La Contraloría observa deficiente control de materiales explosivos en la Dimabel


Una auditoría financiera y presupuestaria de Contraloría al Ministerio de Defensa Nacional observó irregularidades en registro de bienes de Dimabel, diferencias, deficiente inventario, materiales y accesorios de detonación vencidos, entre otras. Nota: El ministro de defensa debe hacer un estricto control a esta dependencia militar donde todos quieren ir para forrarse hasta los tuétanos. Esta dependencia hay que hacerla desaparecer. Se trata de una cueva de cuervos angurrientos a costa del contribuyente. Las utilidades más supuestas que reales las depositan en el fondo 30 que son ingresos propios. Pero nadie controla cuanto cuestan los explosivos y cuanto se recauda. En suma, se trata de una cueva de ladrones, salvo honrosas excepciones. No le pidamos votos a nuestros correligionarios si no combatimos a estos facinerosos que roban en nuestro nombre.

Una auditoría divulgada la semana pasada por la Contraloría abarca a varias unidades de las Fuerzas Armadas. En lo que respecta a la Dirección de Material Bélico (Dimabel), los auditores detectaron (sobre el ejercicio fiscal 2014) falta de inventario diferenciado de materiales explosivos de la unidad militar para diferentes fines que se utiliza incumpliendo con lo dispuesto en el manual de normas.

Se observó atraso en la registración de costos de ventas de bienes de consumo vendidos por un total de G. 9.750.618.605, incumpliendo la Ley de Administración Financiera. Dimabel no utilizó criterio uniforme con relación al cálculo efectuado para costo de venta registrado contablemente generando una falta de registración por importe de G. 190.218.746 en el costo de venta de algunos materiales y accesorios, según Contraloría.

Además, detectó registros de bienes incluidos bajo un mismo código patrimonial, cuantificado en G. 321.800.000; registros de bienes con descripción deficiente, imposibilitando su identificación y en algunos casos no se transcriben los números de serie, marca, color, etc., por G. 325.345.000, en contravención a los delineamientos establecidos en el Manual de Normas y Procedimientos para la Administración, Control, Custodia, Clasificación y Contabilización de los Bienes del Estado.

Constataron en la oficina comercial de Dimabel que no contaban con copia de normativas propias, y copias de los contratos suscriptos con terceros para la guarda y custodia de materiales explosivos dentro del predio de la institución castrense.

La auditoría evidenció diferencias entre el recuento físico realizado con relación a las cantidades expuestas en la planilla de entrada, salida y saldo de materiales explosivos y accesorios.

Una verificación in situ en la planta de Dimabel, en Piribebuy, constató que la mayoría de los depósitos de polvorines utilizados para guarda y custodio de materiales explosivos y accesorios se encuentran en mal estado. Esta situación ya había sido observada anteriormente por los auditores. También encontraron en el local de Piribebuy depositados materiales y accesorios explosivos vencidos.

Silencio sobre demanda

Por otra parte, hay silencio en el Gobierno respecto a la demanda presentada por el Cnel. (SR) César Ramón León Barrios. Este exige una indemnización de G. 8.000 millones al presidente de la República, Horacio Cartes; al Cmdte. de Fuerzas Militares, Gral. Luis G. Garcete y a comandantes de las tres armas por truncar su ascenso de manera “arbitraria”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: