Genera seria preocupación a la CAP abrupto corte de cadena de crédito


La Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP) expresó ayer su preocupación e incertidumbre al titular del Banco Central, Carlos Fernández Valdovinos, sobre el abrupto corte de la cadena de créditos a través de tarjetas de crédito, a raíz de la vigencia de la Ley 5476/15, que impone topes a las tasas de interés para este instrumento de pago y financiación. Nota Es una mentira. Los deudores lo único que hacen con sus tarjetas es pagar el mínimo a un interés salvaje. Llama la atención que la prensa nada diga y permita que el pueblo sufra intereses entre el 50% y el 70%. !Qué compra van a poder hacer! Ni bien compran algo quedan enganchados en una rueda de sangre y dolor. Se trata de miles de hogares. Los anunciantes son unos pícaros que lucran con sus propagandas, enganchando sin piedad a los pobres usuarios en el carrusel infernal que siempre termina en demandas, y así, sepultados de por vida para nuevos créditos. En tanto Bancos y Financieras contratan hermosas mujeres que con sonrisas pícaras ofrecen el servicio a cuanto empleado que pica el anzuelo fatal. Acto seguido de las sonrisas se pasan a los reclamos telefónicos exigiendo por lo menos el pago mínimo hasta extraer la linfa de los prestatarios. El congreso nacional no debe ceder ante esta conjura diabólica. Con justa razón la zurda crece por estas latitudes.

Al respecto, el asesor económico de la CAP, Luis Saguier, afirmó que le reiteraron al titular del Banco Central del Paraguay (BCP) la preocupación acerca del corte de la cadena de créditos, porque eso también puede provocar una interrupción en la cadena de ventas. “Entonces, si esto no se soluciona rápidamente, va a ser un poco complicado el fin de año, la gente hoy está un tanto asustada, no sabe cómo operar”, afirmó. !Mentira, mentira! Se trata de miles de acogotados que lo único que hacen es pagar intereses del demonio y no pueden escapar de un círculo de fuego que finaliza con el remate de sus humildes hogares.

    Añadió que muchos comercios recibieron de parte de bancos el corte de todas las promociones, ofertas, descuentos, que viabilizaban mucho las ventas. Saguier lamentó que a la presente situación se haya llegado, lastimosamente, por una ley mal hecha, por falta de un liderazgo claro de varios actores, principalmente del BCP, el Poder Ejecutivo en general, y el Parlamento. Mentira, mentira. Ahora promocionan descuentos cuando ven que las presas se le escapan del rebaño que espera ser colgado una vez esquilmado.

    Requerido cuál sería la solución propuesta, dijo que una “solución rápida” es tratar de volver de nuevo a las condiciones (anteriores) de mercado, a fin de evitar lo que sucedió en la Argentina, donde surgió el mercado negro. Mentira, son casos distintos. Se nota que desean que el queso no se les escape de las mandíbulas trituradoras de hogares humildes.

    Preguntado si volver a las condiciones anteriores no sería retornar a los supuestos abusos denunciados, Saguier contestó: “No, porque ahora están totalmente identificados las comisiones, gastos y miles de componentes que habían dentro de las tasas de interés; incluso, hoy existe un reconocimiento de algunas instituciones financieras de que eso no era propio del mercado, por lo cual podemos converger a una situación intermedia”. Mentira, mentira. Por algo no sacan la cara los propietarios de bancos y financieras y contratan a terceros para tratar de explicar lo inexplicable.

    Por su parte, el presidente de la Asociación de Bancos del Paraguay (Asoban), Gustavo Cartes, quien se mostró muy corto en sus declaraciones, afirmó que las entidades financieras “están de salida” del segmento de las tarjetas de crédito, porque no pueden mantener un negocio que no les es rentable. Nota: Por fin alguien asume la verdad y acepta el fin del  A BUEN TIEMPO

    Consultado sobre el impacto que puede generar esta situación, Cartes contestó: “Lo que está manifestando acá el sector comercial es que ellos vaticinan que van a tener una caída (de las ventas) de 30%, más o menos, la que se sumaría a la reducción normal que ya estamos teniendo, de más del 30%”. Son mentiras, el comercio va a facturar normalmente con dinero fresco de los aguinaldos que se les están escapando de la boca a los tragaldabas.

    Preguntado cuál es la solución posible que se plantearía, dijo que tanto la CAP, el BCP como Asoban están dispuestos a ayudar, de forma a poder consensuar algo con el Congreso nacional. Nota: Advertimos que nuestro ideario nos obliga a  “INTERVENIR EN LA ECONOMÍAL AL EFECTO DE CORREGIR DESIGUALDADES SOCIALES”. Señores banqueros y financistas: No nos empujen a la izquierda mentirosa que observa los acontecimientos para conseguir adeptos. Y quienes mejores candidatos para los marxistas del siglo 21que los colgados por las tarjetas luego de los remates de sus hogares por parte de los “desalmados capitalistas”, al decir de la zurda, y para más, “aliada al imperio”. No le hagan el juego a tales vendedores de ilusiones porque de paso hacen un gran daño al Paraguay. Y todo, por no frenar sus instintos devoradores y no pensar que en una o un poco más de décadas serán presas de los gusanos, rasero igualitario entre sabios e ignorantes, ricos y pobres, etc. Entre tanto, vean a la prensa “independiente” al colocar como título rimbombante  “ABRUPTO CORTE DE LA CADENA DE CRÉDITO”. ¿Acaso anuncia el fin del mundo?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: