Los primeros egresados del Programa de Reinserción Social para jóvenes se gradúan este mes


DSC_004  Para fin de mes egresan los tres primeros jóvenes que al salir en libertad se acogieron voluntariamente al programa de reinserción que brinda el Ministerio de Justicia en alianza con la Fundación para la Promoción de los Valores y Prevención de Violencia (Fundaprova).

“Casa Madre de Tupãrendá” es el Centro de Formación Laboral que brinda capacitación a jóvenes, ahora logra los primeros resultados con el egreso de jóvenes interesados en aprender un oficio. Los ex adolecentes en conflicto con la Ley Penal obtienen un bono, que les permite financiar su formación para desarrollar habilidades y acceder a mejores empleos.

El ministro de Justicia, Ever Martínez, adelantó que la alianza entre el Estado y Fundaprova será extendido, mediante una adenda. “Aquellos Programas de reinserción que aportan resultados positivos, siempre tendrán el apoyo del Gobierno Nacional”, subrayó.

El beneficio de este programa no termina en los jóvenes, sino que impacta en la sociedad. Por cada joven rehabilitado hay dos victima menos en la calle por día, los chicos reinsertados a la sociedad.

El Padre Pedro Kühlcke, líder de la fundación relató la emoción de ver crecer en los jóvenes el espíritu de responsabilidad, el valor del trabajo y el amor de familia. Contó uno de los casos en que un joven antes de concluir el programa aviso que había obtenido empleo en un supermercado cerca de su casa, gracias a los conocimientos de panadería adquiridos en “Casa Madre de Tupãrendá”.

Resaltó que el único requisito para acudir al hogar es acudir por voluntad propia, cumplir las reglas una vez que asista a los talleres puntualmente, estos se dictan de lunes a viernes de 08:00 a 15:30.

A su vez la presidenta de Fundaprova, Ana María Acha dijo estar “orgullosa de los logros del programa antes de cumplir un año de vida”. Como prueba del objetivo alcanzado mostró un certificado de capacitación en cajero bancario, de uno de los jóvenes que decidió ampliar su formación. Añadió que no es el único, también está Guido, otro joven que forma parte del programa y que gracias a los valores y recursos económicos que reciben en “Casa Madre de Tupãrendá” pudo pagar su curso de electricidad automotriz.

El programa de reinserción para jóvenes que en el pasado tuvieron conflicto con la Ley Penal, puede albergar a 20 chicos interesados en aprender oficios de panadería o de horticultura, y por los cuales son remunerados, reciben un bono, que les permite acceder a cursos que amplíen sus habilidades y conocimientos, con el objetivo que puedan lograr mejores empleos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: