LA FAMILIA ES EL JARDIN DE DIOS.


Ya nos hemos referido a los peligros de la ideología de género, termino que aun no se sabe el significado. Nadie hasta hoy pudo definir su significado. A tal extremo que, al leer GÉNERO se puede sacar de contexto y no cambia el sentido de la oración. Hemos recibido la colaboración de una lectora que publicamos pues ilumina a los que creemos en la familia de cómo debemos comportarnos ante los peligrosos desafíos de nuestro tiempo..

Así como en el paraíso, estaban Adan y Eva creados por Dios para ser una sola carne y disfrutar del Edén con amor responsable y ordenado, así también la familia creada en el amor constituye un jardín de Dios. Es más, representa la base fundamental de toda sociedad. Es allí donde el niño aprende a amar y ser amado, a relacionarse, a crecer y madurar.

En el Edén de Adán y Eva, apareció la serpiente malvada queriendo destruir esa unidad perfecta del hombre con Dios.  Asi, tentó a la mujer para que entrara el pecado y venga la muerte. Asimismo, cada familia de hoy es tentada y acechada por el mal para ser destruida, y con ella toda la sociedad sustentada en el amor. De tal manera buscan privar a los más pequeños de un hogar.

Las características del pecado se ven en Adán. La vergüenza el no quiere asumir ni su responsabilidad, sino culparle a otro por su conducta.

Todas las corrientes mundiales que promueven nuevos conceptos de género así como nuevos conceptos de matrimonio entre personas del mismo sexo, son una de las voces actuales de esa misma serpiente que una vez confundió y tentó a Eva, la mujer, que fue instrumento para destruir la armonía y equilibrio del paraíso. Hoy también muchas de estas propuestas se esconden en la idea de potenciar el género femenino, de potenciarle en sus DERECHOS, sonando buenas y protectoras pero en realidad no buscan el bienestar de la mujer, sino que buscan destruir a las familias y a través de ella a los más pequeños, que son los niños.

Hoy en día se están aprobando en numerosos países leyes de matrimonio igualitario y de ideología de género, y son modelos de familia que se transmiten y enseñan a todos los niños en las escuelas, que ya reciben conceptos relativizados de género y familia según estas ideologías, y no se forman en base biológica y científica. Ellos tienen derecho, igual que nosotros, de crecer en una familia tradicional y de formarse en base a estudios biológicos y a nuestras mismas ideologías y creencias.

Solo la verdad de quienes somos, hombre y mujer creados a imagen y semejanza de Dios y la unión con Dios, nos puede proteger de los engaños de estos tiempos, que se muestran como buenos, pero sus intenciones son perversas. Así como Adán fue responsable del paraíso, de cuidarlo protegerlo y administrarlo, todo padre de familia es responsable de cuidar y proteger a sus familias, a todas las familias. Toda madre debe ser el corazón puro y cálido del hogar.

Jesús es el nuevo Adán y María la nueva Eva, quienes con su SI y entrega devuelven al hombre su ingreso al paraíso, a la unión íntima y perfecta con Dios. Destruyen la obra de la serpiente y tienen la victoria sobre ella. La victoria final pertenece a Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: