FONDOS PUBLICOS EN PELIGRO


Por Rogelio A. Careaga, Ph.D. por la Universidad de Stanford

Algunas medidas que el actual Ministro de Hacienda se propone implementar no son nada aconsejables. Entre éstas la de Re direccionar los fondos públicos a los bancos privados merece el más detenido análisis por las graves consecuencias que puede ocasionar. Por varias razones es arriesgado depositar los fondos públicos en los bancos privados, aunque ofrezcan mejores intereses. Las más evidentes son la posibilidad de insolvencia. En efecto, hace un par de décadas que varios importantes bancos privados fueron a la quiebra. Cabe citar los siguientes: El Banco Unión, el Banco General, el Banco Alemán, el Banco de Trabajadores y otros más. En el Banco de Trabajadores el IPS tenía depositado grandes sumas de los fondos de jubilaciones. La cuestión es ¿qué pasaría si Hacienda decide depositar los fondos públicos en bancos privados y estos se vuelven insolventes. si se tratara de un problema de liquidez, el BCP podría proveer liquidez, pero dudo que el BCP esté dispuesto a rescatar a bancos insolventes. Otro problema con depositar los fondos públicos en bancos privados es que éstos no lo utilizarán para fomentar el desarrollo económico. Cuando los bancos privados otorgan créditos, lo hacen con criterio estrictamente comercial. Lo que persiguen es minimizar el riesgo y maximizar las utilidades. No entran en sus decisiones consideraciones que incluyen funciones sociales. Peor aún, los bancos privados pueden utilizar esos fondos en forma tal que puede llevar a la inestabilidad en el mercado cambiario.

El ministro debe recordar que cuando los fondos públicos eran depositados en los bancos privados, esos fondos eran utilizados para especular en el mercado cambiario. Como consecuencia el tipo de cambio sufría variaciones mucho mayores a la normal, y al BCP le resultaba difícil evitar la suba del dólar. La solución a ese problema fue decretar que los fondos públicos depositados en los bancos privados sean trasladados al BNF., y que en adelante se los deposite en esta institución

Otro problema con depositar los fondos públicos en bancos privados es que se presta a la corrupción. Los bancos pueden ofrecer coimas a quienes deciden donde depositarlos. Por lo general, lo bancos de solidez cuestionable son los más propensos a tratar de obtener depósitos recurriendo a métodos ilícitos. Si el ministro espera evitar este problema mediante la competencia entre los bancos y llevar los fondos públicos a aquellos que ofrecen los intereses más elevados, me permito recordarle que cuando una entidad financiera ofrece pagar intereses por encima del promedio del mercado, es porque el riesgo de depositar en dicha institución es también más elevado.

Por las razones expuestas no es aconsejable que los fondos públicos sean depositados en bancos privados. Es mucho mejor que se sigan depositando en el BNF. Sin los depósitos públicos, esta institución en lugar de ser un Banco de Fomento se convierte en un banco privado, pues tendrá que competir con los bancos privados para captar los depósitos del sector privado y los del Estado. Para ello tendrá que pagar lo que dicta el mercado. Por tanto, la tasa de interés, los plazos y demás condiciones que requiere para otorgar préstamos no pueden diferir de los de los bancos  privados, haciendo imposible que pueda cumplir su función de fomentar el desarrollo económico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: