BREVIARIO COLORADO (2)


Por Osvaldo Bergonzi

Las batallas campales, asonadas, golpes y desmanes sin cuento se calmaron un poco con la muerte en combate en Paraguarí del  LOCO LINDO, Albino Jara (Abril 1812) causante de no pocas angustias asuncenas “TERA PARA ARA O TERA PA JARA (Sera el tiempo o será Jara) la gente murmuraba cuando escuchaban un estruendo que muchas veces se trataba de meros truenos.  8 presidentes se sucedieron entre 1904 y 1912. Muerto Jara sube al poder un personaje singular llamado, Eduardo Schearer mescla de alemán y una paraguaya apellidada, Vera y Aragón.

Seguidamente, viola la constitución pues el periodo en que asumió Manuel Gondra fue el 25 de noviembre de 1910 de modo que el periodo vencía el 25 de noviembre de 1914. Pues bien, Schearer resolvió cambiar el periodo presidencial a partir de 1912 en lugar de esperar como presidente provisional hasta 1914. La constitución, a partir de 1904 fue violada como moneda corriente, una más que le haría. En tanto, se enviaba a campos de concentración al estilo más tarde nazi. Y se exiliaba al general Bernardino Caballero y sus correligionarios a partir de 1909. El Partido colorado no participaba en elecciones por falta de garantías.

A sobresaltos pudo cumplir su mandato Schearer. Incluso fue durante unos días secuestrado. Pero pagó el rescate y salió libre. No debemos olvidar que vendió el ferrocarril a un ciudadano portugués para financiar su revolución contra Jara al cual con justicia se lo consideraba un peligro. Pero lo increíble fue que el dinero del portugués fue contabilizado en el presupuesto general de gastos de la nación del año 1912 (Freire Esteves) si la revolución triunfaba.

El portugués aceptó el reto pues se trataba de poco dinero y en el riesgo está la ganancia. Y finalmente triunfó la revolución y el portugués quedó dueño del Ferrocarril que tanto tiempo y dinero le costó construir a Don Carlo Antonio López. Así se jugaba con el dinero de la nación paraguaya.

Pero menos mal que en la sucesión presidencial de 1916 fue electo un ciudadano ejemplar llamado, Manuel Franco, que con justicia una importante arteria de Asunción lleva su nombre. Los sueldos de entonces invitaban al robo para ajustar presupuestos particulares. Pero he aquí que Manuel franco tenía un segundo apellido poderoso: ISNARDI. Y una tía de ese apellido lo crio a él y a su hermana cuando ambos quedaron huérfanos a temprana edad.

La multimillonaria concepcionera al enterarse que su sobrino, el presidente, alquilaba casa, le compró una de gran parada en cuarta esquina Iturbe donde desde hace muchos año funciona radio nacional del Paraguay. Hasta hoy se puede apreciar lo que esa mansión debió costar en la época. Más tarde le compró a su sobrino un automóvil. De manera que Manuel Gondra no sufría penurias pecuniarias y se dedicó al país por entero. El lo llama a Eligio Ayala en Europa para ejercer el ministerio de hacienda. Pero en el camino el presidente fallece de un infarto en 1919. Lo sucede por poco tiempo su vicepresidente José P. Montero.

El Partido Colorado comienza a despertar y a creer en los nuevos dirigentes liberales, particularmente cuando lo conocen a Eligio Ayala, nombrado ministro de Hacienda por el presidente Manuel Gondra en su segundo mandato (1920.) En 1924 el partido colorado se reagrupa en una junta compuesta por un colegiado Juan  Oleary e Isidro  Ramirez, entre otros.

Con anterioridad se libró una guerra civil funesta para el Paraguay. Los perdedores eran todos jefes formados en el extranjero con su jefe Adolfo Chirife a la cabeza. Ante las exigencias de éste en 1921 Renuncia Gondra, primero y luego le sigue su vicepresidente, Félix Paiva. Lo nombran presidente provisional a Eusebio Ayala (1922). Pero este, en 1923, renuncia para hacer campaña para periodo 1924 – 1928. Las convenciones liberales designaban los presidentes pues no había garantía de elecciones libres.

En 1927, en el centenario de la muerte gloriosa del Mariscal López, el partido colorado solicita hacer una concentración como homenaje al héroe de Cerro Cora. Se trataba del primer homenaje público al llamado ogro delcarado fuera de la ley por un decreto suscripto por legionarios y un traidor.  En tanto el ministro del interior, Belisario Rivarola, se opone tenazmente al pedido e incluso amenaza renunciar. Pero el presidente,doctor Eligio Ayala, no solo otorga el permiso sino que participa a la distancia del homenaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: