Privilegiados de Díaz Verón cuestan G. 1.500 millones por año al Estado


017 | NÓMINA DE PARIENTES, VECINOS, AMIGOS, ENCONTRADOS HASTA EL MOMENTO EN LA FIS
Fiscal general del Estado Javier Díaz Verón y su esposa María Selva Morínigo. Ambos fungen de solidarios repartiendo cargos a los suyos y que le cuestan millones al Estado paraguayo. / ABC Color Los cargos repartidos por el fiscal general del Estado, Francisco Javier Díaz Verón, entre parientes, vecinos, amigos, empleados, exdomésticas y excriadas de la familia que aparecieron hasta el momento, significan una erogación de G. 1.500 millones por año para el Ministerio Público. Ascienden a 30 los privilegiados, encabezados por la parentela de la esposa del fiscal, María Selva Morínigo, que ingresaron sin concurso en la institución. Nota: Hemos confirmado la nomina. Constituye una vergüenza y más aun el silencio del poder judicial convertido en la cloaca del Paraguay.
La nómina de los 30 privilegiados del fiscal general del Estado, Francisco Javier Díaz Verón, ubicados sin previo concurso de méritos en el Ministerio Público, cuestan unos G. 1.500 millones al Estado, según la planilla salarial anual publicada por Ley de Transparencia.

La mayoría de los beneficiados carecen de título universitario, según vimos en el portal institucional.

En los últimos 4 años, Díaz Verón aprovechó su mandato para repartir cargos a parientes, amigos, vecinos, empleados, exdomésticas de la familia, exniñeras de su hija menor, vecinos y hasta amigos de sus hijos. (Ver infografía) 

En la lista de los beneficiados figuran María Lourdes Alonso Vargas, María Graciela Insfrán de Pérez, primas de la esposa de Díaz Verón, María Selva Morínigo, así como Laura Verena Morínigo Kennedy y Cristian Alfredo González Vinader, sobrinos de la mujer.

Lorenza Matorra Palma es una exdoméstica de la familia favorecida en fiscalía, junto a sus hermanas Liliana Matorra Palma, Celina Matorra Palma y Pedro Barreto Salvioni, cuñado de estas, con antecedentes por estafa, nombrado por Díaz Verón pese a su antecedente por estafa.

Lidia Román Coronel, otra excriada que cuidaba de la hija menor de Díaz Verón ingresó a fiscalía, gracias a su patrón. La extensa nómina de favorecidos alcanzó a los parientes y cercanos tanto de Asunción como de su ciudad de origen, Caazapá.

Operadores políticos de Pedro “Pipo” Díaz Verón, hermano del fiscal, locutores de radio Yerutí FM de Caazapá conforman el ejército de acomodados.

Próspero matrimonio

Cabe remarcar que la influyente esposa del fiscal resultó una genia de las finanzas. Mientras era funcionaria pública constituyó Lagunistas SA, con un capital integrado de G. 5.000 millones, donde figura como presidenta su madre Selva Apolonia Vargas, ama de casa y con antecedentes por abigeato y otros delitos.

Una estancia de 8.000 hectáreas en el Chaco, acciones en una fábrica de Limpio, miles de cabezas de ganado figuran en el haber de la esposa del fiscal. De manera más encubierta, Díaz Verón también reportó bienes consistentes en acciones dentro sociedades anónimas no especificadas, un lote de animales de raza por unos G. 1.000 millones, etc.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: