PARAGUAY:¿Querían “comprar” al Congreso?


Hugo Chávez (ya fallecido), en compañía de Dilma Rousseff. Un documento filtrado del Ministerio de Relaciones Exteriores del Brasil muestra, según un medio del vecino país, las “medidas de presión” que adoptaron autoridades brasileñas para “convencer” al Congreso paraguayo del ingreso de Venezuela al Mercosur. Nota: Nuestra persistencia tenía bien medida la intención de la zurda de aplastar a Paraguay a platazos.

El medio de comunicación VEJA de Brasil dio a conocer el acta de la conversación mantenida entre la entonces flamante presidenta brasileña Dilma Rousseff y su par venezolano, Hugo Chávez, durante la visita que este último realizó el 6 de junio de 2011 a Brasilia. En el documento, que tenía carácter reservado y que debía salir a luz recién desde el 2026, se hace una confesión sobre lo tramado por ambos gobiernos.

En el primer minuto de la conversación, Rousseff dio cuenta de cómo su predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, y ella misma, estaban trabajando desde hace tiempo para lograr la inclusión de Venezuela al bloque del Mercado Común del Sur (Mercosur).

De acuerdo con el medio brasileño, la estrategia para presionar al Congreso paraguayo sobre el ingreso de Venezuela al bloque regional era mediante la triplicación del pago por energía vendida por Paraguay al Brasil, a través de la Itaipú Binacional. Además se habló de la construcción de una línea de 500 KV, que ayudaría a fortalecer la distribución de energía en territorio nacional.

Cabe recordar que en 2009, el entonces presidente Lula da Silva firmó un acuerdo con su par paraguayo Fernando Lugo, para aumentar el pago por la energía vendida a Brasil. Este acuerdo bilateral, sin embargo, requería del visto bueno del Congreso de ambos países.

Según sostiene VEJA, estos beneficios “ofrecidos” a Paraguay eran un intento por “comprar” el voto de los legisladores paraguayo a favor del ingreso de Venezuela al Mercosur, en el momento en que éste punto sea debatido por los países que conforman el bloque.

En mayo de 2011, el Senado brasileño aprobó el cambio del indicador para el cálculo del pago por la energía que Paraguay vende a Brasil, triplicando el valor. El defensor del proyecto fue la senadora Gleisi Hoffmann (oficialista) que clasificaba como “justo” y “estratégico” el acuerdo -siempre según VEJA-, y se aceptó así levantar de 120 millones a 360 millones de dólares el coste de adquisición del excedente de energía paraguaya.

Sin embargo la postura de los legisladores paraguayos a favor del ingreso de Venezuela al bloque no cambió pese a este acuerdo, y así la estrategia falló. Por ende, miembros del bloque (Brasil, Argentina y Uruguay) aprovecharon la destitución del presidente Fernando Lugo, quien fue sacado del cargo vía juicio político el 22 de junio de 2012. Los presidentes de los citados países alegaron que hubo una “ruptura del orden democrático en Paraguay, perpetrado por el Congreso”, por lo cual suspendieron a nuestro país del bloque el 29 de ese mes, durante la 43º cumbre celebrada en Mendoza, Argentina. En esa oportunidad, y con Paraguay a un costado, aprobaron el ingreso del Venezuela al Mercosur.

Recién en diciembre de 2013, durante el gobierno del presidente Horacio Cartes, quien cambió de postura, se envió desde el Ejecutivo al Congreso el protocolo de adhesión de Venezuela al Mercosur, que fue aprobado por el Parlamento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: