PARAGUAY VENCIÓ EN LA JUSTICIA EXTERIOR: Rechazan demanda del caso Gramont, embajador de MI GENAL ETRONE


El exconsul honorario, Gustavo Gramont Berres. / ABC Color. En el caso de la deuda espuria generada en el caso Gramont Berres, este martes, el tribunal de sentencia de Washington, Estados Unidos, decidió rechazar la demanda de más de US$ 80 millones contra Paraguay presentada por la aseguradora italiana Sace.

Este martes se hizo público que el Tribunal Judicial de Washington rechazó la demanda promovida y presentada por la aseguradora italiana SACE SPA, contra Paraguay reclamando una deuda espuria de 85 millones dólares generada en el caso del ex cónsul honorario, Gustavo Gramont Berres.

El juez Ketanji Brown Jackson, del distrito de Columbia, en su sentencia afirmó que en base a los hechos alegados en la demanda y las evidencias presentadas, SACE no pudo demostrar que Paraguay haya manifestado su asentimiento a Gramont respecto a las Garantías que este presentó para asumir las deudas.

Al final de su argumentación, el magistrado afirmó que la petición de Paraguay, de desestimar la demanda de SACE, debe ser concedida. Por su parte el Estado paraguayo ratificó su postura de desconocer la deuda del caso Gramont Berres y a partir de allí decidió defenderse ante los tribunales de Washington.

En su momento el procurador General de la República, Roberto Moreno, señaló que que la demanda constituye un “reclamo inmoral” pues la firma italiana reclama una deuda ilegítima de la cual la misma empresa se defendió anteriormente.

Incluso el presidente de la República, Horacio Cartes, celebró esta decisión a través de su cuenta de Twitter.

Origen de la deuda

La deuda fue contraída durante el periodo de la dictadura stronista, cuando en 1980 Gramont Berres fue enviado a Suiza por Alfredo Stroessner como “cónsul itinerante”. En ese tiempo, habría utilizad una garantía falsificada realizada por él mismo en nombre del Estado paraguayo y un reaseguro brindado por la firma Sezione Especiale per l’Assicurazione del Crédito all’Esportazione (SACE).

Gramont Berres recibió préstamos por la suma de 85 millones de dólares para dos de sus empresas, que consistían en una procesadora de cítricos y una planta de productos farmacéuticos, y cuya inversión quedó en la nada, así como la amortización de la deuda. En 1993 Paraguay fue requerido por 9 bancos en cuanto al pago de la deuda que Gramont contrajo con el supuesto aval del Gobierno.

En mayo de 2005, el Tribunal Federal suizo había condenado al Estado paraguayo y a la firma SACE a pagar 85 millones de dólares a esos bancos. Por su parte la firma italiana llegó a un acuerdo con los bancos suizos, pero luego promovió una demanda internacional ante la Corte Federal norteamericana contra Paraguay por la deuda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: