MADURAR ESTRATEGIAS DE RECONCILIACIÓN


Cándido Silva

A ocho semanas de la celebración de los comicios internos de la ANR, se profundizan las campañas de captación de adeptos por parte de los diferentes Movimientos que aspiran a posicionar a sus respectivos candidatos como representantes oficiales del Partido en las elecciones generales pactadas para el 22 de abril de 2018.

En la medida que el proselitismo gana en intensidad, crece el intercambio de epítetos diversos entre los circunstanciales contendientes, percibiéndose, en simultáneo, la economía de propuestas, simples apéndices en los discursos de los oradores que procuran conquistar simpatías y adhesiones de los enfervorizados auditorios descalificando al adversario de la hora, irónicamente un correligionario y compañero de causa.

La mayoría de los participantes en las reuniones y concentraciones políticas acuden para apoyar con su presencia al candidato de su preferencia, subyaciendo, sin embargo, la íntima inclinación a solazarse, no precisamente con el relato de los programas de acción, sino con la retahíla de adjetivos de gruesos calibres lanzados al ocasional antagonista quien, en respuesta, devuelve prestamente las “gentilezas”, en una suerte de cotejo de ida y vuelta que entusiasma a la afluencia, a veces incluso hasta el paroxismo.

En ese ámbito, y con ese panorama, característico de los álgidos periodos electoralistas que, por lo general, culminan con alborozo para algunos y enfurruñamiento para el resto, se impone que los dirigentes y los candidatos de todas las corrientes en pugna imaginen estrategias de reconciliación para después de las compulsas, considerando que los triunfadores forzosamente requerirán del concurso y el sufragio de los menos afortunados para enfrentar unidos y con reales chances de victoria a la oposición coaligada.

Por decirlo de alguna manera, que el hemisferio izquierdo del cerebro trabaje en la seducción, buscando atesorar mayúsculas cantidades de votos a expensas del contrincante; mientras que el hemisferio derecho se encargue, a la par, de elaborar mecanismos de componendas pos comicios, proceso de muy corta duración, visto la rigurosidad de los plazos previstos, en el que se pondrá a prueba la capacidad de persuasión y apaciguamiento de los vencedores, que habrán de emplear convincentes argumentos para atraer el favor de quienes vieron frustradas sus expectativas electorales.

Optimismo mediante, partamos de la premisa real e indubitable de que la aridez del lenguaje empleado en los mítines carece en esencia de connotación personal, se circunscribe al plano y al momento políticos, razón de peso para entrever prontos arreglos y satisfactorias compensaciones, habida cuenta que dentro de una asociación partidaria el rival de hoy es el aliado de mañana y viceversa.

Que la adversa pero aleccionadora experiencia del 2008 sea capitalizada con inteligencia y sentido de poder, de modo que la Jefatura de Estado sea traspasada como antaño de un correligionario a otro, que flamee en las Gobernaciones el pendón republicano, y que en los cargos pluripersonales para el Senado, Diputados, Parlamento del Mercosur y Concejalías Departamentales se sitúen en porcentajes ampliamente predominantes los abanderados del coloradismo.

Vaticinamos unas primarias pacíficas, con masiva concurrencia y ejemplar conducta cívica, que los resultados arrojados por las urnas sean aceptados por unanimidad, y que la majestad de la voluntad popular se entronice en la cúspide de la institución nacionalista por antonomasia del Paraguay.-

21 de octubre de 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: