La seguridad jurídica del país en manos de averiados (Resumen de nota editorial del día 29–08–2018)


Algo debe de andar muy mal en un país en el que Miguel Óscar Bajac pudo jubilarse como ministro de la Corte Suprema de Justicia; Javier Díaz Verón sea fiscal general del Estado; Óscar González Daher, presidir el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados; Enzo Cardozo, integrar el Consejo de la Magistratura; y Enrique García seguir fungiendo de contralor general de la República, con los antecedentes que los “adornan”. Por decir lo menos, hay serios indicios de que los citados delinquieron mientras ejercían un cargo de rango constitucional, salvo el último, en su época de director jurídico de la Municipalidad de Asunción. De hecho, en la integración de toda terna existe un “cuoteo” partidario. Se sabe que los partidos Colorado y Liberal, en particular, influyen claramente en sus elecciones, de modo que terminan sirviendo a sus respectivos patrocinantes. En síntesis, la Justicia y el Ministerio Público que tenemos no son la consecuencia lógica de la composición del Consejo de la Magistratura, sino de la partidocracia que todo lo infecta. Tenemos así un grave problema de moral pública. Mientras no cambie esta situación, no habrá normativa alguna que no pueda ser pisoteada para prostituir la República. LEER EL COMENTARIO

El nuevo presidente tiene unos desafíos no fáciles de resolver. Aplaudimos el hecho de no intervenir en la esfera de otros poderes. Pero en la actualidad ya nadie respeta nada y el pueblo se levanta contra la corrupción. El diario ABC,, una vez desaparecido su fundador, es más específico. No acusa por odio sino con hechos

Denuncia con nombre y apellido a los corruptos. Los responsables de  que sigan delinquiendo se constituye el congreso nacional. O acaso ¿esperan que comiencen los linchamientos ante la falta de justicia?

Miles son los contribuyentes que ven dilapidarse sus impuestos por obra de corruptos. El tal Petta ya reclama 100 millones de dólares y otros siguen su ejemplo si alguien como el presidente de la república no les coloca el bozal. Nuestro país es rico por obra de los mal llamados brasiguayos. Sin ellos nunca hubiéramos llegado a exportar 10 millones de toneladas de soja 4 millones de toneladas de maíz y arroz.

Los nuestros solo sabe recurrir al  “HAY SIN JARA ANGA”. Y nada producen, solo piden y piden. Invaden propiedades productivas, asesinan o secuestran a humildes policías sin que el peso de la ley caiga sobre ellos.

Llegó la hora,  señor presidente, que usted asuma este desafío y enderece el camino del nuevo Paraguay. Tuvimos que recurrir a un empresario por carecer de candidatos. Hizo muchas cosas muy bien y otras cosas muy mal por carecer de tacto político.

Pero en su momento fue una feliz opción. Ahora el pueblo colorado y nacional espera mucho de usted, señor presidente, Queda la labor a su digna conducción de colorado y paraguayo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: