. Ni siquiera por el robo de un alfiler. Esto demuestra que la clase política, jóvenes en su mayoría, han destruido el tejido moral de la Nación en lugar de restañarlo como pedía Monseñor Ismael Rolón.

La diputada del Encuentro Nacional, Kattya González, acusó a Miguel Cuevas de que se “cree dueño” del dinero que administra en el Parlamento. Lamentó que su colega y otros que integran la mesa directiva “literalmente” hacen lo que quieren, por lo que manifestó que no van a ser cómplices, ya que consideran que no es nece­sario que la cámara se maneje con casi 2.000 funcionarios.

Kattya González.  Kattya González. Nota: Aun no explicó de donde sacó el dinero para construir una mansión donde recibió a un periodista amigo en un programa de televisión. Igualmente respecto de su hijo pillado con drogas. Ella lo sacó rápidamente, quedando el compañero preso. Tampoco no explicó públicamente.

“Yo no creo que haya des­control, yo creo al revés, que hay un secuestro por parte de gente que integra la mesa directiva y yo lo decía ayer que es simplemente represen­tante de los 80. Sin embargo, cree que es dueño de ese dinero que administra y que puede hacer con él sencilla y literalmente lo que quiere”, lamentó acusando al dipu­tado Cuevas.

Asimismo, cuestionó que también otros colegas estén detrás de esto buscando sus propios “beneficios” y “man­tener la gobernabilidad de la cámara”, dijo. González con­tinuó explicando que exis­ten muchas falencias dentro del Poder Legislativo y que el objetivo es identificar a aquellos “planilleros” que figuran en la nómina de funcionarios y luego buscar el mecanismo para reducir el personal.

Además, planteó que la solu­ción podría ser crear un nuevo estatuto del funcio­nario público que consiste en que cada período legisla­tivo se renueve. “Y si es que ellos tanto quieren tener sus funcionarios ‘de confianza’ hablemos de la creación de un estatuto del funcionario legislativo en donde existan aquellos de carrera y aque­llos políticos que tengan que salir cuando salen sus dipu­tados, como existe en Chile, en Colombia”, señaló.

Por otra parte, Cuevas pidió ayer a sus colegas que con esta auditoría cada uno se res­ponsabilice de sus funciona­rios. “Actualmente son 1.979 funcionarios en la Cámara de Diputados. Para mí que esta­mos sobrepasando la cantidad necesaria. Con 1.000 funciona­rios basta y sobra”, comentó.

Es decir, según las cifras pro­porcionadas por González, los 80 diputados cuentan con un promedio de 25 funcionarios cada uno.­

One Response to En busca de planilleros en Diputados

  1. Rogelio A. Careaga dice:

    ´¿Para qué necesitamos tantos diputados en un país con tan bajo número de habitantes? Mejor sería disminuir el número de diputados a la mitad, y usar el dinero de sus sueldos, viaticos dietas etc. que se ahorraría para contratar médicos para los hospitales públicos. Además, si son menos, sería más fácil para los ciudadanos seguirles la pista de cerca y controlar lo que hacen o dejan de hacer. En nuestro pais, donde los hospitales no tienen suficiente número de camas ni remedios, donde las escuelas se derrumban y apeligran la vida de los niños, Indigna a los contribuyentes que estos personajes, con lo mucho que ya ganan, se auto asignen aumentos de sueldo cuando se les antoja. Dichos aumentos exceden el monto necesario para compensaar la pérdida de poder adquisitivo por efecto de la inflación. Y ahora sale a la superficie que el dinero del pueblo se gasta para pagar el sueldo a gente que no trabaja y solo van a marcar tarjeta. Sorprende a la ciudadanía el número exorbitante de empleados que tiene cada diputado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: