El Partido Colorado a la defensiva


Escribe Federico Narváez Arza

      Que un Gobierno y un Partido Político de cambio se pongan a la defensiva es un hecho político aparentemente contradictorio. Lo que nace para transformar no debería dedicarse a conservar. Sin embargo, este dilema exige un gran esfuerzo comprehensivo del momento histórico en nuestro Paraguay y el Coloradismo para evitar la crítica fácil. Es fundamental problematizar los porqués y la importancia relativa de esta actitud. He aquí algunas ideas-fuerza para abrir esta discusión absolutamente necesaria en esta era Partidaria en permanente disputa.

1. La reacción defensiva frente al acoso.

Hay que humanizar más el análisis sobre el Poder. Muchas veces se emplea un marco de análisis subjetivo para estudiar comportamientos políticos individuales y en cambio se evita aplicarlo a Gobiernos y personas que deben tomar decisiones políticas. Luego de un incesante acorralamiento, con caída del Gobierno incluida, resulta relativamente comprensible que se reaccione en clave de resistencia psicológica, a la defensiva, para protegerse de cualquier agresión externa. Esta es una actitud que debe ser considerada en la nueva ecuación política. Ignorar esta problemática es partir de una realidad que no existe.

2. Conservar en tiempo de dificultades.

Es casi un instinto animal. Cuando sobreviene una circunstancia adversa, lo normal es proteger lo que se tiene. No perder nada de lo conseguido es prioridad ante cualquier momento de aprieto, de emergencia. Cae el precio del petróleo, hay una contracción económica mundial, el sistema financiero global sufre serías turbulencias. Este escenario externo asusta a cualquiera. Y ante tales circunstancias, hay que entender en parte por qué se actúa con una lógica conservadora y hasta reaccionaria. Se abre una nueva etapa seguramente menos atrayente en la que “mantener lo que se tiene” tendrá su papel protagónico. Hay que gestionar políticamente esta nueva encrucijada: conservar hoy para cambiar mañana.

3. El complejo de David.

La idea de David contra Goliat es un gen originario de la identidad política de estos procesos de cambio que surgieron a contracorriente con Nicanor y Lugo. Se conformaron en base a un enemigo histórico gigante, el gran Goliat Neoliberal. Sin embargo, David fue creciendo y creciendo hasta que David se hizo grande. Hace varios años que ya no resulta tan creíble seguir presentándose como sujeto político pequeño. Es obligatorio tener en cuenta esta enfermedad, a lo Peter Pan. No hay que infravalorarla. Por un lado, es útil porque inyecta la valentía suficiente para seguir luchando; pero por otro lado puede resultar contraproducente porque de nada sirve eternizar un discurso victimista, estando a la defensiva.

4. El déficit de creatividad.

Ninguna revolución es una fábrica permanente de ideas nuevas y motivantes. El reloj político tiene un tic tac menos constante que cualquier otro reloj. Está lleno de oscilaciones. Nunca hay continuidad lineal en la creación de propuestas novedosas. El agotamiento ha llegado luego de una década. El cansancio se percibe en la batalla de ideas, doctrinas, símbolos. Por un lado, hay quienes tiraron la toalla. Por otro, se siente la extenuación de los que se quedaron. Más que nunca se requiere retomar el “inventamos o erramos” de Simón Rodríguez (El Maestro del Libertador, se destacó en la historia por el mérito de haber forjado el espíritu y las ideas de Bolívar) para que no se acabe imponiendo  ningún “copy-paste” (duplicado) ni del pasado ni de “epistemes” (conocimiento exacto) externas.

En esta era de dificultades, es habitual acomodarse en el sillón de las críticas. Estas indudablemente son justas y necesarias. Más si cabe: indispensables. Sin embargo, para que la crítica sea útil ha de partir de lo que se es, de lo que se fue. Es precisa aquella opinión que critique el exceso de “estar a la defensiva” siempre y cuando complejice el análisis. La crítica sirve como fuente política de creación si va más allá del simple rechazo. Es primordial entender los motivos que explican por qué los procesos/gobiernos de cambio se ponen así ante situaciones adversas. De la adecuada caracterización de este galimatías, dependerá que la crítica sea útil, o simplemente sirva para satisfacer una frívola inquietud intelectual. Se debe advertir que en muchos casos estas críticas no quedan en un limbo neutral, sino que son manipuladas por quienes realmente desean que el proceso de cambio termine.

Es verdad que vivimos en tiempos en los que se consolida una nueva época política, de nuevas subjetividades y con nuevas formas de comunicación. Sin embargo, esto no contradice al hecho de que también estamos –gramscianamente hablando– en una guerra de trincheras, en una guerra de posiciones. En este sentido, la postura defensiva cuenta en esta disputa. No hay que infravalorarla ni desestimarla. Y como tal, debe ser usada. Es una condición necesaria aunque no suficiente. El futuro se gana sin retroceder pero también saltando adelante. Es lo que debe hacer el Partido Colorado.

¿Necesitamos Intelectuales y Dirigentes más lúcidos en el Partido Colorado? Posiblemente sí. Debemos evitar hablar de un posible “fin de ciclo” del Coloradismo, pero debemos decir que probablemente la oleada de Gobiernos “progresistas” (Lugo y Nicanor) y “cuasi-neoliberales” (Franco y Cartes) esté en un momento de descenso relativo, para que pasemos a otra etapa que abra nuevas oleadas al futuro. “Luchar, caer, levantarse, caerse, levantarse: ese es nuestro destino” es la fórmula para definir la etapa.

Recuperemos, para ello, las luchas contra el Neoliberalismo empotrado en el Partido Colorado desde la década de los ‘90 cuando hasta se habló en el Congreso del “tirano López” y se pretendió imponer la figura de José Segundo Decoud a la del Gral. Bernardino Caballero, algo que fuera denunciado vigorosamente por Carlín RomeroPereira. Anunciemos que en la Economía se juega gran parte del destino de los procesos políticos que aún siguen en curso: “es como si le hubiéramos dado poca importancia al tema económico” advirtamos en un pasaje sobre el tema, posiblemente pensando en otros casos vecinos como en Argentina, Brasil y Bolivia en particular. Y repitamos en reiteradas ocasiones que hay que aprender de los errores de los últimos 27 años, entre ellos los privilegios, alguna falta de contacto con la realidad por la gestión cotidiana y casos de corrupción que deben ser combatidos de raíz. En ese punto pidamos que “como autoridades nunca abandonemos la humildad, la sencillez, la transparencia”.

Estamos convencidos que América Latina sólo va a poder convertirse en dueña de su destino en el Siglo XXI si logra constituirse en una especie de Estado continental “Plurinacional”, es una sentencia acercándose al cierre, al enumerar que una de las deudas de la integración continental tiene que ver con la falta de integración económica. ¡Y ahora quieren torpedear el Mercosur!

La presencia y actividad política de Intelectuales y Dirigentes Colorados más lúcidos será un nuevo bálsamo de ideas para avanzar en un momento donde intentamos evitar retroceder, frente a la restauración anti-Colorada en curso en todo el País que está impactando con fuerza en los últimos años. “Los verdaderos Republicanos nos alimentamos de los tiempos difíciles, venimos desde abajo. Y si temporalmente tenemos que replegarnos, bienvenido. Para eso somos Colorados” disparemos sin levantar el tono de voz más de lo necesario.

Solamente así nos cambiaremos el ánimo con un mensaje crítico pero a la vez optimista. Con realidad, pero sin el escepticismo que suele marcar a algunos pensadores desvinculados de la capacidad de transformación que otorga la política. No es poco para el momento actual del Partido Colorado poder contar con Intelectuales y Dirigentes orgánicos con esa lucidez.

Anuncios

One Response to El Partido Colorado a la defensiva

  1. Querido Federico :

    Muchísimas gracias por tu fabuloso aporte. ESTOY MUY FELIZ PORQUE VEO QUE LOGRASTES HACER UN FORO vigoroso
    entre Lectores y Columnistas de un prestigioso Periódico partidario, con un debate ideológico enriquecedor.Que desde luego va creando un FORO ONTOLÓGICO, de nuestra revolución republicana, que parece ser tu sueño mas profundo. DESDE LUEGO, LAS REVOLUCIONES REPUBLICANAS, son todas revoluciones nacionales, que es respetada y dinamizada por doctrinas que buscan la verdad afanosamente.
    Como el Derecho Tributario. Tienen un aspecto menor Internacional. Que se ha expandido muchísimo ahora,en la ultima centuria.
    Pero quizá tengamos que trabajar sobre los amigos “revolucionarios idealistas” que tu erróneamente le llamas izquierdistas.
    No quiero perder el tiempo en debates que identifiquen nuestra situación.
    En el caso PARAGUAY no estamos mas que VOLVIENDO AL CAMINO DEMOCRÁTICO ANCESTRAL.
    Pero, antes quiero agradecerte, y desde luego, ALENTARTE FEROZMENTE que ¡continuemos adelante!
    Lamento por los “cargos burocráticos” que embriagan a nuestros paisanos; que casi es peor que el físico, porque crean CONFUSIÓN.
    Lo que me ENCANTARÍA es saber a qué viene esta sorpresiva pelea con VENEZUELA,que nosotros no creamos,con quien
    deberíamos seguir apoyando a su VOTO POPULAR, que está buscando ser birlado mediante el Mercosur, y aumentando nuestros intercambios comerciales,como inspira el Presidente MACRI.

    Democrático abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: