FORZAR LA SALIDA DE MADURO


Por Cándido Silva

Es de sobra conocido en el orbe civilizado los desmanes perpetrados por el régimen de Nicolás Maduro contra la sufriente sociedad venezolana. No hace falta citarlos, pues constituyen menú de rutina en la prensa internacional y en los círculos políticos de ambos hemisferios.

Las consecuencias catastróficas de la tiranía bolivariana empujan al país a un abismo insondable del cual será harto peliagudo emerger debido a la destrucción cuasi completa de los valores de la convivencia democrática, el aniquilamiento del Estado de Derecho, la ruina de las libertades ciudadanas fundamentales, más la miseria generalizada que hoy día alcanza extremos pavorosos.

Las amenazas de sanciones y embargos, sumadas a las declaraciones, exhortaciones, advertencias e intimidaciones enunciadas reiterativamente en favor de la restitución del imperio de la ley, provenientes de gobiernos, organismos continentales y mundiales, entidades humanitarias, y celebridades individuales, ningún efecto práctico suscita en el déspota y sus secuaces.

Ante ese panorama, es lógico presumir que la calamitosa situación persistirá en el tiempo con derivaciones cada vez más espantosas que de no contenerse y revertirse en el futuro inmediato sumirán a la nación en la bancarrota absoluta, derrumbando los puntales políticos, económicos, morales e institucionales que sustentan la soberanía de la república.

Es forzoso aislar a Maduro. Acorralarlo conforme a las prescripciones legales destinadas a aplicarse en momentos de graves emergencias trasuntadas en desastres nacionales imposibles de frenar o sortear por las alicaídas e inermes poblaciones damnificadas.

La ONU y la OEA, principalmente, tendrían que sino expulsar por lo poco suspender temporalmente los derechos de presencia, voz y voto de los delegados venezolanos en sus respectivos foros, hasta tanto se perciban señales y acciones axiomáticas que insten a considerar seriamente que la corrección de rumbo es un hecho palpable.

La decisión de Paraguay de romper relaciones diplomáticas con Venezuela mientras subsista el sistema dictatorial, es un ejemplo saludable e imitable que debe cundir rápidamente en el concierto universal, particularmente en el sub continente americano, y más específicamente en los Estados limítrofes, entiéndase Brasil y Colombia, sin desdeñar a los países fronterizos menores.

En el ámbito local, las Fuerzas Armadas actualmente domesticada al servicio de los designios del autoritarismo, habrán de mudar su actitud retirando el apoyo al Ejecutivo, haciéndole el “vacío”, desoyendo sus órdenes, y exhortando pacífica pero enérgicamente al presidente de facto a apartarse de la dignidad que ilegítimamente usufructúa.

En circunstancias de agudo desequilibrio interno, en que el poder civil se halla bastardeado y estrujados los engranajes de la democracia representativa, se justifica plenamente la intervención del estamento castrense para restablecer el ordenamiento jurídico y devolver el sosiego a la colectividad, no necesariamente a través de un levantamiento armado, más bien apelando al potente disuasivo que constituye el desconocimiento formal de la autoridad presidencial.

Creemos que lo sugerido arrojará resultados auspiciosos. Sitiar a Maduro en esfuerzo conjunto, apremiándolo desde afuera y desde adentro, precipitará su salida plantándose así los cimientos de la reconstrucción de la patria apaleada, comunicando transitoriamente el mando constitucional a la Asamblea Nacional, que convocará en breve plazo a comicios generales.

Es de capital trascendencia que en el proselitismo abierto se vede la participación del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), la columna política del régimen, que obligadamente tendrá que someterse a una exhaustiva depuración de sus cuadros directivos e intermedios, a fin de extirpar de sus filas a los dogmáticos del totalitarismo de izquierda, o desaparecer definitivamente de escena.-

14/enero/2019

2 Responses to FORZAR LA SALIDA DE MADURO

  1. Odon Frutos dice:

    Señor Director

    Solos contra el mundo? Paraguay fue el único país sudamericano -hasta donde llega mi conocimiento- que rompió relaciones diplomáticas con el despótico gobierno de Maduro pese a la circense oposición de la “izquierda” parlamentaria nacional.

    Los demás gobiernos, aun los que lucen patente de derechistas, mantienen intactas las relaciones con el unicato venezolano por razones principalmente económicas.

    Es de esperar que la quizá prematura pero loable decisión de esta administración de, implícitamente, no reconocer la legitimidad del autodenominado gobierno “nac & pop” de Venezuela no origine demandas de cobro y embargos de propiedades del gobierno nacional en terceros países, exigiendosenos honrar la espuria deuda contraída por Petropar ante PDVesa.

    Recordemos que el elefantiasico, innecesario y pecaminoso engendro de Petropar, creado para ubicación de adeptos de uno y otro gobierno y robo para la corona, reconoce al presente una deuda con su par venezolano de U$S 280 Milones ante el Tribunal Arbitral dependiente de la Cámara de Comercio Internacional, con sede en París. La astronómica deuda se origina en la compra de combustible cuya cantidad sigue siendo un misterio pero cuya calidad, segun informes técnicos, era pésima. Excedía largamente las PPM de plomo y azufre recomendadas. Pero fue un muy buen negocio para quienes participaron del festín.

    En Octubre de 2016 Petropar hizo un simulacro: Anunció, pour la galerie…que tenía US$ 45 millones depositados en bancos privados a una tasa de interés anual del 2,4% . El interés obtenido estaría destinado a cubrir intereses de la deuda con PDVSA. Paraguayamente, no se destinó un solo Dolar para abonar los intereses citados.

    Un año después y muy al uso nostro..el engendro petrolero desembolsó 370 Millones de Guaraníes (autobombo) en su stand de la Expo de Julio de 2017

    El portal de “Funcionarios de Petropar” es, si no viniese de quien viene, un insulto a la inteligencia del lector. Es prácticamente ilegible y asi debe ser. Con que derecho Juan Pueblo pretende informarse?

    No cabe duda de que Petropar es vital para la economía de los manguruyuses de turno. Los órganos de control?–Auditoría General, Contrataciones Públicas y oficinas de Transas Varias.?- Bien gracias.

  2. Rogelio A. Careaga dice:

    Lo importante es recuperar el dinero de la venta del combustible importado de Venezuela. No entiendo por qué no se investiga que pasó con ese dinero. Puede que se haya utilizado para subsidiar el consumo del combustible, pero también es probable que haya sido desviado y utilizado en forma ilegal. De cualquier manera, lo importante es que se investigue y se exija rendimiento de cuentas a los responsables. Si hubo malversación, se debe lograr la restitución del dinero para, por lo menos, disminuir el peso del pago de la deuda con Venezuela que, sin duda, recaerá sobre sobre el pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: