ALGUNOS ASPECTOS ESENCIALES DE UN LÍDER POLÍTICO


ESCRIBE OSVALDO BERGONZI

Hay dos formas de hacer de la política una profesión: se vive de la política (la persona busca un fin o nivel económico), o se vive para la política, hace de ella su vida en un sentido íntimo; o goza simplemente con el ejercicio del poder que posee, o alimenta su equilibrio y su tranquilidad con la conciencia de haber dado un sentido a su vida poniéndola al servicio de “algo”.

El verdadero líder político delega a sus colaboradores solo parte de su objeto final. Es decir, en lenguaje cinematográfico, delega el corto metraje, en tanto él conoce la totalidad del largo metraje y nunca se detiene ante este quehacer.

Otra cualidad indispensable constituye la memoria.  Incluso la memoria fotográfica. Algunos al ver un rostro y averiguar el nombre y apellido jamás  olvidan. De modo que al volver a verlo lo llama por su nombre y si en su momento de conocerle le dieron detalles de su familia, él las cita, dejando sorprendido a su interlocutor. Así se va gestando un liderazgo.

Siempre dice lo que su auditorio quiere oír, y para eso consulta de antemano con todos los que puedan dar los más mínimos detalles del lugar y y las personas a quiénes va a dirigirse.

Cuando habla al público se puede apreciar si éste presta atención al orador. Si no se oye el leve zumbar de un insecto es señal que está conquistando la confianza de sus oyentes y que al finalizar estallan en un estruendoso aplauso.

Siempre otorga`preferencia a quienes le ayudan de verdad en su empeño soslayando a amigos o parientes, siempre interesados en empinar ganancias a su costilla. La política es un acto recíproco de conveniencias entre el líder y sus colaboradores. A éstos hay que impedir que hagan corrillos imposibles de rebasar para privar al líder de recibir las verdaderas informaciones. En esto último casi todos fracasan pues es sumamente difícil de impedir tales presencias la de quienes en apariencias le ayudan pegándosele como estampilla desde el mismo despuntar del alba.

Por último el que pretende ser un líder político debe tener una  trayectoria limpia, cosa no siempre fácil de conseguir en los avatares de la existencia siempre poniéndonos a prueba.  Para que en algún momento inesperado afloren a la superficie y pongan punto final  o malogren aspiraciones. Nos referimos a pueblos que aprecian y valoran conductas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: