GRAVE ERROR DIPLOMÁTICO PARAGUAYO FUE EL MEDIAR ENTRE FEDERALES Y UNITARIOS PARA REINCORPORAR A LA REPUBLICA SESIONADA DE BUENOS AIRES A LA CONFEDERACIÓN


En ese entonces, 1859, Buenos Aires, funcionaba como republica aparte con su propio congreso, jueces y su gobernador Alsina. El presidente de la Confederación Argentina, es decir de todas ellas, general Justo José de Urquiza fue presionado por el hijo del presidente del Paraguay, D. Carlos Antonio López para que acepte una  mediación al efecto de unir a la familia argentina. Ni padre ni hijo no se percataron que estaban cavando su tumba al no cumplir con el archisabido aforismo  DIVIDE Y VENCERAS.

Los delegados porteños pidieron el retiro del ejército nacional de Urquiza de la provincia, pero los federales se negaron a continuar las negociaciones mientras no se retirara esa exigencia, lo que se hizo finalmente, mostrando Urquiza un signo de debilidad. Por unos días, las negociaciones fueron discutidas amigablemente, hasta que el 7 de noviembre, Urquiza, dándose cuenta de su error, exigió el cambio de todo el gobierno porteño, incluido Alsina. Las negociaciones se interrumpieron.

Poco después, el ejército de la Confederación acampó en el pueblo de San José de Flores, muy cerca de la capital. Allí se dirigieron los mediadores porteños: Juan Bautista Peña, Carlos Tejedor y Antonio Cruz Obligado. Por la Confederación, Urquiza nombró a Tomás Guido, Juan Esteban Pedernera y Daniel Aráoz.

Al saber que Alsina se había negado, Urquiza ordenó comenzar el avance sobre Buenos Aires. Pero a pedido del despintado general paraguayo, Francisco S,olano López, Urquiza pospuso el ataque, pero sólo por 24 horas. El día 8, un grupo de legisladores de Buenos Aires solicitó la renuncia al gobernador, argumentando que su permanencia en el cargo “era en ese momento inútil para la paz como para la guerra”.

Alsina imaginó un proyecto absurdo: retirar el gobierno de la ciudad y mudarlo al sur de la provincia, donde se formaría un nuevo ejército. Consultó a Mitre, que rechazó completamente el proyecto. Falto de apoyo, Alsina y el ministro Dalmacio Vélez Sarsfield renunciaron. Para sustituir a Alsina en la gobernación, fue designado el presidente del senado provincial, Felipe Llavallol.

López aprovechó la renuncia para pedir — y conseguir — de Urquiza una suspensión de hostilidades de más largo plazo. Las negociaciones pudieron continuar.

El Pacto

El día 9, López comenzó una serie de entrevistas casi sin descanso con los mediadores de ambos bandos. El 11 de noviembre, finalmente, se firmó el Pacto y se canjearon los prisioneros de guerra.

El texto final del Pacto era muy similar a la propuesta de Urquiza anterior a Cepeda, con algunas variantes. Las cláusulas más importantes fueron:

  • Buenos Aires se declaraba parte integrante de la Confederación Argentina.
  • El gobierno porteño convocaría una convención provincial, que revisaría la Constitución Nacional y podría proponer reformas a la misma.
  • En caso de que se propusieran reformas, éstas serían discutidas por una Convención Nacional Constituyente, a reunirse en Santa Fe, con la participación de todas las provincias.
  • El territorio de Buenos Aires no podría ser dividido sin el consentimiento de su Legislatura. Eso era particularmente importante debido a que la Constitución establecía que la capital de la Nación era la ciudad de Buenos Aires, y que debía ser federalizada.
  • Buenos Aires se abstendría en delante de mantener relaciones diplomáticas con otras naciones.
  • La provincia de Buenos Aires conservaba todas sus propiedades y edificios públicos, con excepción de la Aduana, que pasaba a ser propiedad de la Nación. Para compensar la pérdida de los impuestos aduaneros a las importaciones y exportaciones, la Nación le pagaría a la provincia el dinero necesario para mantener el presupuesto de la provincia en el mismo nivel que en 1859.
  • Se establecía un perpetuo olvido de todas las causas que había provocado la desunión; este incluía una amplia amnistía para los participantes en las disensiones pasadas.
  • El ejército nacional se retiraba de la provincia de Buenos Aires.

Fue firmado por Juan Bautista Peña y Carlos Tejedor, como representantes del Estado de Buenos Aires, Tomás Guido, Daniel Aráoz y Juan Esteban Pedernera por la Confederación, y el general paraguayo Francisco Solano López, como mediador.

Así, el Paraguay sellaba la misma suerte que Juan Manuel de Rosas el otro calificado de bárbaro dictador y por eso había sido desalojado en 1852 del poder con la alianza del Imperio. Ahora le tocaría el turno al despistado gobierno del Paraguay. El Uruguay marchó en las dos guerras como furgón de cola. Luego de la paliza recibida en Curupayty, Flores regreso a su país derrotado y desolado donde fue acribillado a balazos en plena calle de Montevideo(1868). Por su parte Urquiza al convertirse en traidor y aceptar nuevamente al imperio de la esclavitud  como aliado para ultimar a una república hermana fue asesinado  en su propio palacio de gobierno de San José. En tanto el Paraguay, poco más tarde, era arrasado con la perdida de las dos terceras partes de su población.

Nota: Esta parte de la historia Argentina es ocultada para no reconocer que fue el Paraguay el constructor del actual Estado Argentino, así como fueron paraguayos los refundadores de Buenos Aires en 1580 bajo el mando de Juan De Garay. El supuesto fuerte de Buenos Aires de 1536 existió por una o dos semanas. Ana Díaz fue la mujer que acaudilló a paraguayas en su sufrida marcha con bovinos, cerdos y gallinas además de un contingente masculino de no más de 400 hombres. Por eso la llaman a Asunción  MADRE DE CIUDADES, aunque en este caso la hija nos salió respondona y criminal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: