El Poder Judicial le da la espalda al megafraude perpetrado a la Cajubi


Los ministros de la Sala Penal de la Corte Alicia Pucheta y Luis María Benítez Riera, iniciaron la cadena de inhibiciones al apartarse del caso de lesión de confianza perpetrado contra la Caja de Jubilados de Itaipú (Cajubi). Nota: El segundo y la cuarta de la foto (Benítez Riera y Gladys Bareiro  juraron no pretender su reelección.Pero llegado el momento el tal Benítez Riera que de horrado guaú pasó a ser un vulgar mentiroso, inventó la voz desconocida  “CERTEZA JUDICIAL” a lo cual se acopló la otra mentirosa, la tal Gladys de Modiga. Ambos son una basura de personas. De la de Pucheta no se podía esperar algo mejor, hija de un guitarrero que llevaba a sus alumnos del segundo curso al parque Caballero y cuando apretaba el sol exclamaba: “Vamos a sentarnos debajo de la sombras, mejor dicho las sombra”constituyéndose en el hazmerreir de la facultad de derecho de la UNA. Sindulfo Blanco es pájaro de marca mayor bien conocido por sus continuas trapisondas publicadas en los medios. En consecuencia, el Paraguay, con jueces como los que tenemos no abrigamos posibilidad alguna de credibilidad. Por eso las tales  alianzas PUBLICO – PRIVADAS no picaron en un país en que la justicia se constituyó en un mercado persa. Este caso será uno más de los tantos de PRESCRIPCIÓN, per secula seculorum.  Por aquí huelga el derecho y los abogados tienen en sus anaqueles sendos libros encuadernados con contenido de papel diario.

La Sala Penal debe estudiar las casaciones promovidas por 10 de los 11 condenados por el megafraude a la Caja. Sin embargo, Pucheta y Benítez Riera se apartaron porque tienen causal de inhibición con los abogados Luis Bertón Planás y Nicolás Gaona Irún. Los ministros en vez de cancelar la personería de estos abogados que fueron incluidos en el proceso solamente para chicanear, resolvieron inhibirse.

Luego, el ministro Sindulfo Blanco también se inhibió, al igual que los miembros de la Sala Constitucional Antonio Fretes, Gladys Bareiro y Miryam Peña.

Tampoco aceptaron integrar la Sala Penal los ministros de la Sala Civil José Raúl Torres Kirmser, Miguel Bajac y Antonio Garay.

El expediente fue enviado a la 1ª Sala de la Cámara de Apelaciones, pero se inhibieron los camaristas Pedro Mayor Martínez, Gustavo Santander y Gustavo Ocampos.

Los camaristas de la 2ª Sala José Agustín Fernández, Delio Vera Navarro y Anselmo Aveiro, se inhibieron por diferentes motivos; al igual que los miembros de la 3ª Sala Agustín Lovera Cañete, Cristóbal Sánchez y José Waldir Servín.

Los integrantes de la 4ª Sala Emiliano Rolón, Arnulfo Arias y Carlos Ortiz Barrios, igualmente se excusaron.

El expediente fue derivado al Tribunal de Apelación Penal de la Adolescencia integrado con los jueces Clara Estigarribia, Mirtha González e Irma Alfonso, quienes deberán resolver si aceptan o no el estudio de las casaciones propuestas por los condenados por el fraude de US$ 48 millones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: