Tres años en Indert le bastaron para construir opulenta finca


El inmueble en cuestión está a nombre de la esposa de Cárdenas, María Soledad Saldívar Romero (la transferencia data de finales de 2015, según los datos obtenidos). Se cree que ella sería en esto una especie de prestanombre, aunque al ser su cónyuge de hecho ya puede existir una propiedad conjunta. En Pirayú los pobladores identifican dicha finca directamente como propiedad del titular del Indert, según corroboró ABC en un recorrido.

En mayo pasado un equipo de este diario fue por vía terrestre y trató de llegar a la propiedad, registrada con padrón 4.363, de unas 251 hectáreas. Sin embargo, para entrar hasta el sitio había que pasar por otras propiedades de la familia Saldívar, lo que imposibilitó la tarea.

En una siguiente ocasión, a fines de mayo, el equipo periodístico hizo el recorrido por vía aérea y pudo verificar que las obras se encontraban en plena etapa de construcción. Por la propiedad pasa un arroyo al que llaman “Madama” y la finca está compuesta por la vivienda principal, un aparente depósito de maquinarias, sistema de agua potable, corral y hato, también plantación de eucaliptos de reforestación.

Un mes después realizamos un siguiente recorrido aéreo y encontramos la obra prácticamente terminada, las maquinarias seguían operando en el lugar y se observó mayor número de cabezas de ganado.

Fuentes cercanas a Cárdenas dijeron a nuestro diario que el encargado de gestionar las obras fue Enrique Chamorro, el mismo amigo del titular del Indert que había sido adjudicado con sumas millonarias para perforar pozos, pero aparentemente hubo un roce entre ambos luego de que Chamorro incumpliera la instalación de sistemas de agua potable, por lo que las construcciones en la estancia no concluyeron al 100%.

El valor de la propiedad superaría el millón de dólares, ya que en la zona se ofrecen fincas similares a G. 30 millones por ha. Este valor fue confirmado por tasadores inmobiliarios privados consultados. Considerando las 251 ha, serían unos G. 7.530 millones (US$ 1,3 millones al cambio actual).

Relacionó pregunta genérica con Pirayú

En una rueda de prensa ofrecida el mes pasado en el Indert, ABC había consultado a Cárdenas si está en condiciones de justificar el origen de sus bienes así como los de su entorno familiar, y aseguró que “sí, cada centavo de todas las propiedades”. Añadió: “Entre paréntesis, Fernando te manda decir que se te cayó tu dron en el Madama”. Con esa respuesta el titular del Indert estaba refiriéndose al primer recorrido de nuestro diario en Pirayú, por tierra, en el que se utilizó un dron para fotografiar la zona, en una estancia vecina.

Según los datos del portal del Indert, Cárdenas tiene un salario de G. 24,8 millones, entre sueldo, bonificación y gasto por representación, en tanto que su esposa, María Soledad, que tiene cargo de directora en la Cancillería, gana unos G. 18 millones al mes. Aún juntando ambos salarios le sería difícil a un funcionario público adquirir solo con esas remuneraciones una finca de ese valor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: