Gran Concentración de las 45 Seccionales de Capital, en el local de la Seccional 18 de Barrio Obrero


 12143168_740956899341517_3783710283875800977_n   En el centro del palco se lo distingue a Horacio Cartes mientras hace uso de la palabra Arnaldo Samaniego, candidato de la ANR.

Ahora se entiende mejor respecto de la unidad manifestada por el candidato a concejal,Bernardino Martínez. Existe una unidad total en capital y las obras municipales se hallan a la vista. Se fue dibujando una nueva ciudad de Asunción bajo la batuta de Arnaldo en estos 4 años transcurridos.

Respecto al calificativo de “haragan” empleado por Horacio Cartes conviene hacer un historial de los hermanos Ferreiro. Entre Mario y Adolfo reventaron una fortuna incalculable obtenida por su padre al extremo de quedarse en la calle. Así los dos se convierten en periodistas.

Tanta era la abulia que Adolfo se recibe de abogado a los 50 años, la carrera más prolongada en la historia de la facultad de derecho de la UNA. En tanto su hermano menor, Mario, se dedicaba a contar chistes de mal gusto por un canal de televisión.

No levantó los cargo debido a que le venía una réplica lapidaria. Este personaje sin estudios sistematizados en nada pretende ser intendente. Se trata de una nueva bolsa de gatos que pedirá espacios, es decir, cargos, como lo hizo en su momento Filizzola que de 1.000 funcionarios de la época de, Porfirio Pereira Ruiz Díaz, trepó a 8.000, entre ellos, muchos no muy fanáticos de su sexo. Las contribuciones municipales treparon a la nubes.

Le sucedió Martín Pescado Burt que  no vio nada mejor que tomar fotografías satelitales para establecer superficies cubiertas. Pronto miles de dueños de gallineros y talleres con piso de tierra y  techos de zinc recibieron las nuevas factura que orillaban en promedio 40 millones de guaraníes. En tanto, el casco urbano de nuestra Asunción murió hasta hoy.

Por eso en lo sucesivo los pobladores de la capital votaron a administraciones coloradas, Riera, Evany y Arnaldo Samaniego respectivamente. Y eso proseguirá, salvo que prefieran hacerse el haraquiri y voten nuevamente por la bolsa de gatos con el aumento sustancial de los costos por los masivos nombramientos que cada sector, integrantes de la bolsa de gatos, reclamará como botín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: