AURELIO GARCIA: El primer pintor paraguayo


Expositor ;Escribano Juan José Benítez Rickmann, Presidente de la Academia de la Historia y la Geografía Militar del Paraguay; Comisión de Pinacoteca del Club Centenario .Salón Fundadores 3/7/2015 19.30 hs.

Mi padre me comentaba que los actos y hechos del hombre ya están programados por un ser sobrenatural. Decía que nosotros solo los realizamos. Y al respecto coincido en parte con esas expresiones de mi padre, ya que una noche por pura casualidad subí hasta la Secretaría General del Club Centenario para retirar unos banderines de la Institución que debía llevar a Londres en un próximo viaje para entregar a Clubes británicos que tienen firmado convenios de afinidad con el nuestro.

Observé en esa ocasión que aún se encontraba en su oficina el Presidente del Club Centenario, Ing. Luis Alfredo Llamosas Bozzano a pesar de no ser horario de oficina.

Estaba firmando cheques para pagos urgentes y quien me invitó a pasar a su despacho.

Me llamó la atención al saludarlo y observar detrás de su escritorio, que ahí se encontraba colgado un cuadro pintado al óleo de nuestro gran Mariscal Francisco Solano López, pero no era un cuadro cualquiera, tenía unos colores que irradiaba fuerza, magnetismo y que daban realce a la mirada firme y serena del Mariscal quien murió en defensa de sus más caros ideales.

Debajo de la pintura en rojo se leía solamente A. García 1865.-

Le pregunté al Presidente del Club, quien era el autor de esa magnífica obra de arte, el me manifestó que ese cuadro fue donado por una familia de socios del Club Centenario.

Saqué varias fotos de la magnífica obra y las inserté en FACEBOOK en el Blog Centenario socios que está integrado por personas que pertenecemos a nuestro Club y solemos expresar nuestras opiniones.

Al momento varias personas opinaron sobre lo publicitado y un ex colega del Colegio Nacional de Guerra Dr. Guillermo Rojas Vía me contó que en algún lugar vio un libro en donde hablaban sobre el autor de la pintura, si, sobre Aurelio García sobre quien nos estábamos refiriendo y que más tarde me daría más detalles .

Al día siguiente puse manos a la obra y luego de mucho andar pude ubicar un libro editado en el año 1969 por Artes gráficas Zamphirópolos de la autoría de la Señora María Antonia Ortellado Rojas de Fossati, libro que tenía la siguiente dedicatoria manuscrita de la autora del libro .Para el Historiador Nacional Dr. Hipolito Sanchez Quell, un recuerdo de “Aurelio García” en el centenario de su muerte.-Asunción 6/II/69 Seguían las firmas de María A.Ortellado de Fossati y José W.Colnago V.

En ese libro encontrado en la Biblioteca del Club , se develaban varios puntos desconocidos para nosotros. La historia del autor, de su familia y de la pintura. Por fin muchos tendríamos varias respuestas a nuestras dudas.

La autora del libro nos cuenta en el como el Señor José W.Colnago Valdovinos, Miembro de la Academia de la Historia, realizó una profunda investigación sobre el cuadro genealógico de AURELIO ANTONIO GARCÍA CORVALAN, considerado como el primer pintor del Paraguay, también sobre el hallazgo del testamento del joven malogrado artista, la nacionalidad paraguaya, de Don José Tomas García Acosta, padre de Aurelio y el estudio del apellido Corvalán.

El libro de la Señora María Antonia Ortellado Rojas de Fossati, fue escrito en el mes de enero de 1969 y ella contó también con la cooperación del Señor Juan Dahlquist y del Académico de Número de la Academia de la Historia y la Geografía Militar del Paraguay benemérito del Chaco Capitán Don Juan Bautista Gill Aguinaga quien aportó varias fotografías de Aurelio García para ser insertas en el libro.

Las investigaciones realizadas en fuentes confiables nos cuentan que esta original pintura al óleo con el Mariscal subido al Caballo que caracolea que tenemos hoy aquí, le correspondió según me manifestó su descendiente DULCE RIART “Ella dijo que García era pariente de su tía que era hermana de padre. Y cuando ella murió el cuadro estaba en su casa. Después de la sucesión estuvo en casa de papa hasta que decidieron donar al Club “

El relato del libro nos cuenta que por disposiciones tomadas por el Mariscal Francisco Solano López la noche antes de Cerro Corá, él quiso que esa pintura que mucho apreciaba le quedara a su hija llamada Rosita Carrera López sabiendo que su vida tenía muy breve plazo ya que se acercaba la última batalla en que perdería su vida.

Las otras pinturas, cuyas fotos tenemos también, la del Mariscal Francisco Solano López de uniforme militar y de Don Carlos Antonio López fueron pintadas por Aurelio García a pedido de Emiliano el hijo mayor del Mariscal López quien los trajo de Francia y quien se sintió muy feliz en obsequiarlos a su madre Juana Pesoa, residente entonces en la Ciudad de Pilar del Departamento del Ñeembucú.

Una vez muerto el Mariscal Francisco Solano López en Cerro Corá, y un día antes de su casamiento con el Coronel Hermosa “ofreció el cuadro en venta a un comerciante exportador de naranjas, Don Ignacio Granada “ quien lo conservó en su residencia con gran respeto por mucho tiempo.

Cuando falleció Granada, el cuadro pasó a ser propiedad de su hijo Cándido Ceferino Granada Céspedes. Los dos cuadros permanecieron en Pilar en poder de los Granada hasta el año 1947

Siguiendo con nuestra historia, leyendo artículos de la época aparecidos en el diario La Tribuna, de la autoría de Jaime Bestard dicen de Aurelio García “ busqué situar la noble personalidad del pintor dentro del adecuado marco que le corresponde por su competencia profesional ,dejando sentado de paso ,lo injusto que se ha mostrado la posterior generación para con una figura prócer de nuestra cultura

Ante las manifestaciones de Bestard, solo me restaba informarme más sobre la vida y obra de Aurelio y dar mi pequeño aporte para de esa forma ilustrar a los que nos escucharán y leerán. Podemos decir con certeza que a Aurelio Antonio García Corvalan le gustaba la gente, la quería tal como era. A la edad en que vivió todo es nuevo y despierta interés

Nació hace 169 años en Asunción del Paraguay un día de invierno del 15 de Julio de 1846, y falleció el 24 de Setiembre de 1869, siendo cuarto hijo de Don José Tomas García y su esposa Doña Oliva Corvalan

En el almanaque Mundial de 1968 que se imprimía bajo la dirección de Eduardo Cárdenas, se consignaba erróneamente como fecha de nacimiento de Aurelio García el año 1830, al respecto las investigaciones realizadas por la autora del libro, revelan que nunca pudo nacer en esa fecha, ya que su madre Oliva había nacido el 4 de Febrero de 1822 y ella hubiera tenido en 1830 ocho años.

Siguiendo con nuestro investigado, los relatos de la época nos dicen que desde muy joven a AURELIO GARCÍA le gustaba dibujar teniendo una aptitud especial para ello .El trataba de ver lo que podía hacer con los pinceles que desde muy chico le regalaron sus padres. Tuvo la suerte de estudiar en la Academia de dibujo lineal y Geométrico dirigida por el Arquitecto Italiano Alejandro Ravizza.

Comenta en su libro la autora María Ortellado de Fossati que “su clara inteligencia daba forma a todo lo que el alma del artista observaba en su alrededor

Siendo todavía un adolescente fue enviado por sus padres hacendados acaudalados a la Ciudad de Paris (Francia) entre los años 1858 y 1867 para tratar de tener una cultura superior que en esos momentos en el Paraguay no lo podía adquirir.

Los primeros años en Francia estuvo pupilo en un colegio de Religiosos según las referencias obtenidas en donde estudió cuatro años, para luego volver al Paraguay en donde se dedicó con fruición a la pintura y otros menesteres.

Permaneció por varios meses en nuestro País para luego retornar a Europa a continuar con su aprendizaje del arte.

Cuentan las informaciones que en el año 1863 nuevamente Paris lo tuvo en su seno en el barrio de los Bohemios, un barrio clásico de los artistas en donde pintaba todo lo que su mente joven le pedía. Así también obran en ciertos archivos detalles de varios viajes que Aurelio García realizó a Gran Bretaña.

Referencias de esas investigaciones narran que Aurelio García durante su estadía por Europa realizó viajes a Londres (Gran Bretaña) para tratar ciertas vinculaciones comerciales con empresas de ese lugar.

Al respecto se relata en varias crónicas que Aurelio adquirió para su madre Oliva Corvalan de García, un carruaje de fabricación inglesa que le hizo llegar y con el que ella se paseaba por las calles de Asunción.

Otras informaciones nos cuentan que Aurelio en sociedad con su primo Angel García Fernández, adquirió en Londres un buque para trabajar en negocios relativos a esa área, pensando en posibles negocios futuros de exportación de productos paraguayos.

Las informaciones del álbum grafico de la República del Paraguay (1941 página 216) cuentan que fue alumno destacado del maestro Alejandro Ravizza, y de David y Mesonier lo que le sirvió para asimilar nuevas técnicas de las Academias de arte de Paris.

Siguiendo con el relato de la autora del libro, en cuanto a su figura su estampa de varón, le daba un “ gran atractivo para hacerlo popular entre las damas de su época “. “El apuró la vida como si hubiera adivinado que en poco tiempo ella llegaría a su fin, y falleció cuando se comienza realmente a comprender la vida ,cuando recién se adquiere conciencia del significado de este acompasado respirar y palpitar”.

Pero lo que él hizo en poco tiempo no lo hicieron muchos hombres ni en el “otoño de su existencia “

El aire de arrogancia que se notaba en su rostro, tenía un matiz discreto sin llega a ser petulancia ni “vanidad chocante “ Presentaba la particularidad de haber sido pintor desde muy joven, de un tiempo y un espacio concreto, del espacio y del tiempo que tuvo y que supo mirar de frente a pesar de su corta edad al margen de las idealizaciones propias del mito y de la historia.

En su testamento firmado un día antes de la fecha de su muerte dice” declaro que soy soltero y de edad de veintitrés años, sin sucesión lo que expongo para que conste.”

Murió víctima de la saña implacable que fue el sello de la triple alianza, desapareció a los 23 años en que el hombre se encuentra en la plenitud de su vida y espera lo mejor de ella.-

En el libro origen de esta charla tenemos en sus páginas un mensaje al cumplirse 100 años de su nacimiento.. diciendo ” a las generaciones de mañana les corresponderá escribir la historia de nuestra cultura en cuya base figurará AURELIO GARCIA CORVALAN. Así se verá con todos sus atributos dentro de la tenue claridad, que se puede vislumbrar a través de la guerra contra la triple alianza, que casi borró todo nuestro pasado de grandeza “.

Al respecto un intelectual paraguayo y profesor universitario Hipolito Sanchez Quell, fue el que en el año 1942 realizó una seria investigación sobre las otras dos obras de Aurelio García que se encontraban en la ciudad de Pilar citadas antecedentemente y repito lo expresado antecedentemente , siendo propietaria de las mismas primero la Señora Juana Pesoa, quien las vendió luego a Don Ignacio Granada al casarse ella con el Coronel Hermosa un sobreviviente de la guerra del 70 y al fallecer Don Ignacio Granada , las recibió su hijo un acaudalado ganadero del Ñeembucú Cándido Ceferino Granada Céspedes.

Sánchez Quell comisionó a la Ciudad de Pilar al fotógrafo y pintor Juan Benítez Ruiz para que estudiara detenidamente las obras que se encontraban en poder de los Granada , y el fielmente cumplió con las instrucciones que le fueron dadas por el gran historiador Sanchez Quell.

Hoy nosotros rescatamos una pequeña parte de la historia al hacer conocer parte de la vida y de la obra de un joven pintor AURELIO GARCIA quien nos dejó a tan corta edad, pero en su obra nos transmitió un profundo respeto a las mismas por la calidad de su estilo.

Cuatro son las conocidas, que nos provocan admiración a los profanos y a los entendidos.

Y termino con las palabras de JAIME BESTARD al decir, “solo sus obras arrojan la suficiente luz como para ayudarnos a descifrarlas en algunos de sus detalles, así como para informarnos de sus cualidades como pintor”

· Siendo un adolescente, fue un grande que murió a los 23 años en defensa de sus ideales y de la patria que tanto amó y respeto y quien sobrevive para que la posteridad lo admire por su arte, sus obras y por Ustedes amantes de la historia con el pensamiento de que el País, la institución y las personas que no respetan su historia y la de los hombres que urdieron la difícil trama de la nacionalidad, no tienen razón para su existencia.

· Quedarán para siempre entre nosotros la historia de este prócer de la pintura y sus obras se gravarán en nuestras retinas como un homenaje póstumo que tributamos a un gran paraguayo, en el mes de su nacimiento.

· Un joven que supo vivir su corto tiempo dentro del arte de sus pinceles y de la metralla que lo llevó al más allá en defensa de su patria tan querida .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: