FALLECIÓ SANDINO GIL OPORTO, UN COLORADO DE VERDAD


POR OSVALDO BERGONZI

Corre el año 1989, abril de 1989. Lugar de la reunión, la casa de D.Tomás Romero Pereira. Los tradicionalistas habían nombrado al presidente del Congreso Nacional, doctor Alberto Nogues, conforme se resolvió entre ambos  sectores con la ayuda del general Andrés Rodríguez.

Pero he aquí que nosotros los contestatarios hasta entonces aun no habíamos nombrado al presidente de la cámara de diputados y sus integrantes.

Yo estaba sentado al lado de mi cliente el coronel, Enrique Jiménez, cuando se precipitó una golpiza entre Enrique Riera y Miguel Ángel Toto González Casabianca. Menos mal que los participantes pudieron impedir el escándalo.

En eso suena el teléfono. Yo atiendo y me identifico. – Era Edgar Ynsfran, quien me informaba que los presidentes Alfonsín de Argentina y José Sarney de Brasil ya estaban viniendo a la asunción del general Andrés Rodríguez y aun no se sabía quien era el presidente de la cámara de diputados a cargo de los contestatarios. Esto precipitó la elección de Miguel Ángel Aquino como presidente.

Acto seguido se envió el resultado. Pude entonces apreciar la serenidad de Sandino Gil Oporto quien con su autoridad puso fin al incidente. Más tarde ambos integramos la cámara de diputados.

En noviembre de 1992 me tocó a mí viajar con él para asistir al primer Congreso de preservación del medio ambiente con la participación de numerosos congresistas mundiales. Luego de ocupar nuestras respectivas bancas no nos volvimos a ver. Pero tengo de él los mejores recuerdos

Aquel congreso que integramos ningún dedo acusador se posó sobre ninguno de sus integrantes, colorados, liberales y febreristas. Ese es nuestro timbre de honor.

One Response to FALLECIÓ SANDINO GIL OPORTO, UN COLORADO DE VERDAD

  1. Rogelio A. Careaga dice:

    En el último párrafo de la nota está el mensaje en el que tenemos que insistir. Lo copio con el fin de resaltarlo. Armonía, honestidad y otros verdaderos valores, y no la riqueza material a costa de la integridad, es lo que más necesitamos. Ninguna institución por mejor diseñada que sea va a funcionar si las personas que están al frente y los funcionarios carecen de integridad y amor a la patria.

    “Aquel congreso que integramos ningún dedo acusador se posó sobre ninguno de sus integrantes, colorados, liberales y febreristas. Ese es nuestro timbre de honor.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: