“NADIE VA A CONSPIRAR IMPUNEMENTE PARA PEDIR UNA INTERVENCIÓN CONTRA NUESTRA PATRIA”


Por Osvaldo Bergonzi

Tales las palabras de Nicolás Maduro cuando anunció la ruptura de su país con la  república de Panamá, amiga del Paraguay desde larga data. Pero Maduro olvida que él pidió la intervención de la FF.AA. del Paraguay para sostener a Lugo (ver publicación nuestra) en contra de las disposiciones constitucionales de nuestro país. 

En nombre  del UNASUR y el MERCOSUR vino a atropellarnos. Y nosotros buenos y b …. lo perdonamos y aceptamos el ingreso de Venezuela al MERCOSUR quizá pensando más en el pueblo de ese país hermano que en  su gobernante

Nueve patoteros con título de cancilleres se presentaron en la noche antes de la destitución de un obispo dado de baja por Benedicto XVI, el primero desde el Concilio de Trento, no del concilio Vaticano II. Y el que comandaba la comparsa de cancilleres del UNASUR era Nicolás Maduro, el mismo que habla con pajaritos y  hoy acusa a Panamá.

Las relaciones exteriores son como una relojería Suiza. Al tomar una dirección uno cae como en un embudo ante la realidad. ¿Qué Hace el Paraguay ahora? ¿Seguimos la dirección de Brasil o Argentina? Este caso, den por seguro que, se ventilará en la OEA y nosotros somos los  anfitriones en el próximo plenario.

En menudo problema se halla la, hasta hace poco la colega nuestra en el TEP de la ANR, Elisa Ruíz Díaz. De manera que no estaban despistados los ex cancilleres de Paraguay cuando recomendaban mantenernos por el momento, fuera del MERCOSUR.

Es cierto,  no podemos quedar aislados como expresó el presidente de la república. Pero no es menos cierto la realidad. Y la misma contiene los disparates que por minuto comenten tanto Nicolás Maduro hablando con pajaritos   o  Cristina F. K y la Cámpora nombrando a mocosos, amigos de su hijo Máximo y a quienes debemos acompañar hasta al infierno por ser parte del MERCOSUR.

2 Responses to “NADIE VA A CONSPIRAR IMPUNEMENTE PARA PEDIR UNA INTERVENCIÓN CONTRA NUESTRA PATRIA”

  1. Juan dice:

    La materia prima de los bolivarianos del siglo XXI , es la pobreza,a medida que la pobreza avanza, para poder manejarlos mejor.En ese sentido:

    El ministro de Educación de Venezuela cometió una especie de “sincericidio” unos días atrás cuando, en un “Taller de Alto Nivel” dirigido a chavistas, indicó que no hay que sacar a los venezolanos de la pobreza para que accedan a la clase media antes de tenerlos bien adoctrinados, para que, así, no se conviertan en opositores.

    “Debemos tener la capacidad de garantizar que el esfuerzo que estamos haciendo tiene el impacto que estamos buscando”, explicó. “Ir progresivamente sacando –a los sectores que están en condiciones más precarias– de esa situación”. Pero aclaró que “eso tiene que estar acompañado de mucha organización política, de mucho debate”. Es decir, adoctrinar, antes de dar la ayuda al pobre.

    Para, finalmente, lanzar la declaración que significa toda una definición de las “medidas sociales” según el chavismo: “No es que vamos a sacar a la gente de la pobreza para llevarlas a la clase media, para que después aspiren a ser escuálidos (nombre despectivo que el chavismo usa para designar a opositores)”.

  2. German dice:

    Transcribo a esta pagina web, de un Analista venezolano:HA CORROMPIDO UNA GENERACIÓN CON CLIENTELISMO PARA ASEGURAR FIDELIDAD A SU RÉGIMEN
    Analista venezolano expone el “terrible” legado de Hugo Chávez

    “Hugo Chávez fue la desgracia más terrible que vivió Venezuela” en los últimos tiempos, declaró enfático el analista político venezolano Carlos Raúl Hernández, en una entrevista del periodista Carlos Peralta, de radio 1º de Marzo, cuyas principales partes transcribimos por la relevancia de sus argumentos.

    Hugo Chávez junto a Simón Bolívar y Jesucristo. El culto a la personalidad, característica de los regímenes autoritarios como el chavismo en Venezuela.
    Hugo Chávez junto a Simón Bolívar y Jesucristo. El culto a la personalidad, característica de los regímenes autoritarios como el chavismo en Venezuela. / AFP
    –Hoy se cumple un año de la desaparición física de Hugo Chávez, y queríamos conocer un análisis de un venezolano acerca de lo que fue Chávez y de lo que es hoy Venezuela sin Chávez.

    –Yo creo que Hugo Chávez fue la desgracia más terrible que vivió Venezuela durante el siglo XX y tal vez una de las peores de toda su historia.

    Entonces, hoy estamos viviendo en Venezuela los efectos de la herencia, el legado de Hugo Chávez. Y su legado es peor que él mismo. Porque es él mismo prolongado, pero con menos aptitudes, menos capacidad, menos posibilidades de maniobra, que es el gobierno de (Nicolás) Maduro.

    Venezuela, económicamente, está destruida. Venezuela tuvo los recursos, durante esta pesadilla de 15 años, para ser una especie de Dubái.

    A Venezuela entraron 2 billones de dólares o sea, dos millones de millones de dólares, por obra del ingreso petrolero. Y dejó de ser lo que ha podido ser, una especie de emirato de Dubái (para ser) un país donde no hay electricidad, no hay comida, hay más o menos un 30% de escasez de alimentos fundamentales, hay que correr detrás de los camiones de la leche cuando llegan a los (mercados de) abasto.

    Un país sin ninguna seguridad personal, donde mueren 25.000 personas al año, producto del hampa.
    Todos los servicios públicos colapsados: la educación colapsada.

    Bueno, esa es la obra de Hugo Chávez en el plano económico y social.

    Y, en el plano de la posición ética de su población, el Gobierno ha desmoralizado, ha prostituido a una gran parte de los venezolanos a los que no se les permite trabajar, pero reciben subsidios directos, limosnas del Gobierno.

    El Gobierno impide el desarrollo de la empresa privada porque, lo acaba de declarar uno de sus ministros, no quiere que la gente se convierta en integrante de la clase media, porque si se hacen de clase media se pasan a la oposición.

    Es decir, hay una política criminalmente dirigida a que los venezolanos sean limosneros, vivan del Gobierno, para tenerlos sometidos.

    Hay alrededor de 14 millones de personas que viven de un subsidio del Gobierno. Hay cuatro millones de empleados públicos. De esos cuatro, indirectamente, viven cinco más, serían 20 millones de personas.

    Más, todas las personas que reciben los subsidios que llaman “misiones”, que son simplemente entrega de financiamiento directo para que la gente esté disponible para ir a manifestaciones, para acudir a esa especia de actos de repudio que se hacen, esos motorizados que andan golpeando gente por las calles.

    Es decir, lo que comentaba al principio, el Gobierno ha corrompido, ha desmoralizado a una parte de nuestros jóvenes.

    Jóvenes que deberían estar dedicado a la producción, al enriquecimiento del país, a su progreso personal, eso lo han convertido en la fuente de una especie de SA como las hitlerianas, de camisas negras como las de Mussolini, que su función es arrear a golpes y tiros contra manifestaciones de la oposición.

    Pero yo, al fin y al cabo, lo veo con optimismo, porque para que un país que él tuvo, gastó una masa tal de recursos, que tuvo además todos los poderes institucionales del Estado en sus manos, la maquinaria administrativa, encima de eso un chorro de riqueza petrolera tan grande; y que no haya podido quebrar a la oposición y que la oposición todavía esté viva, y esté –a veces cometiendo gravísimos errores– pero, sin embargo, esté en la calle dando la pelea, para mí es el síntoma de que ya estamos en los estertores, porque ya los recursos económicos se le acabaron.

    Con los casos de Honduras y Paraguay se ha demostrado algo que a mi me parece extremadamente triste, y es que quienes han estado en una época, como la izquierda latinoamericana, que sufrieron torturas, persecuciones (durante las dictaduras militares) luego, con el paso de las décadas (…) están más preocupados por tener buenas relaciones con el Gobierno venezolano que en la democracia y la libertad del continente

    Y se hacen los locos, se hacen los mudos, se hacen los sordos, frente a las terribles atrocidades que el gobierno de Maduro y el gobierno de Chávez han cometido. Es decir, una cosa vergonzosa lo que está ocurriendo con muchos presidentes latinoamericanos, que se han hecho cómplices de un régimen tan podrido y tan despreciable como el que tiene Venezuela.

    Paraguay tuvo “coraje y consistencia”

    El analista venezolano tuvo palabras para el Paraguay, con relación al cambio del presidente Fernando Lugo, filochavista, a través de un juicio político en junio de 2012.

    En su opinión, ese hecho fue un acto positivo en favor de la democracia.

    “Maduro tiene en su historia negra el haber encabezado una ‘invasión’ al Paraguay, prácticamente”, declaró.

    “Yo quiero felicitar al pueblo paraguayo porque tuvo el coraje, el valor, la consistencia de no permitir que le impusieran un régimen como este”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: