LA LITERATURA Y LA MUSICA EN LA POLÍTICA


Escribe Osvaldo Bergonzi

En la literatura no existen dudas que su influencia fue fundamental. En Alemania El Fausto de Goethe hace nacer al idioma actual alemán, En España el Quijote de la Mancha no solo sienta las bases del idioma español sino también las de la nacionalidad española. Lo propio sucede con Joao Pessoa en Portugal, creador del idioma portugués y la consolidación del reino de Portugal con un fuerte apoyo inglés. En Inglaterra sucede un caso notable con Guillermo, un simple vikingo aspirante a una corona aun no consolidada. Tenía orígenes Vikingos y se lanzó a la conquista de la isla colonizada por Roma cuya capital fuera llamada por ellos  Londonus, más tarde London  y  Londres. Tuvo la suerte el conquistador vikingo que los celtas y anglos disputaban la amenaza sajona en el norte y el centro quedaba casi desguarnecido. Así Guillermo, triunfa fácilmente en la  batalla de Hasting (1066) e impone el idioma francés como lengua oficial, cosa que hasta hoy supervive. Este idioma. el francés, es una mescla de varios idiomas y algunos afirman que el inglés es un francés mal hablado. “Vin de table rouge (vino de mesa tinto) Red table  wine  (Vino tinto de mesa) Fontaine Bleu (Fuente azul) Blue Founting (fuente azul.) Y así con numerosas voces. Una provincia de Francia se llama Normandia con fuerte historial normando, es decir, Vikingo. En Italia sucede un fenómeno político. Dante Alighieri, un político y escritor, escribe su notable obra “ La divina comedia” que al parecer es una historia de amor entre dos cónyuges pero que finalmente termina convirtiéndose en un idioma, El Toscano que, más tarde se convertirá en el idioma oficial de Italia. Dante era un político capaz de burlarse de sus enemigos cuando los hace aparecer en su obra en el noveno círculo del infierno sosteniendo con un brazo sus cabezas.

La influencia política en la música resaltan dos personajes. Ricardo Wagner en Alemania y Giuseppe Verdi en Italia. El primero impone un nuevo estilo rimbombante que choca contra las formas clásicas. Pero va ganando adeptos a medida que el compositor sitúa al pueblo alemán como el más destacado en el mundo. El propio Hitler visita a las hijas del compositor y hace ejecutar en la opera de parís, una vez ocupada Francia, la obra cumbre de Wagner, Tannhouser.

Pero es en Italia donde la música operística constituye un género que puede llegar a la política rápidamente. Corre el año 1850. Verdi estrena su opera NABUCCO cuya obertura dice “Va pensiero, e su lali dorate” (Va el pensamiento con sus alas doradas.) música que casi se convierte en himno italiano. Después del estreno sucede algo notable. La opera describía al pueblo judío en pos de una patria libre. Pero el mensaje estaba destinado al pueblo italiano para su unificación. Aparecen en las calles de Milán carteles con la voz  V.E.R.D.I. y así este fenómeno sucede en las principales ciudades. Los respectivos ducados y reinos que contenía la península italiana no podían apresar a los que colocaban tales cosas pues nada significaban a simple vista. Pero los muy pícaros hacían correr la voz “VITORIO EMANUEL RE DI ITALIA (VERDI), “viva verdi”. Y así pronto ocurrió lo esperado. Tal monarca asume el poder unificando a varios  ducados y reinos y Verdi es nombrado Diputado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: