La Derrota del Bolivianismo (II)


Escribe Federico Narváez Arza+

“EL Triunfo de la  Oposición Venezolana y la reacción del  Chavismo.” Este notable análisis del desaparecido editorialista de EL COLORADO lo volvemos a publicar  por lo certero de sus predicciones

        Con esta segunda entrega queremos completar la anterior, atisbando “el otro lado de la muralla”, pues la victoria de la MUD (Mesa de Unidad Democrática) en las Elecciones Legislativas en Venezuela abre una nueva etapa política para el País caribeño, gobernado hace dieciséis años por el Chavismo. Algunos elementos más nos pueden ayudar a comprender mejor la nueva coyuntura:

       1. El Chavismo nunca había quedado en minoría en la Asamblea Legislativa, algo que sí le ocurrió al PT en Brasil, al Kirchnerismo, y al Frente Amplio uruguayo en diferentes tramos de sus respectivos Gobiernos. Este retroceso en curules es la primera derrota electoral representativa del Chavismo, visto y considerando que el anterior revés fue a raíz de la propuesta de reforma constitucional impulsada por Chávez en 2007. Es un hecho concreto: buena parte de los procesos de cambio en América Latina ya han tenido que gobernar con una mayoría opositora en el Legislativo. Han perdido diversas elecciones Legislativas, y luego retomaron la senda victoriosa en las Presidenciales. Si bien esta nueva correlación tendrá determinadas consecuencias (la compleja aprobación de los Presupuestos anuales es un ejemplo de ello) no puede condicionar la totalidad de acciones del Gobierno. Se trata de la segunda derrota electoral en veinte contiendas de parte de las fuerzas chavistas.

       2. La diferencia entre el PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela) y la MUD fue de 16%, arribando a un 58% a 42%, una distancia incluso menor a la que vaticinaban diversas Encuestas meses atrás, que mencionaban más de 30% de diferencia para la Derecha. Ocurre que, por las Circunscripciones Electorales, la MUD duplica al PSUV en curules (tema circuital que la Oposición había criticado en 2010, cuando perdiendo por 1% quedó 33 curules abajo). Maduro fue claro en este punto durante la conferencia de prensa que brindó en el Palacio de Miraflores tras la derrota: anunció que, por la “guerra económica”, viró la correlación de fuerzas históricas (en general, más afincada en un 60% a 40% para el Chavismo, de acuerdo a un rápido promedio de las diferentes elecciones), pero que no era momento de sentirse derrotados sino de comenzar a construir en un nuevo escenario político. Y vaya si sabe el Chavismo de eso: soportó el Golpe de Estado de 2002, el paro petrolero de 2003-2004, la derrota electoral en 2007, la muerte del propio Chávez en 2013, y las guarimbas en 2014. Se construyó también sobre la base de adversidades (allí tiene algo de similitud con el Peronismo argentino) de las que, con el paso del tiempo, logró salir con iniciativa.

       3. La Economía es uno de los puntos centrales que definieron la elección. El escenario de desabastecimiento inducido –que el Gobierno no fue capaz de resolver– imperante en el País desde hace ya dos años fue “la gota que colmó la copa” para aproximadamente un 10% de electores que, en general, había elegido al Chavismo en ocasiones anteriores y que en esta elección votó a la MUD. Uno de los desafíos del Gobierno de Maduro en los próximos meses será el de desbaratar el complejo entramado que, desde circuitos Empresariales, favorece al desabastecimiento y la especulación, y golpea a sectores populares. También el PSUV deberá retomar la “construcción barrial” que supo hacerlo uno de los Movimientos más organizados del continente. “Vamos a recuperar la confianza de los incomodados” dijo Roy Chaderton (Ministro de Relaciones Exteriores 2002-2004; Embajador de Venezuela en la OEA 2008-2015; Diputado al Parlamento Latinoamericano actualmente en el Cargo) en una rueda de prensa horas después, para luego afirmar que “hoy es el primer día de nuestra recuperación”. Veremos si el “Equipo Gubernamental” cambia su incapaz Dirigencia actual por gente más acorde con las circunstancias actuales; de lo contrario la debacle seguirá.

        4. El triunfo de la MUD en Venezuela, apenas semanas atrás de la victoriosa elección de Mauricio Macri en la Argentina, nos muestra un convulsionado escenario político en la región. La derrota chavista es una mala noticia para la Presidenta brasileña Dilma Rousseff, que enfrenta un pedido de impeachment de parte de la Oposición conservadora en su país. También para Evo Morales, quien en febrero próximo disputará la posibilidad -vía referéndum- para poder presentarse a un nuevo mandato constitucional. La“restauración conservadora” de la que hablaba el Presidente de Ecuador Rafael Correa parece estar en curso en el continente, aunque la “Nueva Derecha” se presenta en este momento con un discurso de más moderación que el que supo ostentar con anterioridad.

        5. La MUD (Mesa de Unidad Democrática) deberá unificar posiciones a su interior. Ahora tendrá la posibilidad de conducir nada menos que un Poder del Estado Venezolano, con todo lo que ello implica. Y apenas terminada la elección ya existieron diferencias: Henry Ramos Allup (Secretario General del Partido socialdemócrata Acción Democrática) amenazó con cerrar el Canal de TV de la Asamblea Nacional, dando a entender que comenzaba un período de revancha contra el Chavismo: “Yo he venido diciendo que el Sistema Nacional de Medios Públicos, incluyendo a Venezolana de Televisión (VTV), YVKE (Mundial) y ANTV son Medios de Comunicación puestos al servicio de una causa política”, embistió el Dirigente adeco; mientras otros Dirigentes buscaron mostrarse más contenidos, con un perfil más bajo, a sabiendas que tienen enfrente a un poderoso Movimiento Político y Social aún vigente. La MUD está conformada por 21 Partidos y Movimientos e indudablemente se dará la lucha por el Poder pues, como lo dice un viejo aforismo de la Ciencia Política, históricamente comprobado: “el Poder no se comparte”, y podemos poner como ejemplo que Octavio no lo compartió con Marco Antonio, Stalin no lo compartió con Trotsky, Hitler no lo compartió con Ernst Röhm, ni Stroessner con Mendez Fleytas (como anécdota contamos que cuando a Stroessner se le preguntó porque se deshizo tan pronto de Mendez Fleytas contestó: “Mocoi yaguareté ndicatúi oicó pêteí jaula pe”).

Entre las personalidades relevantes en la Oposición Venezolana descuellan indudablemente Henrique Capriles y Leopoldo López. Su principal diferencia en los últimos tiempos ha sido la manera de abordar la difícil situación del país y la forma de hacer frente al régimen de Nicolás Maduro. Mientras López, junto a otros políticos como María Corina Machado, ha llamado a protestar en las calles y manifestar el descontento popular, Capriles –que denunció trampas en las Elecciones Presidenciales que perdió en abril de 2013 por el 1%– ha apostado por «unir» a los venezolanos para ganar las elecciones,  y denunciar reiteradamente los abusos del Gobierno, pero sin incentivar la protesta callejera violenta. Capriles tiene una brillante trayectoria como Abogado y Político. Se desempeñó como Funcionario público en el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT) Ente encargado de la recaudación tributaria del Estado y en el área privada en diversas Firmas jurídicas en Caracas.

        A los 25 años de edad fue electo diputado al Congreso de la República por el Estado de Zulia, posteriormente nombrado por consenso Vicepresidente del Congreso y Presidente de la Cámara de Diputados entre 1999 y 2000, convirtiéndose en el venezolano más joven en ejercer esos cargos en la historia democrática del país, hasta la entrada en vigencia de la unicameral Asamblea Nacional.

       Fue electo Alcalde del Municipio Baruta del  Distrito Metropolitano de Caracas el 30 de julio de 2000 con el 62,99 % de los sufragios, reelecto en 2004 con el 78,83 %. Posteriormente se postuló con el apoyo de todos los Partidos Políticos de oposición a las Elecciones Regionales de 2008 al Cargo de Gobernador del Estado de Miranda, venciendo el 23 de Noviembre de 2008 al Oficialista Diosdado Cabello (hoy Presidente dela Asamblea Nacional) con el 53,11 % de los votos. Fue reelecto al Cargo para el período inmediato a finales de 2012 con el 51,83 %. Gobernador actual del Estado de Miranda por dos periodos y dos veces Candidato a Presidente de la Rca., primero contra Chávez y luego contra Maduro ante quien perdió dudosamente por el 1% de los votos; se ha manifestado como Nacionalista de Centro-Izquierda durante sus campañas electorales.

        En cambio Leopoldo López tiene una dudosa trayectoria jalonada de escándalos, como haber desviado fondos petroleros de PVDSA cuando su madre era Gerente de la misma. Leopoldo López participó en las movilizaciones de calle de la Oposición venezolana que dieron lugar al posterior Golpe de Estado de abril de 2002 y participó como autoridad de facto en el arresto ilegal e inconstitucional del entonces Ministro de Interior y Justicia Ramón Rodríguez Chacín y en la “investidura” del Empresario Pedro Carmona como Presidente-Dictador estando presente durante la lectura del Decreto que había cerrado el Congreso, anulado el Poder Judicial y dotado de Poderes Constituyentes a Carmona. La causa que se seguía a López por este último hecho fue sobreseída el 31 de diciembre del 2007 debido a la amnistía otorgada por el Presidente Hugo Chávez.

        De acuerdo con la Contraloría General de la República, cuando López se desempeñaba como Analista de Entorno Nacional en la Oficina del Economista Jefe de Petróleos de Venezuela (PDVSA), la ONG “Primero Justicia” (presidida por López) obtuvo una donación a través de su madre, Antonieta Mendoza de López, que entonces ocupaba el cargo de Gerente de Asuntos Públicos de la División de Servicios de PDVSA Petróleo y Gas S.A., algo completamente ilegal. También se le imputó  haber recibido dinero de los EE.UU. según se publicó en cables de Wikileaks; es de ultra-Derecha Neoliberal y pertenece a una familia de la rancia oligarquía aristocrática de Venezuela.

        ¿Buscará la MUD el “Referéndum Revocatorio” para intentar derrocar a Nicolás Maduro en 2016, visto y considerando que su período constitucional termina recién en 2019? Habrá que ver. Saben que una cosa son las Elecciones Legislativas –conocidas como de medio término, y, generalmente, más favorables a la Oposición que al Oficialismo en buena parte del mundo– y otras las Elecciones Presidenciales o los Referéndums Revocatorios, que en Venezuela han sido inequívocamente favorables a las fuerzas del Chavismo. Además no olvidemos que los Movimientos Populares tienen una gran capacidad de movilización y confrontación, como lo demostró el Peronismo con Raúl Alfonsín a quien le obligaron a renunciar antes del final de su mandato, y con Fernando de la Rúa casi al principio del mismo. Indudablemente que el Chavismo dará una dura batalla para mantenerse en el Poder y sabemos que es un Movimiento aguerrido. La Oposición y sus simpatizantes ahora eufóricos no deben cantar victoria antes de tiempo, el “consumatum est” aún no está dado.

En definitiva, la correlación de fuerzas de la Asamblea Nacional ha cambiado con fuerza, y hay un mensaje que quedó en las urnas. Veremos si el Gobierno Bolivariano puede reinterpretarlo para salir adelante, como muestra su currículum durante la última década y media. Tiene una ventaja: perdió una Legislativa, y no la Presidencial, pero el panorama se presenta sombrío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: