Culpan a Cárdenas, Wagner y Lugo por asesinatos en zonas agrícolas


En asamblea, los miembros de la Coordinadora Agrícola del Paraguay decidieron protestar contra la inseguridad y responsabilizaron al titular del Indert de la triste situación actual. / ABC Color.  Unos 400 miembros de la Coordinadora Agrícola del Paraguay protestaron ayer contra la inseguridad en las zonas de producción. Responsabilizaron del asesinato de dos agricultores al presidente del Indert, Justo Cárdenas, y a los parlamentarios Wagner, Lugo y otros. ABC Color. Nota: Que espera nuestra justicia para iniciar el proceso a Lugo y Wagner acusados de instigar las invaciones en tanto el gobierno pide a inversores que apuesten por el Paraguay. Por su parte Justo Cárdenas está demostrando que el problema se le escapa de sus entendederas y propicia quizá sin proponérselo más conflictos. Si nuestra justica renguea nada se puede hacer. toda propuesta caerá en saco roto.

  • Ladaga, de nuestra redacción regional). Un encuentro mantuvieron más de 400 productores en el agrosilo Santa Rosa, preocupados todos por el asesinato, en la mañana de ayer, de un brasileño que se dirigía a su propiedad a bordo de su pulverizadora.

Su muerte se suma al homicidio de Alex Socoloski, ocurrido el sábado, cuando manejaba su tractor. Dijeron que Justo Cárdenas, presidente del Indert, es el responsable. La Policía ya tiene identificados a dos sospechosos.

Este lunes, a las 7:30, en un camino terraplenado de la colonia Coopasam, distrito de Minga Porã, en el norte del Alto Paraná, fue encontrado muerto de un balazo en el pecho Julio César Nunez Dos Santos, brasileño, de 49 años, domiciliado en la colonia San Francisco Javier, distrito de San Alberto.

El hombre estaba a bordo de su pulverizadora, en torno a la que los policías intervinientes encontraron cuatro vainillas servidas para escopeta calibre 12 milímetros.

Los autores del crimen se encontraban a bordo de un automóvil Toyota, blanco, según se desprende de la pintura del vehículo que quedó en la pulverizadora, con la cual la víctima logró embestir a los asesinos. En el impacto también se rompieron los faros del rodado.

A cargo del jefe de Policía, Juan Fernández, agentes de Investigación de Delitos, Homicidios y Criminalística, entre otras dependencias, se trasladaron al lugar para pesquisar lo ocurrido. Por la noche se sumaron el subcomandante de la Policía Nacional, Luis Rojas, y el director de Apoyo Táctico, Enrique Isasi.

Para los investigadores este nuevo crimen tendría relación con el asesinato de Alex Socoloski, ocurrido el sábado pasado, a unos 40 kilómetros del lugar, en la compañía Vaka Retã de la colonia Santa Lucía. En ese momento el joven de 23 años conducía su tractor en compañía de un adolescente de 16 años. Según el menor de edad, del monte salió un grupo de alrededor de diez hombres con uniformes camuflados y fuertemente armados, quienes lo obligaron a él a descender del tractor. Posteriormente Socoloski intentó retroceder y los atacantes lo asesinaron.

Las pesquisas del caso tienden, según los investigadores consultados, a que los atacantes en ambos casos habrían sido personas infiltradas entre los campesinos que viven en asentamientos cercanos a las tierras que cultivan los Socoloski y a la estancia Pindó. Entre los labriegos y los colonos productores de la zona hay conflictos por tierras de larga data. Al menos dos de los supuestos autores ya están identificados.

Ante estos dos crímenes alrededor de 400 integrantes de la CAP, con el presidente de la Unión de Gremios del Paraguay (UGP), Héctor Cristaldo, decidieron en asamblea que el próximo 14 de noviembre realizarán una gran concentración frente a la cooperativa Coopasam, sobre la supercarretera Mariscal López, en el distrito de Minga Pora. De no conseguir una respuesta del Gobierno, analizarán la posibilidad de realizar un “tractorazo”.

Durante la reunión el presidente de la cooperativa Coopasam, Roberto Gregory, responsabilizó de los crímenes al Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) y a su presidente, Justo Cárdenas, por llevar a campesinos de otras zonas del país hasta la colonia Santa Lucía, donde luego fueron abandonados a su suerte.

“El Indert vino a sacar de Santa Lucía a personas que tenían recibos de dinero, que estaban pagándoles a ellos por sus tierras, y pusieron en cambio a otras personas que ahora también están comenzando a pagar por sus tierras. Y les abandonaron ahí. Están muriendo de hambre ellos”, dijo Gregory.

El productor afirmó estar seguro de que los asesinatos tienen que ver con el conflicto por tierras existente en la región y aseveró: “No aguantamos más lo que está ocurriendo. Habrá guerra”.

Como Gregory, otros productores de Caaguazú, Alto Paraná e Itapúa responsabilizaron a Justo Cárdenas del enfrentamiento que está existiendo entre campesinos y dueños de grandes parcelas en el interior del país.

También responsabilizaron a los senadores Luis Alberto Wagner (PLRA), Fernando Lugo (Frente Guasu) y Sixto Pereira (Tekojoja).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: