NOTA EDITORIAL: CON PABLO NARVAJA, DEJA DE EXISTIR UN DISTINGUIDO DIRIGENTE COLORADO


Fue presidente de la seccional colorada de Villarrica y diputado nacional (1989 – 1993) por el tradicionalismo colorado. Durante su vida política nunca fue sectario. Por eso fue respetado por sus coterráneos del Guairá. Ejerció el cargo de presidente de la seccional en una época bastante convulsionada que él supo administrar con ESA su personalidad de gran CARAI GUAZÚ.

Durante el año 1991 nos vimos a menudo en Villarrica. En esa época estrechamos más nuestra amistad  y compartimos horas de descanso en su hogar en compañía de su distinguida esposa. Corre noviembre de 1991. El 1 de diciembre de 1991 se deben realizar las elecciones nacionales de convencionales constituyentes. Con ese motivo abandonamos con permiso la cámara de diputados para asumir la delegación con poderes amplios del Guairá.

D. Pablo nos entrega la presidencia de la seccional en un solemne acto. Eso era posible entonces por nuestros estatutos. hoy día esa práctica cambió para dar lugar a los caudillos locales. Asumíamos así la junta de gobierno en el referido departamento. Pero ello no hubiera sido posible sin la ayuda de d. Pablo Narvaja quien personalmente reunió a la totalidad de los miembros titulares para ayudarnos. Eso era casi imposible debido a las divisiones.

Así pudimos cumplir nuestro papel con notable éxito al extremo que la ANR superó en proporción de votos colorados a todos los demás departamentos. El Partido colorado logra en general el 56% con lo cual obtiene la mayoría de la convención constituyente. Agregamos además que la buena administración de nuestros fondos nos permitió refaccionar la seccional. !Albricias!Sobró dinero. Eso se consigue solamente con gente patriota que hoy ya no existe.

Rendimos un justo homenaje a D. Pablo Narvaja porque él se lo merece sobradamente. Y  sus hijas reciban nuestras dolidas condolencias pero a la par siéntanse orgullosas de haber tenido un padre que hizo honor a nuestro rojo pendón como reza nuestra carta fundacional, la cual honra a quienes luego de ocupar altos cargos no exhiben fortunas mal habidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: