A LA MEMORIA DE NELSON GARCÍA RAMÍREZ


Escribe Federico Narváez Arza

     Dilecto amigo: Te envío, con ruego de publicación, una Elegía por un entrañable amigo y luchador valiente por la libertad y la democracia: NELSON GARCÍA RAMÍREZ, que como tú y otros valientes dio la cara en la época más dura de la represión, la década de los sesenta, en que no había “Comité de iglesias” que denunciaba, ni un Arzobispo Ismael Rolón para protestar, ni Embajada Yanki que abogaba por los Derechos Humanos. Él tenía un periódico allá por 1964 en adelante: ACCIÓN UNIVERSITARIA DEMOCRÁTICA, el único de real oposición en ese entonces, y estuvo con nosotros en el ACUERDO NACIONAL. Lo habrás conocido pues fue Senador desde 1989 al ‘93, cuando fuiste Diputado. Su conducta ejemplarmente honesta, sin sectarismo partidario y consecuente con la lucha por la democracia tiene poco parangón. Falleció hace un par de días y quiero rendirle este homenaje en tu prestigioso Periódico.  Desde ya agradecido, te saludo con un fuerte abrazo Republicano.-

Elegía

NELSON, no hay que buscarte en el pasado, porque no eres un inmóvil retrato de un Capitán dormido, aquí estás, aquí está tu mirada radiante en la bandera tricolor de nuestra Patria. Yo no te voy a buscar bajo la tierra; los muertos están allí en sus tumbas imprevistas, pero tú no has muerto, estás vivo para siempre, te llamas “Democracia Paraguaya y Libertad”. Todos caminamos contigo como ayer: no se gasta tu fuego combativo, arden con él los corazones honestos del Paraguay. Nosotros, los paraguayos, qué indiferentes somos al parecer, pero ¡que venga el enemigo! Y encontrará las filas más duras que el diamante porque, como antes, todos estaremos contigo. Cuando quiso el Dictador darnos su dentellada tú, Capitán, luchaste desafiando la prisión, la tortura y la muerte, ¡y se rompió la boca la bestia que mandaba, porque cada día fuimos más fuertes!

¿Recuerdas cuando escribías en tu Periódico, el único de real oposición de la época, y por las madrugadas escribías en las paredes y en el aire te perdías? ¿Cómo te iba a encontrar la policía? Tendría que haberte buscado en la fuerza que nos dejaste porque tú eras la torre de nuestra energía. Y ahora, en democracia, no hay duda que persiste tu conducta de acero: tu voz todavía nos disciplina. Como antes, sin miedo, gritando por las calles o dando consejos en la organización clandestina. Quién no te ha visto en lucha por la paz y la democracia delante de todos, con esos ojos puros, claros y desmedidos, porque en ellos cabía todo el futuro. Aquí estás, aquí estás como un baluarte defendiendo la tierra, el pan, la libertad de la Patria, y guardando con tu brazo la vida de los pobres.

Te voy a describir como eres, no es porque te hayas ido, sino porque en la incierta madrugada, en una calle oscura, puede reconocerte un compañero. Eras la juventud que desafía al viento y un manantial en primavera era la dirección de tu mirada en tu rostro de sementera. Ágil y firme, ardiente, desgranabas con decisión de luz y con bondad bravía la colmena silvestre que te nutrió en la infancia: la miel natal de tu patriotismo sin par. Así de dulce y fuerte fue para mí tu amistad verdadera, veníamos los dos de las desamparadas regiones de la Oposición a la tiranía, y entre una racha y otra del tiempo tempestuoso nos encontramos bajo el mismo techo universitario, junto al fuego que el hombre ha levantado sacándoselo del pecho. Para que se conozcan estas cosas escribo estas palabras simples, esta elegía sin llanto, para tus hijos, para tu ejemplar compañera, es este humilde treno. Y como tú querías, para los habitantes de los pueblos, de los campos, de las fábricas, las chacras y las aulas, para toda la gente sencilla. Escribo en un Paraguay nuevo, donde la paz acudirá a poblar esta tierra de primavera pura, en que estamos luchando para que el honor y la honradez de acero se reúnan blindando, como tú querías, al pueblo y su armadura.

NELSON: no el pasado sino el presente es tuyo. De todo sufrimiento guardamos memoria. Que esperen nuestros muertos porque pronto nosotros escribiremos la historia. No olvidaremos, entonces, lo que hizo nuestro pueblo, los martirios no fueron escritos en el agua, ni el nombre de los verdugos, traidores y ladrones olvidaremos tampoco; será juzgada y castigada la canalla. Y a nuestra Patria entregaremos cuanto tenemos, con entereza, para restituirle lo que le fue robado: el pan la alegría y la belleza.

NELSON: en nuestra lucha vives y te saluda toda la Patria en su largo desfile, y te prometemos continuar la lucha con todos los patriotas y para el pueblo que espera. Borraremos el hambre de la Patria; impediremos la guerra fratricida; llenaremos de espigas el camino del compatriota paraguayo.CAMBIAREMOS NUESTRA TIERRA. Y a quienes pregunten quiénes somos para hablar tan alto y de esta forma, a ellos les diremos: venimos de chacras, aulas y obrajes, de los barrios miserables. Y ésto somos, diremos con orgullo, mostrando tu retrato. Porque desde el fondo del pueblo, desde el seno profundo de la Patria venimos. Es por eso que nada nos parece imposible. Pues de Francia, López, Caballero, Ayala, Franco, somos los hijos invencibles. SOMOS LOS AUTÉNTICOS PARAGUAYOS, NELSON. Sonriendo contigo, continuamos la jornada. Sabemos que es larga la lucha, pero sabemos también que triunfaremos. Te lo juramos, COMPAÑERO DEL ALMA, COMPAÑERO.-

6 Responses to A LA MEMORIA DE NELSON GARCÍA RAMÍREZ

  1. Magali García riart dice:

    Que lindas palabras gracias, seguimos llorando su partida, que feliz estaría el de leer esto.

  2. Hermoso homenaje a Nelson García !!. Gracias Federico, gracias en nombre de muchos paraguayos por tu homenaje a un hombre honesto, libre y patriota.-.-

  3. osvaldobergonzi dice:

    Federico: Lo conocí a Nelson en una reunión del Encuentro Nacional allá por 1986. Creo que en la Casa del Pueblo. En el congreso trabajamos juntos en varios proyectos en ambas cámaras. Es así como afirmas. Nelson fue una persona ejemplar. Muy oportuno fue tu escrito con alma y corazón. Sin embargo, los que luchamos para cambiar este país sentimos no poca desilución dado que nuestra “democracia” sigue en deuda con el pueblo. Y los sueños de Nelson como de muchos otros de diversos colores así lo creen, Recibe un fuerte abrazo republicano a la par que mis felicitaciones por la elegía a un luchador.

  4. Emocionante Sr. Federico las palabras a mi gran suegro ! Mi padre político, gracias !

  5. Nelson García Riart dice:

    Es tan bueno saber que lo recuerdan tan bien a papá. Uno viéndolo como padre casi se olvida de sus luchas, y luego me cae la ficha. Esos ideales, esa lucha contra el sistema corrupto, esas ganas de buscar el bien para todos, lo aprendimos de él, en su ejemplo, en sus palabras. Gracias Sr. Osvaldo por recordarlo tan bien.

  6. Muchas gracias a todos por sus emotivos comentarios. La partida de NELSON me causa un gran dolor, yo lo quería más que a un hermano. Quisiera saber si su yerno AMADO MARTÍNEZ es el mismo que trabajó conmigo en el Banco Paraguayo de Crédito y luego fue Diplomático, o es un homónimo, pues AMADO MARTÍNEZ era un gran amigo mío.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: