Rechazo a Afara: ¿seguirá HC? No queda otra que llevar mucha gente para ingresar al recinto


Horacio Cartes, junto con Juan Afara. / Jorge Cañete, ABC Color. El no tratamiento de la renuncia del vicepresidente Juan Afara por el Congreso tiene implícito un rechazo y eventual imposibilidad también del juramento como senador del presidente Horacio Cartes, que se vería obligado a seguir en el cargo. Nota: No queda otra que llevar mucha gente para entrar en el recinto en el momento del juramento para ver si son tan guapos nuestros enemigos, y ya no simples adversarios, como los tratábamos.

La falta de quorum para el tratamiento de la renuncia de Afara marca a su vez una tendencia que podría afectar también al presidente Horacio Cartes en su afán ahora expreso de renunciar antes del fin de su mandato para asumir como senador antes del 15 de agosto.

Las candidaturas al Senado de Cartes y Afara son atacadas de inconstitucionales ya de arranque, pero fueron respaldadas en cierta medida por la Justicia Electoral y la Corte Suprema de Justicia, aunque en el último caso no se llegó a discutir el cuestionamiento de fondo, ya que las inconstitucionalidades presentadas fueron rechazadas “in limine”.

En el caso del presidente por su condición de “senador vitalicio” tras culminar su mandato es una cuestión que confrontaría con el artículo 189 de la Carta Magna. El mandatario además compartiría con Afara el impedimento de que ambos no renunciaron al menos seis meses antes de las elecciones.

Según lo que argumentan, principalmente Afara, es que la ley no establece un plazo de renuncia a la vicepresidencia en el caso de candidatarse a senador, aunque el artículo constitucional 229 se establece que por ejemplo solo puede ser candidato a presidente “si hubiese cesado en su cargo seis meses antes de los comicios generales”.

Existe un tercer impedimento, que es el que mientras no se acepten sus renuncias, no pueden ejercer dos cargos públicos al mismo tiempo. El problema es que el juramento de los nuevos senadores electos en las generales del 22 de abril deben asumir sus bancas el 30 de junio y el mandatario así como Afara (en el caso de que no logren la aceptación de su renuncia) deben cumplir su mandato hasta el 15 de agosto.

En 2008 ya se planteó un problema parecido, ya que el entonces vicepresidente Francisco “Papito” Oviedo (electo en reemplazo de Luis Castiglioni) también tuvo problemas como Parlamentario del Mercosur por no renunciar con antelación como segundo del Ejecutivo.

En esta senda, Cartes y Afara deberán sortear al menos tres grandes obstáculos: en las elecciones del 22 de abril, ver si podrán (o les dejan) jurar el 30 de junio y asumir sus bancas y en el caso de no poder hacerlo, tras el 15 de agosto, una vez que dejen el Ejecutivo, tratar de ir al Congreso.

En el caso de que todos esos recursos fracasen, les queda la última instancia de recurrir a la Corte, que en 2010 ya favoreció a Nicanor ordenando que pueda integrarse al Senado, pero eso nunca se concretó por decisión política de los legisladores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: