Candidato de abogados para Consejo hace mitin en casa de vaciador de Ára


        El propio Claudio Bacchetta “invitó” a la fiesta realizada en la residencia de Sosa Palmerola, y dijo que no sabía del anfitrión. / ABC Color. El movimiento gremial del abogado Claudio Bacchetta, quien pretende un cupo en el Consejo de la Magistratura, farreó anteayer en la casa del vaciador de la Financiera Ára, Carlos Sosa Palmerola, quien es pareja de la fiscala Gladys González. No es la primera vez que el procesado se “codea” con autoridades judiciales y ostenta con descaro esos vínculos. Nota: Hay que aceptar. Esta es la nueva realidad del Paraguay. De nada sirven los pergaminos de capacidad, rectitud y patriotismo. Es casi seguro que lo votarán al candidato que organizó la fiesta en la casa de un procesado de alto copete que a la fecha logró la inhibición de jueces y fiscales a granel. En tanto las cárceles se hallan abarrotadas de ladrones de gallinas que ya cumplieron sus posibles penas pero que el aparato de defensores públicos se dedica a la fresca viruta y el Estado debe pagar la inoperancia construyendo más amplios locales penitenciarios.

En la cena de fin de año de la Asociación de Fiscales del Paraguay, Sosa Palmerola se presentó con su pareja, la fiscala Gladys González, y generó todo tipo de comentarios y rechazos de los propios fiscales, quienes huyeron de su compañía, sobre todo los de la Unidad de Delitos Económicos y Anticorrupción, que fue la encargada de abrir el proceso por el vaciamiento de Ára de Finanzas (US$ 14 millones).

El pasado jueves, el procesado volvió a ostentar sus vínculos con la justicia al ser el anfitrión, en su mansión ubicada en Lambaré (Carandayty 1777 entre San Rafael y Santo Tomás), de una fiesta retro que fue invitada por el mismo Claudio Bacchetta, hermano del senador Enrique Bacchetta y candidato a miembro del Consejo de la Magistratura.

A la fiesta asistieron fiscales y jueces, según datos recabados.

Pese a que apareció como el organizador de la fiesta según un afiche, al ser consultado Claudio Bacchetta pretendió desconocer la identidad del dueño de la casa.

“Solo me dijeron que un abogado es el dueño de la propiedad”, expresó Bacchetta ante los requerimientos de ABC.

En otro punto, intentó desviar el hecho y utilizó el recurso de que buscan “ensuciar su imagen”.

“Es normal que traten de introducir informaciones, de ensuciar la imagen, pero no tengo nada que esconder. Estamos haciendo una campaña limpia, y me voy adonde me invitan, más aún si es en beneficio de mi proyecto”, agregó.

Los vínculos que demuestra con total empacho Sosa Palmerola pasarían inadvertidos si es que no se tradujeran en su expediente judicial, donde recibe una “manito”.

Esto es así porque con el plazo de investigación cumplido, ni siquiera la Cámara está integrada, gracias a una cadena de inhibiciones.

De esta forma, la fiscalía está atada de manos y no puede realizar ninguna diligencia, ya que está pendiente desde noviembre del año pasado un pedido de prórroga para presentar acusación en este caso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: