LA PRIMAVERA DE INDIGNACION CIUDADANA


Por Gerardo Meza Caballero (*)

Hay momentos en que los pueblos se alzan y dicen « esto no va más, esto debe cambiar » Ahora, estamos en eso, Las reacciones de indignación y repudio de la gente, tras el destape de la caja de Pandora en los tres poderes del Estado, muestran que la sociedad paraguaya pareciera sentirse súbitamente libre y con derecho soberano a reclamar el fin de la corrupción y de la impunidad, los políticos corruptos que no cumplen sus promesas, cobran elevados sueldos y se desentienden de las soluciones que están obligados a dar como gestores del bien común.

. Esta ´´primavera de indignación ciudadana´´ tiene en claro que la verdad y la justicia son fundamentales para un orden social democrático. El gobierno del nuevo rumbo debe apuntar por un país con mayor equidad.

Su indignación debe entrever también la convicción de que la transformación del perverso sistema político sustentado por políticos corruptos  hace mucho tiempo que viene previniendo los desvíos del actual sistema y de la financierización de la economía. En este trabajo se centra en el « precio de la desigualdad ».Los niveles de desigualdad de ingresos en nuestra economía, trae consigo el implacable y creciente déficit de oportunidades, es una amenaza mayor que nuestro déficit fiscal.

La desigualdad que genera exclusión social y margina, sobre todo a campesinos e indígenas en relación a servicios de calidad en educación, salud y vivienda, fue claramente demarcada, Paraguay es el único país del Conosur que registró un aumento en la brecha de ingresos entre los quintiles más pobres y más ricos, de acuerdo con el último informe del Cepal, remarcándose la necesidad de construir un país con mayor equidad.

La informalidad de la economía (contrabando y otras formas de fuga de impuestos debe ser mejor estudiada).
La baja contribución de la sociedad como un todo a las arcas del tesoro es la principal razón de la falta de recursos. El despilfarro es otra. Cuando se habla en aumentar los ingresos, las voces se pronuncian para tasar las exportaciones (otros pueblos deben pagar impuestos a Paraguay, los paraguayos ya pagan suficiente?????).
La posibilidad de absorción de los contingentes de pobres está más cerca del desarrollo industrial que en el agrícola. La agricultura en Paraguay y en toda Sudamérica, aumentó su productividad en función de varios factores adonde se destacan la mecanización y la genética, más allá de métodos.
Así como en los países desarrollados, largos contingentes de mano de obra agrícola no consiguieran sostenerse y fueron absorbidos por sus industrias, que con procesos nuevos, tornó ser hegemónica (esta hegemonía está SIEMPRE relacionada con la productividad).
Como es injusto mantener a los pobres a margen de las conquistas alcanzadas por el país en las últimas décadas, hay necesidad de estimular uno proceso industrial intenso.clip_image001

El Paraguay tiene que utilizar sus Materias Primas, (Sojas, maíz, trigo, algodón, ganado, minerías, entre otros), y específicamente sus energías eléctricas para su Desarrollo Industrial sostenible. El gobierno del nuevo rumbo debe considerar que la entidad binacional Itaipú y Yacyretá, debe constituirse en “un motor de desarrollo industrial” que genere fuentes de empleo y mejores condiciones de vida, y calidad de vida para los usuarios. El uso de la energía fue el propósito de los Tratados de Itaipu y Yacyretá, que en la actualidad el Paraguay ha cedido en buena parte a sus socios el Brasil y Argentina. Itaipu y Yacyretá debe ser aprovechado por los paraguayos, como fue originalmente concebido: constituir un polo de desarrollo. Es una buenísima política hacer la conversión de cesionario de energía eléctrica a consumidor de ella, si el gobierno del nuevo rumbo, no aplica esta política, Paraguay financia el desarrollo del Brasil y Argentina, a costa de la postergación y el atraso vergonzoso de su propio pueblo. Esta es una parte de la estrategia expansiva de dominación y anexión de territorio que uno de nuestro socio Brasil lleva adelante con precisión cronométrica. La solución: Preparación, formación, conocimiento y educación excelentes del pueblo paraguayo, que tiene el derecho de conocer la realidad, y difundirla mundialmente a través de los medios que hoy existen, y reclamar con fuerza y fundamentos irrebatibles todos nuestros derechos CONCULCADOS.
El Paraguay está enviando un mensaje al mundo de su Institucionalidad, del respeto a la Constitución y las Leyes, y que es un país Soberano e Independiente.
Para tener un Desarrollo sostenible, debemos de fortalecer nuestro sistema educativo, mejorar la educación en el Paraguay. Insistir en la instrucción pública tan venida abajo, tan descuidada en nuestro país. Para combatir la corrupción, este Ensayo propone una educación centrada en valores, para ello es necesario introducir en la educación, en todos los niveles, cátedras que puedan ayudarnos a instalar en la sociedad aquellos valores y principios que hacen grande a una nación y que nuestros ancestros cultivaban. Para empeorar las cosas nuestra clase política, en el Parlamento nacional, se ha autorizado el funcionamiento de Universidades que son de bolsillo o de garaje.

Hace décadas con este modelo país vienen aumentando las desigualdades y no solo son socialmente inaceptables sino más nefastas aún desde el punto de vista económico. Los indignados lo ponen muy bien en evidencia enarbolando los colores del 98% con referencia al 2% que ya había estigmatizado.

Fracaso de los mercados, fracaso de los sistemas políticos que no corrigen los excesos de los mercados y de los injustos sistemas económicos y políticos, fracaso en la educación. El actual sistema multiplica y mantiene los fracasos y de golpe se agravan las desigualdades. Pero lo que mucha gente ignora es que las desigualdades cuestan muy caro, porque participan directamente al « deterioro de la economía » y a sus desvíos, que se llama « subversión de la democracia ».

Más allá de la muy interesante y fundamentada comprobación que planteo, muestro como la desigualdad es la causa y la consecuencia del sistema que provoca un círculo vicioso y genera inestabilidad y cómo el actual sistema económico ha llegado a su fin.

Su comprobación parte de la situación de los paraguayos en donde, desde hace décadas, el poder de compra de las clases medias no ha hecho sino disminuir. Los paraguayos tenemos « el problema del 2% », una clase media presionada debido a que las desigualdades en los ingresos se han agravado y las ganancias de la recuperación « se le han esfumado » ; « el 93% de los ingresos suplementarios creados en 2010 han sido acaparados por el 2% de la población de clase alta ». De modo que en el transcurso de las últimas décadas el Paraguay se han convertido en un país dividido: la clase alta ha progresado rápidamente y el país ha retrocedido. Los salarios bajos aumentaron en treinta años un 15% mientras que los del 2% del nivel superior aumentaron un 350%. Esta situación es aún más flagrante si observamos la distribución de los ingresos del capital.

La producción está en un puñado de manos, puesto que en Paraguay el 2,6 % de los propietarios poseen el 85,5 % de la superficie agraria, lo que le convierte en el país del mundo con la segunda mayor concentración de tierra, según la ONU.

Y en todos mis trabajos anteriores y en este no dejare demostrar y demostrar que las desigualdades, y la falta de educación, son causas de inestabilidad económica y derrota los argumentos de quienes hacen la apología de la desigualdad como base del crecimiento, según la tesis de la « economía del derrame » porque eso no funciona así.

Por el contrario los efectos nefastos de las desigualdades son claros : descenso del nivel de vida, consecuencias de deterioro de la salud, la de educación, de la vivienda, deterioro de las relaciones sociales entre los jóvenes ya adultos atrapados en la casa de sus padres…el mito de un Paraguay justos y con igualdad de oportunidades se muestra sin eufemismos.

Además como lo señale claramente, los poderosos han jugado un papel central en la creación de las actuales reglas de juego que han fracasado. (En mi Artículo: CON ESTE MODELO PAIS NO PUEDE HABER UN CRECIMIENTO ECONOMICO SOSTENIBLE)

El Paraguay del siglo XXI ocupa el sitial privilegiado de ser el que más crecerá económicamente en estos años, pero también está entre los más pobres. Es decir, es un país en el que la casi la mitad de su corta población es pobre y más de la mitad de esa mitad son indigentes.
Las cifras parecen jugar un juego perverso, pero no es así: la exclusión de tanta gente de los beneficios es casi una obscenidad.  Con este modelo país, no se puede tener un crecimiento sostenible.

La sostenibilidad del crecimiento económico, la lucha contra la pobreza y la competitividad externa requieren mejorar sustancialmente la gestión de todas las empresas públicas. Mejorar la institucionalidad para garantizar la defensa de la competencia y los derechos de los consumidores; invertir para ampliar el volumen y la calidad de los bienes y servicios producidos; e implementar la carrera del servicio civil para lograr una gestión empresarial eficiente son los desafíos que el Gobierno del nuevo rumbo deberá enfrentar.

Es perentorio impulsar, desde ahora, las reformas que se requieren para poner al día esas instituciones. Estas Instituciones tal como está siendo actualmente administrada no facilitan el progreso ni de la eficacia del país, Sino que lo que es más grave es que pone en peligro a la democracia. Este es seguramente uno de los puntos más sensibles de este trabajo.

(*)Economista: Autor del Libro: 7 PUNTOS TENER EN CUENTA PARA EL PARAGUAY QUE QUEREMOS

7 Responses to LA PRIMAVERA DE INDIGNACION CIUDADANA

  1. Blanca Lila dice:

    Dr Meza Caballero: Felicitaciones por este trabajo excelente e instructivo. La Primavera de la Indignación Ciudadana, llego hasta la Iglesia Católica: mencionó “el estado de corrupción en que se encuentra la sociedad nacional y que ha despertado, ¡gracias a Dios!, una gran indignación en diversos sectores, pidiendo se haga justicia” y que “eso va generando resultados sorprendentes”. Recordó que los obispos ya denunciaron el daño a la moralidad pública que se ha evidenciado por el descrédito de las autoridades públicas, por el tráfico de influencias y por el nepotismo. “Duele muchísimo saber que a nivel continental Paraguay esté entre los países más corruptos. Sacudámonos y cambiemos nuestra mentalidad y nuestro proceder para limpiar la mala fama que tenemos”, resaltó, y agregó que la Iglesia es la primera en reconocer y aceptar los hechos de corrupción le afectaron.

  2. Graciela dice:

    Dr Meza Caballero: En una parte de su Articulo de referencia resalta, que la ciudadanía debe despertar su indignación y debe entrever también la convicción de que la transformación del perverso sistema político sustentado por políticos corruptos hace mucho tiempo que viene previniendo los desvíos del actual sistema y de la financierización de la economía. que trae el fracaso de los mercados y los fracasos de nuestra clase politica.
    Atentamente.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Graciela: Ya a fines de los ’60 se empezó a desregular el flujo de capitales, a principios de los ’70 se rompió el acuerdo de Bretton Woods (el oro deja de ser el respaldo del dólar) y comenzó una fuerte expansión de la especulación monetaria.
      Además, hubo un proceso de internacionalización del capital, con la emergencia de las grandes transnacionales.
      Eso fue posible porque las condiciones de política económica que dictó Estados Unidos desde los 80 lo permitieron. Pero en particular, la tecnología de transmisión de datos a alta velocidad permite operar en todos los mercados a todo momento.
      Se crean las condiciones para que el capital vaya donde hay ganancia. Y esa búsqueda no va sólo a la producción de bienes y servicios, sino, y cada vez más, a la especulación financiera, porque allí la rentabilidad es mayor.(el desvió del actual sistema y de la financierización de la economía)
      Contribuyó en ese proceso la generalización del mercado mundial, luego de la caída del mundo socialista,
      Fracaso de los mercados,(maximizan la especulación financiera, en la economía), fracaso de los sistemas políticos que no corrigen los excesos de los mercados y de los injustos sistemas económicos y políticos, fracaso en la educación. El actual sistema multiplica y mantiene los fracasos y de golpe se agravan las desigualdades. Pero lo que mucha gente ignora es que las desigualdades cuestan muy caro, porque participan directamente al « deterioro de la economía » y a sus desvíos, que se llama « subversión de la democracia ».
      Graciela. Más allá de la muy interesante y fundamentada comprobación que planteo, muestro como la desigualdad es la causa y la consecuencia del sistema que provoca un círculo vicioso y genera inestabilidad y cómo el actual sistema económico ha llegado a su fin.
      Atentamente

  3. Francisco Barrios dice:

    Dr Meza Caballero: Felicitaciones por su Portal: Aproximadamente 18.900.000 resultados (0,37 segundos)
    Resultados de búsqueda
    DR. GERARDO MEZA C. :: El Paraguay que queremos
    http://www.elparaguayquequeremos.com/‎

  4. Francisco dice:

    Cartes tiene que decir quiénes son los empresarios corruptos
    El presidente de la República, Horacio Cartes, más que ningún otro ciudadano –porque lleva sobre sus hombros la gran responsabilidad de gobernar el país–, tiene que ser responsable y no arrojar como piedras a la deriva palabras que no cuentan con el respaldo de la identidad de los que denuncia. Al decir que los empresarios son ladrones y sinvergüenzas quedó comprometido a señalar con el dedo acusador a quienes roban impunemente al Estado. De lo contrario, será cómplice de aquellos a quienes ataca y devaluará su capital de credibilidad.

    El jefe de Estado no es un ciudadano cualquiera. Todo lo que dice posee peso gravitante y repercute con fuerza en la opinión pública. Por lo tanto, no puede tomarse la libertad de hacer afirmaciones alegremente sin que sus palabras cuenten con el respaldo de evidencias que está obligado a mostrar.

    El presidente Cartes trató de ladrones y sinvergüenzas a los empresarios que a la noche usan cuellito blanco y de día roban al Estado. Esa grave acusación fue vertida por el mandatario en un acto de entrega de kits de alimentos, realizado en Villa Hayes, el fin de semana pasado.

    De sus expresiones, y considerando que él pertenece al sector al que fustigó, cabe colegir que habló con conocimiento de causa, que sus dardos verbales tuvieron su origen en realidades que él conoce en detalle. Es obvio, entonces, que al estar informado de los hechos también sepa la identidad de los que se aprovechan del Estado para acrecentar su patrimonio.

    El breve ejercicio del poder –cinco meses–,( Y ya esta buscando su reelección, Ahecatu) desde adentro, le habrá permitido descartar sospechas y confirmar presunciones. Esta situación le agrega otro elemento de juicio para que sus expresiones se hayan basado en situaciones que domina a profundidad.

    Lo que corresponde, pues, es que amplíe su pronunciamiento público e identifique a los que se benefician en forma indebida, al margen de las disposiciones legales, de contratos con el Estado. Identificar implica dar nombres y mencionar los sectores a los que pertenecen para que la ciudadanía sepa quiénes son los delincuentes que se apoderan de una parte de sus aportes en concepto de impuestos.

    No puede, sin embargo, detenerse en la mera denuncia. Él, como administrador general de los bienes del Estado, está en la obligación de mover los resortes de la Justicia a través del Ministerio Público y las instancias institucionales a su alcance para que se profundicen las investigaciones acerca de los empresarios corruptos y la Justicia castigue a los que fueren hallados culpables.

    Por otro lado, a través de las instancias correspondientes del Ministerio del Interior y el Ministerio de Hacienda, él cuenta dentro de la estructura gubernamental con las herramientas de averiguación para desnudar a los del sector privado que obtienen ventajas ilícitas y se han hecho pasibles de sanción a nivel de la Justicia.

    Es necesario, además, que delimite el alcance de sus expresiones para saber a qué sectores y personas van dirigidas porque es obvio que no se puede generalizar, ya que hay empresarios genuinos, ajenos al enroque con funcionarios corruptos de la administración pública. No es justo incluir a todos en la misma bolsa de avivados oportunistas.

    La Constitución –artículo 238, inciso 2– dice que uno de los deberes del presidente de la República es “cumplir y hacer cumplir las leyes”. Por lo tanto, el presidente Cartes debe tomar los recaudos necesarios para que los empresarios sinvergüenzas sean sancionados. Si se conforma con la mera denuncia, será cómplice de los corruptos y su capital de credibilidad tendrá una marcada devaluación.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Francisco. Primavera Ciudadana de la transparencia

      Del primer año de gobierno del presidente Horacio Cartes no hay mucho que decir. Que no cubrió las expectativas que había tenido en campaña; que sus “maravillosos técnicos” no se notaron. Que más bien continuó la “ola” de programas económicos del año de gobierno liberal y en realidad, cambios de verdad no hubo. Que del programa que se habían propuesto como logros ya en los primeros cien días de gobierno no se concretó ni un solo punto. “Otra cosa es con guitarra”, es la lección que aprendió tanto el Presidente como sus gerentes en los 365 días de su estreno.

      Sin embargo, agosto trajo una luz de esperanza.

      La imposición de Cartes a las Binacionales para que efectivamente cumplan con los términos de la Ley 5189/14 constituye un punto de inflexión en lo que hasta ahora había sido la imagen de un presidente paralizado, atrapado entre la codicia de los políticos de viejo cuño y los tecnócratas que no pueden imponerse en un universo de ministerios e instituciones marcados con el estilo de siempre, del prebendario, del operador que está allí exclusivamente para el trabajo de base, de la falta de preparación, la negligencia y obsecuencia que caracterizan la función pública desde hace décadas.

      Pero el respaldo a la presión ciudadana y mediática sobre la transparencia para saber a ciencia cierta la situación de ese ejército de ciudadanos de primera, con salarios de primer mundo y capacidades de tercero –o cuarto incluso–, es un batacazo presidencial.

      Es importante, trascendente, fundamental. Marca el principio del fin del modelo clientelista y prebendario, busca torcerle el pescuezo al estilo que nos han impuesto y que nos ha mantenido anclados en el atraso, la obsolescencia y la incapacidad.

      La pregunta ahora es: ¿cómo mantenemos tamaño logro? Los de siempre lucharán denodadamente porque el estilo no se imponga, porque la transparencia siga siendo solo una utopía. Los medios podemos difundir la ignominiosa situación de los clanes familiares que maman de las tetas estatales, las bataclanas, mediocres e inútiles que se pasean en 4×4, los telefonistas, fotocopiadores y choferes que se ríen en mansiones principescas, pero aquello no pasará del plagueo.

      Los que tienen el poder de cambiar las cosas son los que se deben dar por notificados de que la ciudadanía espera –y es una tensa calma, no indiferencia– de que esta situación no continúe, que la semilla de transparencia que se plantó empiece a germinar, florecer, estallar. Que Paraguay tiene que tener su primavera transparente y exigir que la misma inunde la función pública con su ola de limpieza, para eliminar el putrefacto olor a ladrón que persiste en los pasillos de prácticamente todas las instituciones.

      Apoyemos la primavera transparente, transversal a los colores partidarios e intereses electorales. Refundemos las bases del Estado a fuerza de presión y control ciudadano. Iniciemos la revolución para la equidad, rescatemos valores como el estudio, la capacitación, el ingreso por concurso de oposición, la excelencia académica para el acceso a los cargos. Es imperioso para sobrevivir con las reglas de un mundo cada vez más exigente. Rescatémonos, paraguayos. Nosotros podemos.
      Atenatamnte

      • Bernardo dice:

        Dr. Meza Caballero. La primavera de la transparencia.

        Tras varios Artículos del Dr. Meza Caballero publicados en esta pagina web, referente a la Ley de Transparencia publica y años de esfuerzos conjuntos entre la sociedad civil y el Gobierno, el Paraguay hoy cuenta con la Ley 5282/14 “De libre acceso ciudadano a la información pública y transparencia gubernamental”, y su reglamentación respectiva, que han entrado en vigencia la semana pasada. Este gran logro es el resultado del compromiso de representantes de la sociedad civil y de la voluntad política de los tres poderes del Estado paraguayo, cada uno en el ámbito de sus competencias.

        Este esfuerzo genuinamente paraguayo contó con el liderazgo del Grupo Impulsor de Acceso a la Información (GIAI) y la participación de varios líderes de la transparencia en diversos foros, talleres y mesas de diálogo efectuados desde el 2004. La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) brindó asistencia técnica para posibilitar que este proceso altamente participativo produjera el marco regulatorio adecuado para asegurar el derecho a informarse, previsto en el artículo 28 de la Constitución Nacional paraguaya.

        La Ley de Acceso a la Información Pública es una ley vanguardista, que se adecua a los estándares internacionales en la materia. En ella se enfatiza que el acceso a la información es una garantía que el aparato estatal debe posibilitar y que informarse sobre los asuntos públicos es un derecho humano fundamental. La ley y su correspondiente reglamento enfocan las obligaciones del Estado desde una doble perspectiva. Por un lado, se determinan qué informaciones mínimas deben ser divulgadas sin necesidad de que sean solicitadas. Es lo que se entiende como transparencia activa. Por otro lado, se detallan las condiciones a ser respetadas por las instituciones públicas para proveer la información que el ciudadano requiera. Asimismo, se pone a disposición de la ciudadanía y de las instituciones públicas el Portal Unificado de Información Pública, una herramienta que permitirá que el derecho de acceso a datos de entes públicos pueda efectuarse de manera ágil y simple.

        Impacto de la Ley

        Con esta nueva normativa se sientan las bases para que la ciudadanía tenga las herramientas para participar de manera responsable en las decisiones del Gobierno. Esta ley llega en un momento muy oportuno en donde los paraguayos de todas las edades viven una “primavera de la transparencia” y un “despertar ciudadano” sin igual. Estas oportunidades no se dan todos los días y hay que aprovecharlas.

        ¿Cuáles son los derechos de mis hijos en cuanto a la merienda escolar, ¿qué es exactamente lo que deben recibir? ¿Cómo se administran los aportes que serán utilizados para mi jubilación? ¿Qué programas de asistencia tienen los ministerios dentro de mi comunidad? ¿Cómo se invierten y priorizan las inversiones municipales? ¿Quiénes son los proveedores del Estado y cómo puedo presentarme a una licitación para vender mis productos?

        Solicitudes de información sobre estos temas y otros no solo serán el reflejo del ejercicio de un derecho humano, sino que también generarán los incentivos para que las instituciones públicas y sus funcionarios demuestren que trabajan a favor de sus mandantes. Esto representa una oportunidad para el sector público paraguayo de demostrar su profesionalismo, de dignificarse y de acercarse a sus principales beneficiarios.

        El Programa de Democracia y Gobernabilidad de Usaid y el Centro de Estudios Ambientales y Sociales (Ceamso) continuarán brindando asistencia técnica para posibilitar la implementación de la ley y alcanzar las bondades de la misma.

        En tal sentido, se apoyarán los esfuerzos institucionales llevados adelante por el Poder Judicial y por instituciones del Poder Ejecutivo, como el Ministerio de Justicia, la Senatics y la Senac, entre otras, para dinamizar el uso de herramientas como el Portal Unificado de Información Pública. Esto se combinará con la asistencia técnica brindada en materia de gobierno y datos abiertos, donde se apoya a instituciones tales como la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas, el Ministerio de Educación y Cultura, y la Secretaría de la Función Pública, entre otras. Asimismo, se seguirán fortaleciendo los canales de interacción entre gobierno y sociedad civil que puedan generar mejoras en las políticas públicas. El pueblo paraguayo tiene una oportunidad única de construir un país mejor y todos, Gobierno y ciudadanía, deben participar en este proceso.
        Atentamente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: