BOLSONARO Y EL NACIONALISMO DESTEMPLADO


Por Cándido Silva

Al flamante presidente del Brasil, Jair Bolsonaro, se lo podría definir como adversario manifiesto de la izquierda en sus variadas versiones; enemigo declarado de la delincuencia sistematizada y subrepticia; hostil a la marginalidad social, y propenso al empleo de procedimientos disuasivos recios en salvaguarda de la calma y la estabilidad ciudadanas.

Un nacionalista radical que no vacilará en aplastar, si es que puede, a quienes se opongan o representen un obstáculo para sus designios gubernativos, tanto a escala interna como externa.

Un rígido conservador exponente de una extrema derecha distorsionada por acalorados sentimientos patrióticos proclives a glorificar la supremacía de la soberanía nacional, ignorando o desdeñando las bondades de la integración de los Estados independientes en ejes comunitarios de prosperidad compartida.

Un mandatario que intentará la creación, e imposición, si es que puede, de un contexto colectivo que garantice a todo trance la paz y la seguridad de las personas, negocios e instituciones, donde el empresariado local produzca sin los temores derivados de la criminalidad, las exigencias sindicales y las mutabilidades de los regímenes liberales.

Un gobernante que no titubeará en cercenar las libertades públicas, si es que puede, en aras de una sociedad dócil, silenciosa, laboriosa y nada inclinada a las exaltaciones callejeras.

Reminiscencias de Cayo Julio César, el dictador romano, y Adolfo Hitler, el tirano alemán.

¿Cuál es el futuro de Paraguay con Bolsonaro? Brasil, cabeza del MERCOSUR, primera potencia económica de América Latina, vecino omnipotente y ceñudo, y principal socio comercial de nuestro país estaría en plan de endurecer sustantivamente la relación bilateral con su socio mediterráneo.

Acentuar la rigurosidad de los controles limítrofes, con especial énfasis en la zona de las tres fronteras; sabotear las magras conquistas logradas por Paraguay del aprovechamiento del potencial energético del condominio hidroeléctrico de Itaipú, y reducir las ventajas provenientes del intercambio comercial, constituyen los aspectos esenciales de una agresiva política dirigida, no a consolidar predominios, sino a crecer de adentro para afuera a despecho de los intereses, derechos y expectativas de las repúblicas circundantes.

Desmenuzando los tres tópicos mencionados, podemos vaticinar que el combate al terrorismo, el tráfico ilegal de armas y estupefacientes, el contrabando, incluida la derogación de exenciones tributarias trabajosamente obtenidas, adquirirán una severidad nunca vista, una inusitada aspereza que violentará derechos humanos, tratados internacionales y acuerdos diplomáticos en vigor.

La revisión del Tratado de Itaipú en el 2023 no solo correrá inminente peligro de abortarse en beneficio del statu quo imperante. El riesgo que se avizora, en una hipotética examinación, es la inserción forzada de cláusulas leoninas que desestimen o rebajen determinadas utilidades y ventajas, como también legítimos reclamos, obviamente en provecho del poderoso asociado.

Las exportaciones paraguayas al Brasil soportarían una merma tal vez no considerable pero significativa, lo que impactará negativamente en nuestra balanza comercial, con déficits pronunciados resultantes del descenso de la demanda y el ascenso de la oferta, a su vez consecuencia de programas económicos que desalientan la competencia y el libre mercado con prohibitivos aranceles dispuestos en pro del alza de la manufactura nacional y el gradual autoabastecimiento.

El panorama descripto proviene de un análisis de las diversas fuentes de información y opinión ofrecidas al público por la prensa internacional. Bolsonaro es un estadista no precisamente con afanes imperialistas, imbuido sí de la férrea convicción de que el desarrollo integral y sostenido de su país, la conciliación doméstica y el sosiego interior habrán de darse cueste lo que cueste, aunque se tuviere que atropellar heredades ajenas. Si es que puede.-

03/enero/2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: