Papa envió bendiciones al pueblo paraguayo


Cartes y el papa Francisco en Portugal. Foto: Presidencia. Cartes y el papa Francisco en Portugal. Foto: Presidencia. Al término de una misa en el Santuario de Fátima (Portugal), el presidente de Paraguay Horacio Cartes mantuvo un breve encuentro con el papa Francisco. El Santo Padre transmitió el saludo y las bendiciones a todo el pueblo paraguayo, según destaca la página web de Presidencia. El breve diálogo entre el presidente paraguayo y el máxima líder de la Iglesia Católica fue al concluir la actividad central en el marco del Centenario de la Aparición de la Virgen de Fátima, en Portugal. Sucedió hoy a partir de las 5 de la mañana de Fátima – Portugal. Nota: Se podían leer los diarios de la época desde el 13 de mayo de 1917 en que apareció por primera vez. Pero lo más imponente fue cuando la entonces  niña Lucía le pidió un milagro que puedan ver las 40.000 personas esperando un hecho concreto pues solo ella veía a la virgen. El cielo estaba encapotado y llovía torrencialmente. De pronto se despejó y un sol radiante iluminó la estancia. Y comenzó a hacer piruetas y se lo podía observar al astro sin daño a la vista. Esto está escrito por diarios de la época, las mayoría ateos, masones y comunistas. La virgen anunció la llegada del comunismo y su pronto final que sucedió luego de la caída del muro de Berlín. A Juan Pablo II le confirmó que la bala asesina había sido desviada por su intercepción con lo cual se cumplieron los 3 secretos.

La celebración religiosa que congregó a fieles de todo el mundo concluyó hoy con la solemne misa de canonización de los nuevos santos católicos, Francisco y Jacinta, pastorcitos a quienes la Virgen se les apareció.

Esta fue la quinta vez que los jefes de Estado intercambiarán palabras. El último se dio en enero de este año en la sede del Vaticano, donde el presidente le obsequió al argentino un álbum de fotografías de su visita a Paraguay y le compartió un material ilustrativo del avance de la construcción del barrio San Francisco, en Zeballos Cué. Le explicó que en honor a su visita, en julio del 2015 a la zona del bañado, el Gobierno decidió construir las 1.000 viviendas para las familias más carenciadas. Mientras que el regalo del papa al presidente Cartes fue un medallón de bronce del último jubileo sobre la misericordia y dos libros además de una carpeta que contenía su último mensaje de la Jornada de la paz, del 1 de enero.

En la víspera Cartes también asistió a la ceremonia de encendido de velas que estuvo a cargo del Sumo Pontífice, en la capilla de la Apariciones. De esta forma, el presidente concluye sus actividades en la República Portuguesa. El retorno de la comitiva paraguaya esta previsto para este domingo alrededor de las 07.00 en el Espigón Presidencial del Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi.

Lucía dos Santos

Lúcia de Jesus Rosa dos Santos

Jacinta marto lucia santos.jpg
Lucía (derecha) junto a Jacinta Marto en 1917.


Lúcia de Jesus Rosa dos Santos, más conocida como Sor Lucía (Aljustrel, Portugal, 22 de marzo de 1907Coímbra, Portugal, 13 de febrero de 2005), fue una monja católica portuguesa perteneciente a la Orden de las Carmelitas Descalzas y también una de las más famosas videntes, junto a sus primos Francisco y Jacinta Marto, de las apariciones de Fátima, donde el 13 de mayo de 1917 dijeron haber visto a la Santísima Virgen María en la llamada Cova da Iria, donde hoy se levanta un importante Santuario mariano.

Biografía

La niñez y el milagro

Periódico informando del Milagro de Fátima.

Lúcia de Jesus Rosa dos Santos nació en Aljustrel, en el seno de una familia muy humilde, hija de António dos Santos y María Rosa Ferreira. Desde muy pequeña tenía encargada la función del pastoreo de ovejas, que solía realizar en compañía de otros niños y, habitualmente, de sus primos Francisco y Jacinta Marto.

El 13 de mayo de 1917 dijeron haber visto a la Virgen en la llamada Cova da Iria, y los días posteriores, hasta el 13 de octubre, se reunieron en el lugar miles de personas para ser testigos de dichas apariciones. Estas apariciones estuvieron precedidas, según se cuenta, de la aparición de un ángel durante 1916 en la cueva “Loca de Cabeço”. En el transcurso de dichos actos se afirma que la Virgen María reveló a los tres niños tres mensajes, conocidos como los tres misterios de Fátima.

Lúcia y Jacinta escucharon los mensajes de la Virgen; Francisco solo la veía y se enteraba del mensaje por boca de Lucía, que le recomendó rezar el Rosario y depositó en ella los tres misterios mencionados. Estos eran: el final de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), la muerte prematura de sus primos, Francisco (19081919) y Jacinta (19101920), la conversión de Rusia, que señalan que ocurrió con la desintegración de la URSS en 1990, y el tercer y mejor guardado secreto que se dice es la predicción del intento de asesinato de Juan Pablo II.

Ingreso en el convento

Convento de las Hermanas Doroteas en Pontevedra, donde residió por algún tiempo Sor Lucía.

En 1921, con 14 años de edad y 4 años después de los hechos de Fátima, ingresó en el colegio de las Hermanas Doroteas en la localidad de Vilar, cerca de Oporto, y en 1928 se trasladó al convento de esta orden en Tuy, Pontevedra (Galicia, España), y luego al convento que la orden tenía en la ciudad de Pontevedra, donde en 1925 se le volvió a aparecer la Virgen.1 En 1946 volvió a Portugal y en 1948 decide ingresar en el Carmelo de Santa Teresa de Coimbra en régimen de clausura, profesando votos al año siguiente.

Allí moriría en el 2005, a la edad de 97 años, siendo muy contadas sus salidas al exterior. Durante su estancia en el convento, afirmó haber visto apariciones de la Virgen e incluso de Jesús, en las que recibió la Promesa de los Primeros Sábados, la Visión de la Trinidad y la petición de la consagración de Rusia. Una de las contadas veces que salió del convento fue para entrevistarse con el papa Juan Pablo II y comunicarle el tercer misterio.

Recibió sepultura en el cementerio del Carmelo de Santa Teresa, en Coímbra, donde pasó enclaustrada sus últimos 46 años después de haber tomado el hábito religioso carmelita con el nombre de Hermana María Lucía de Jesús y del Inmaculado Corazón O.C.D.. Según su voluntad, al año (el 19 de febrero de 2006) sus restos fueron trasladados a la iglesia del Santuario de Fátima, para descansar allí junto a los de sus primos.

El 13 de febrero de 2008, el cardenal José Saraiva Martins anunciaba el inicio de la Causa de beatificación.2

Su obra

Sor Lucía escribió dos obras: sus Memorias y los Llamamientos del mensaje de Fátima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: