LA POLITICA EXTERIOR PARAGUAYA


 

image

Por el Dr. HUMBERTO ZARACHO

Política Exterior: Conceptos generales

La Política Exterior es aquella parte de la política nacional formada por el conjunto de decisiones y actuaciones mediante las cuales se definen los objetivos e intereses nacionales del Estado, y se utilizan sus medios para generar, modificar o suspender sus relaciones con otros actores de la sociedad internacional. Es decir, es el conjunto de los objetivos que un Estado se propone lograr respecto del comportamiento de otras entidades internacionales. Desde este enfoque el Estado es considerado como el actor principal y básico de las relaciones internacionales.

La Política Exterior se sustenta en el Derecho Internacional Público, en la Diplomacia, en la Geopolítica, como también en el estudio de las organizaciones internacionales. Desde el punto de vista académico la Política Exterior se encuentra comúnmente más ligada al estudio de la Ciencia Política y las Relaciones Internacionales. Pero no es menos cierto que es también el resultado de la idiosincrasia o el carácter de un pueblo, que en el ámbito de las Ciencias Sociales es conocido como el Ser Nacional.

Son pocos los Estados que adoptan su Política Exterior en base a la aplicación de un documento o instrumento institucional. En ese ámbito las decisiones son tomadas en el más alto nivel del Poder Ejecutivo. Las instituciones gubernamentales más comunes incluyen al Jefe de Estado (por ejemplo un presidente), o a la cabeza del gobierno (por ejemplo un Primer Ministro), o al propio Ministro de Relaciones Exteriores. Por lo general, la Política Exterior responde a los vaivenes de la política internacional o de la situación geopolítica del momento, y a los objetivos e intereses nacionales vitales y coyunturales del Estado-Nación.

La Política Exterior en el Paraguay

En nuestro país existieron varios hechos que influyeron para la formación del Ser Nacional. Durante el coloniaje español un factor importante significó la aplicación de la Cédula Real del 12 de setiembre de 1537 dictada por el Rey Carlos V, que facultaba al pueblo o al Común a designar a sus autoridades en caso de producirse la acefalia o impedimento de sus gobernantes. Es un precedente trascendental del anhelo forjado en el pueblo para que sus autoridades respondan al Bien Común.

La pérdida del litoral marítimo, producto de una errada decisión adoptada por el reino de España, infundió en el pueblo una profunda reacción política y social. Desde entonces y hasta hoy sufrimos las dificultades propias del aislamiento geográfico, que influye en nuestro comercio internacional, principalmente a través de los ríos Paraguay, Paraná y de la Plata, bastante restringida para el acceso al litoral atlántico.

Estos aspectos sirvieron, así mismo, como el antecedente que impulsó a los habitantes de Asunción para poner en marcha la Revolución Comunera, primer grito de libertad conocido en el continente americano.

Marco constitucional y legal de la Política Exterior

En el Paraguay la conducción de los asuntos internacionales del Estado es atribución y deber del Presidente de la República, su conductor legítimo, el cual tiene en el Ministro de Relaciones Exteriores a su principal operador institucional.

Aunque no dispone de un instrumento documental indicador, sin embargo se hizo costumbre con el correr del tiempo la ejecución de su política exterior en base a la doctrina, principios, y normas del Derecho Internacional, que caracterizaron nuestras relaciones internacionales desde los albores de nuestra independencia. Pero es a partir de los años 50´ del siglo pasado que fue ordenándose dentro del marco de la Constitución Nacional y de las leyes nacionales e internacionales que orientan sus relaciones con los países integrantes del sistema internacional. Es así que en su Parte II “De Ordenamiento Político de la República”, Título I “De la Nación y del Estado”, Capítulo II “De las Relaciones Internacionales”, de la Carta Magna se encuentran los principios y valores fundamentales que orientan las acciones del Presidente de la República y de la Cancillería en la administración y aplicación de la Política Exterior del Estado. 

Al respecto, el Artículo 141º “De los tratados internacionales” expresa que los instrumentos jurídicos internacionales válidamente celebrados y aprobados por el Congreso, forman parte del ordenamiento legal interno con la jerarquía que determina el Art. 136º. A su vez el Artículo 142º dice: “Los tratados internacionales relativos a los demás derechos humanos no podrán ser denunciados sino por los  procedi­mientos que rigen para la enmienda de esta Constitución”.

Y el Artículo 143º ilustra los parámetros más resaltantes de su Política Exterior, al expresar: “La República del Paraguay, en sus relaciones internacionales, acepta el derecho internacional y se ajusta a los siguientes principios:

1)      la independencia nacional;

2)      la autodeterminación de los pueblos;

3)      la igualdad jurídica entre los Estados;

4)      la solidaridad y la cooperación internacionales;

5)      la protección internacional de los derechos humanos;

6)      la libre navegación de los ríos internacionales;

7)      la no intervención; y

8)      la condena a toda forma de dictadura, colonialismo e imperialismo

Mientras el  Artículo 144º proclama que “La República del Paraguay renuncia a la guerra, pero sus­tenta el principio de la legítima defensa. Esta declaración es compatible con los derechos y obligaciones del Paraguay en su carácter de miembro de la Organización de las Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos, o como parte en trata­dos de integración”.

Otros lineamientos de la Política Exterior clásica son: a) el reconocimiento del derecho de asilo territorial y diplomático previsto en el Artículo 43º de la Constitución, siendo nuestro país el primero en llevarlo a la práctica desde 1820 cuando concedió refugio al prócer uruguayo general José Gervasio Artigas; b) la defensa de la independencia nacional y la integridad territorial: si bien la actual Constitución no ha previsto la independencia nacional como un objetivo nacional, el Artículo 173º salva dicha omisión al confiar a las FFAA de la Nación la custodia de la integridad territorial y la defensa de sus autoridades. Debe recordarse que en la Nota del 20 de Julio de 1811, enviada por la Junta Gubernativa a su par de Buenos Aires, ya se reveló la voluntad independentista basado en los objetivos e intereses nacionales de la novel nación paraguay; c) La libertad de los ríos internacionales: este derecho se tornó patente a partir del gobierno del Dr. Francia, en especial en sus notas enviadas a los Delegados de Gobierno las que contenían las instrucciones siempre precisas referidas a la defensa de la navegación de los ríos Paraguay y Paraná; d) el reconocimiento de la igualdad jurídica de los Estados; e) la defensa del principio de la no intervención en los asuntos internos de los Estados y el apoyo a la autodeterminación de los pueblos; f) la cooperación permanente para el afianzamiento de la paz y la seguridad mundial; g) la participación en los procesos de integración y desarrollo económico y social entre Estados; h) el rechazo a cualquier forma de imperialismo, colonialismo o totalitarismo; i) la promoción de los aprovechamientos conjuntos y racionales de los recursos naturales compartidos; j) el apoyo a la defensa y preservación del medio ambiente; k) el apoyo a los sistemas de solución pacífica de los conflictos internacionales, Esta mención no es limitativa, sino meramente enunciativa.

Ahora bien, y para finalizar, en una insólita actitud, el señor Oscar Nicanor Duarte Frutos, embajador ante el gobierno argentino, emitió declaraciones expresando, entre otras cosas, que “muchas embarcaciones paraguayas no se ajustan a las normas de la navegación”, porque están “totalmente deterioradas”. Refiriéndose a los empresarios connacionales cuyas unidades fluviales tienen a su cargo el comercio de importación y exportación, aseguró que “muchos intereses se esconden” pidiéndoles mayor sinceridad. Es decir, en vez de defender los intereses nacionales en la Hidrovía Paraguay-Paraná de las amenazas del gobierno argentino contra un gran sector de nuestra flota fluvial, de este modo adoptó la misma postura antiparaguaya del gobierno kirchnerista. La ciudadanía recibió atónita esta información, y espera que en la máxima brevedad el presidente Horacio Cartes ponga remedio a esta situación no deseada, provocada por un funcionario diplomático compatriota desconocedor de la clásica Política Exterior de defensa inclaudicable del derecho a la libre navegación de los ríos internacionales.

8 Responses to LA POLITICA EXTERIOR PARAGUAYA

  1. Juan Moisés Adriz González dice:

    Querido Coronel y Doctor HUMBERTO ZARACHO le escucho todos los domingos a la mañana en la Radio Unión con el doctor Nelson Argaña, ese programa de radial es espectacular por que hablan del coloradismo autentico,, por dicho motivo quiero felicitarle. Ahora con relación a Nicanor Duarte Frutos le pregunto lo siguiente, quien es más culpable el chancho o el que le da de comer al Chancho? Nicanor es una basura, pero el que le da de comer lamentablemente es nuestro presidente Horacio Cartes. Duele decirlo pero hay que decirlo..
    Con el respeto de siempre, saludos

    • HUMBERTO ZARACHO dice:

      Muchas gracias estimado Lic. Juan Adriz. Coincido en que si el dueño no hubiera dado de comer al “puerco” entonces no hubiera habido “chiquero”.

  2. Artemio Benitez dice:

    Ilustre Doctor HUMBERTO ZARACHO le escucho todos los domingos a la mañana en la Radio Unión con el doctor Nelson Argaña, ese programa de radial es espectacular por que hablan del coloradismo autentico,, por dicho motivo quiero felicitarle.

    • HUMBERTO ZARACHO dice:

      Muchas gracias estimado amigo Artemio Benítez. Los colorados que somos tales por tradición y por convicción no vamos a descabalgar de nuestros ideales nacionalista y republicano. Y a pesar de la precariedad de nuestros recursos vamos a proseguir la lucha por reencauzar al gran Partido Colorado hacia el objetivo de imponer la “PAZ Y EL RESPETO HACIA NUESTRAS INSTITUCIONES”.

  3. osvaldobergonzi dice:

    Humberto: Debo felicitarte por este brillante trabajo lo que demuestra que nuestros semanario tiene en sus filas lo mejor del coloradismo hasta un PHD de la universidad de Stanford y otro de Harvard a lo cual se agrega un brillante profesor de altos estúdios superiores en el ministrerio de Defensa Nacional como es el caso tuyo. Algunos pasajes de tu nota coinciden con la nota editorial de un diario de gran circulación. Nuestros jóvenes universitarios copian los articulos publicados por Humberto Zaracho, Gerardo Meza Caballero, Rogelio Careaga y Gonzalo Quintana (ex PLRA), entre otros, con lo cual queda demostrada la horfandad de los demás partidos y movimientos políticos. Entre estos últimos hay 23 movimientos internos de los cuales aun no hemos leido un mísero libro como lo publicamos nosotros a montones. Además dos programas de radio, uno los domingos (de ustedes) y otro los viernes por la noche con Abraham Esteche y Américo Velázquez Un fuerte abrazo.

    • HUMBERTO ZARACHO dice:

      Muchas gracias por tus palabras mi estimado amigo Osvaldo. Me sirven de estímulo para continuar escribiendo sobre la realidad histórica nacional. Con un fuerte abrazo nacionalista y republicano.

  4. HUMBERTO ZARACHO dice:

    He recibido el texto de tu interesante trabajo. Te agradezco tu deferencia al enviarmelo. En efecto toda la trayectoria política de Nicanor es sucia y traicionera a los intereses de la patria. Te pido escribas un artículo al respecto. Saludos.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: