Dos casos simbólicos de políticos presos


 

Dos casos simbólicos de políticos presos

                         Judith Andraschko

En nuestro país, al menos en los últimos 15 años, solo se conocen dos casos en los cuales los políticos fueron enviados a la cárcel por casos de corrupción, ya que la mayoría de las denuncias que hay, mayormente, hacia ministros y legisladores quedan en agua de borraja.

Uno de los casos tiene que ver con Rubén Quesnel, ex presidente del Instituto Nacional del Indígena (Indi), quien ocupó el cargo durante la presidencia del liberal Federico Franco entre 2012 y 2013.

Este hombre está condenado a 6 años de prisión por lesión de confianza, debido a la venta de tierras de indígenas en el Chaco.

Está recluido en el pabellón Libertad, en la cárcel de Tacumbú.

Fue hallado culpable por el delito de lesión de confianza, por la venta ilegal de 25.000 hectáreas de tierras pertenecientes a comunidades indígenas.

Confianza de NICANOR. El otro caso más reciente es el de la ex ministra de la Secretaría de Acción Social (SAS) Judith Andraschko, quien fue detenida tras un allanamiento en el barrio Carmelitas y fue trasladada a la cárcel de mujeres hace dos semanas.

La mujer tenía una condena de cinco años de cárcel y pesaba una orden de captura en su contra por lesión de confianza por G. 1.600 millones.

La sentenciaron por la compra de tierras inservibles para asentamiento humano durante su gestión como ministra de la SAS durante el gobierno de Nicanor Duarte Frutos, entre el 2003 y el 2008.

Tras su prolongado juicio, se efectivizó la sentencia y ahora está en el Buen Pastor.

Nota: Todo el dinero que recibe la justicia para su presupuestos constituye plata tirada a la calle. En los juicios los abogados chicaneros salen triunfantes previo saludo bajo mesa. El sistema consiste en llegar a la prescripción de la acción. En tanto sesudos estudios de abogados exitosos crecen como hongos a lo largo y ancho del país. Todos ellos adquieren autos costosos y mandan edificar castillos para vivienda en tanto el contribuyente cada años abona millones para mantener esta lacra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: